publicidad

Silencio en el Walmart donde trabajó el hispano vinculado con el ataque en San Bernardino

Silencio en el Walmart donde trabajó el hispano vinculado con el ataque en San Bernardino

Silencio en torno a la figura de Enrique Márquez Jr., quien compró las armas usadas en la masacre de San Bernardino

Cómplice de la masacre en San Bernardino es interrogado por el FBI Univision

El joven hispano que según el FBI compró los rifles de asalto usadas por Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik en el ataque terrorista en San Bernardino la semana pasada fue empleado de un Walmart ubicado en la calle McKinley, en la ciudad de Corona, según pudo confirmar hoy Univision Noticias.

Enrique Márquez Jr., tenía licencia de guardia de seguridad y habría trabajado en ese establecimiento localizado a menos de 7 millas de su domicilio en Riverside, donde hoy sus allegados evitaban hacer comentarios a la prensa.

El silencio respecto a lo ocurrido reina también en Walmart. Allí sus empleados han sido instruidos para no hacer declaraciones a los medios de comunicación, si bien una trabajadora comentó a Univision que sí conocía a Márquez, aunque no había tenido apenas trato con él, más allá de conversaciones breves. 


Walmart donde trabajó Enrique Márquez Jr.
Walmart donde trabajó Enrique Márquez Jr.

Los clientes desconocían también la posible vinculación de uno de los antiguos empleados de aquel establecimiento con la masacre de San Bernardino. 

En estos momentos Márquez, que habría comprado las armas hacía al menos tres años, no es considerado un sospechoso y se cree que ignoraba los planes de quien fuera su amigo, Farook, y su mujer, Malik. El joven ingresó en un centro psiquiátrico tras el ataque del pasado miércoles, pero ya lo abandonó y fue interrogado por el FBI que, hasta el momento, ha omitido cualquier tipo de valoración oficial sobre la relación de Márquez con lo sucedido en San Bernardino. 

“You are not welcome”


Centro de tiro advierte que la prensa no es bienvenida
Centro de tiro advierte que la prensa no es bienvenida

No muy lejos de ese Walmart, el centro de prácticas de tiro Daves Gun & Archery Range, se cerraba a cal y canto ante la prensa que trataba de averiguar cuándo y cómo Farook y Malik perfeccionaron su técnica de disparo con el fin de perpetrar la masacre. 

Los señalados como artífices del ataque habrían recurrido a otros locales de entrenamiento, como Riverside Magnum Shooting Range el 29 y el 30 de noviembre, según publicó New York Post. Un empleado de ese centro de tiro declaró escuetamente al diario Los Angeles Times que Farook parecía una “persona normal”. Su padre lo describió como un "ángel" obsesionado con Israel y que simpatizaba con el Estado Islámico.

El FBI ha registrado el domicilio de Márquez así como el de  Farook y Malik, en este último hallaron 19 tubos que podrían haberse convertido en bombas. 

El relato oficial de los ataque terrorista señala que esa pareja, casada y con una niña de 6 meses, se había radicalizado y había estado planeando una acción como la que ejecutaron en el Inland Regional Center que causó la muerte a 14 personas y dejó heridas a otras 21

Poco a poco San Bernardino trata de recobrar la normalidad. Los departamentos del condado regresaron hoy a la actividad a excepción del área de Salud Medioambiental, en la que trabajaba Farook y a la que pertenecían las víctimas del atentado. 

Los ciudadanos celebraron hoy varias vigilias para recordar a los afectados por la masacre.


publicidad
Vigilia por víctimas de San Bernardino Univision
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad