null: nullpx
Univision Investiga

Ejecutivos de Pemex explican cómo operaban los sobornos en la petrolera

Univision Investiga tuvo acceso a 26 horas de grabación de exfuncionarios de Pemex, presentadas en un tribunal de arbitraje. Los audios de estas conversaciones detallan cómo operaban los sobornos en la petrolera.

*Este artículo ha sido actualizado para incluir la postura de Ricardo Villegas.
14 Oct 2019 – 1:28 PM EDT

Dos detectives privados contratados por la empresa de plataformas de perforación Oro Negro querían saber la razón por la que la petrolera oficial de México Pemex habría llevado a la quiebra a la firma tras la cancelación de cinco contratos millonarios.

¿Incompetencia?, ¿favoritismo?, ¿represalia por la arrogancia de algunos de sus socios?

Una grabadora escondida captó la explicación que dio José Carlos Pacheco, veterano directivo de Pemex, a detectives de la firma de investigaciones Black Cube, según audios obtenidos por Univision Investiga.

–Yo creo que más bien más que por orgullo es por el tema económico.

–¿Qué no tenían para pagarle a alguien?, pregunta la detective.

–Sí, claro.

–Pero para pagar coima, ¿no tenían plata?, pregunta la persona de Black Cube.

–Pacheco: No tenían plata.

–Detective: ¿Pero pierden la empresa por no pagar coima?

–Pacheco: Pues ese es el problema. Ese es el principal problema.

Esta conversación ocurrió en Ciudad de México el 23 de octubre de 2017, según las transcripciones aportadas a un tribunal internacional. Es solo una de casi 26 horas de grabaciones con las que Oro Negro pretende demostrar que empresarios mexicanos y extranjeros se confabularon con Pemex para quebrar a la compañía de alquiler de plataformas marinas pagando sobornos a funcionarios de la entidad oficial.

Las conversaciones grabadas ocurrieron entre septiembre y noviembre de 2017 en Ciudad de México, Londres y Nueva York, según una tabla de los funcionarios grabados, entregada al tribunal y obtenida por Univision. Fueron hechas por Black Cube, una compañía de espionaje con sede en Londres, contratada por los accionistas estadounidenses de Oro Negro.

Los audios permiten asomarse a una cultura de corrupción al interior del gobierno de México. En ciertos casos, los directivos de Pemex responden espontáneamente y ofrecen información no solicitada, pero en otros diálogos los investigadores de Black Cube no ocultan su ansiedad por poner en boca de los funcionarios mexicanos lo que ellos quieren oír.

Los detectives posaban como representantes de acaudalados inversionistas del Medio Oriente interesados en rescatar de la quiebra a Oro Negro y para ello querían enterarse de cómo operaba Pemex, explica un documento de 243 páginas que acompaña a las pruebas.

Oro Negro había sido fundada en 2009. La firma tuvo varios años de bonanza en el negocio de renta de plataformas autoelevables para Pemex. En 2017 entró a concurso mercantil al no lograr un acuerdo en la renegociación de las tarifas que recibía del gobierno mexicano por el alquiler de tres plataformas. La petrolera le canceló dos de los cinco contratos. En los documentos de la demanda, Oro Negro insiste en que Pemex era “su único cliente”.

"Este es un caso paradigmático de tratamiento injusto y discriminatorio, expropiación y represalia gubernamental, que llevó a la destrucción total de las inversiones de los demandantes", alega el documento.

Pacheco, quizás uno de los más locuaces de los funcionarios grabados secretamente, colaboraba con los supuestos inversionistas en espera de que se concretara una propuesta de una consultoría para navegar en la burocracia de la firma estatal, según lo refleja otra grabación. Al momento de las conversaciones trabajaba como funcionario de Pemex. Su último cargo fue el de coordinador de asesores de la dirección de Pemex Perforación y Servicios. Pacheco no ha dado hasta ahora explicaciones sobre el contenido de las conversaciones. Univision no ha podido localizarlo.

Un grupo de unos 40 inversionistas norteamericanos de Oro Negro presentó la semana pasada estas y otras pruebas en contra del gobierno de México en un tribunal internacional de arbitramento con sede en Canadá. Ellos alegan que se incumplieron normas del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica y de Naciones Unidas.

En México, cinco directivos de Oro Negro tienen órdenes de aprehensión por cargos de abuso de confianza y administración fraudulenta, luego de que la compañía fuera declarada en quiebra. Uno de los acusados en México es Alonso del Val Echevarría, quien está colaborando con las autoridades mexicanas y ha dicho que él nunca presenció que Pemex les pidiera coimas.

Según el memorando de pruebas presentado por los abogados de Oro Negro en el tribunal internacional, el gobierno de México y Pemex, “esperaban que Oro Negro pagara sobornos… para resolver las dificultades con Pemex’’.

El año pasado, cuando la firma legal que representa a Oro Negro, Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan, LLP, con sede en Washington, anunció la presentación de estas pruebas, Pemex rechazó las acusaciones.

"Los hechos desmienten dicha versión, ya que en 2016 y 2017, Pemex ofreció los mismos términos a Oro Negro que a muchos otros proveedores de plataformas petroleras. Sin embargo, las otras compañías aceptaron los términos planteados por Pemex, mientras que Oro Negro decidió no hacerlo. En resumen, Pemex niega cualquier discriminación contra Oro Negro", anunció la petrolera mexicana en un comunicado.


El mecanismo

En las grabaciones se escucha a ex funcionarios de Pemex explicando cómo funciona el mecanismo de los sobornos dentro de la compañía y la forma como los funcionarios beneficiados ocultan el rastro de los pagos.

A la pregunta de uno de los detectives sobre el método para limpiar los sobornos, Pacheco explica:

"Hay algunos que se arriesgan a tomar en efectivo, y otros que a través de diferentes empresas lo van permeando".

El funcionario agrega: "O sea, muchas de las ocasiones lo que sucede es que te dicen, bueno, pues en este contrato a lo mejor va el 15 por ciento, el 10 por ciento, el dos por ciento... dependiendo de los montos, ¿no? Y entonces lo que existe por otro lado son empresas de consultoría o empresas que prestan servicios a la otra compañía y ahí te van facturando".

De acuerdo con la misma grabación del 23 de octubre de 2017, Pacheco explica que un funcionario llamado Froylán era “el mastermind de las finanzas externas’’ del entonces director de Pemex, Emilio Lozoya. Según la demanda, se refiere a Froylán Gracia Galicia, quien fue coordinador de la dirección general de Pemex de 2012 a 2016. Gracia no respondió mensajes de Univision.

"Entonces él [Froylán] por ejemplo llegaba una compañía y le decía: ¿Pues quieres hablar con el director? 50.000 dólares, 100.000 dólares… Nada más para conseguir la cita", explicó Pacheco.

Según el funcionario, una compañía china se quejó de la práctica.

El espía le preguntó si alguna compañía pagaba esas cantidades, a lo que Pacheco asintió.

"¿50.000 dólares por una entrevista con el director?", insistió el detective.

"Sí", respondió Pacheco antes de explicar el caso de una empresa que lo hizo y ganó un contrato.


"Froylán era el que le hacía las tareas a Emilio. Él recibió los millones de dólares... Y él cobraba las citas", dijo luego Pacheco.

El espía le preguntó a Pacheco si valía la pena reunirse con Froylán.

"Es mal visto", afirmó el entonces funcionario. "Yo creo que no valdría la pena. Es una persona que te va a cobrar hasta por sentarse con él a comer. Y no necesariamente te va a dar soluciones".

En otra conversación, de septiembre de 2017, el detective de Black Cube pregunta a Sergio Guaso Montoya, quien había sido subdirector de planeación estratégica de Pemex, si “pagar para recibir contratos” era una práctica “usada y común”. Guaso no contestó mensajes ni llamadas de Univision en su oficina.

–Una empresa ofrece al punto de contacto algún tipo de remuneración para recibir mejores condiciones. ¿Sí? –preguntó la persona de Black Cube.

–Sí, sí, ocurre –respondió Guaso.

Un mes más tarde, en otra reunión con los detectives, Guaso y Pacheco explicaron que el dinero de los supuestos sobornos se sacaba a través de otras empresas.

–Tienes una empresa, ella te presta servicios, te factura... en el recurso, pagan impuestos y listo –explicó Pacheco.

El detective preguntó si alguien que trabaja en Pemex podía tener una empresa. Pacheco respondió.

–No, por eso son terceros.

–Su nombre nunca aparece –apuntó Guaso.

–No. En alguna ocasión apareció una persona registrado como accionista de uno de los empresarios en una de las empresas de uno... Y lo identificaron y lo sacaron de la empresa, lo corrieron –terció Pacheco.

Lozoya se encuentra actualmente sujeto a investigación penal, está prófugo de la justicia y tiene una ficha de búsqueda de Interpol. Su abogado en México, Javier Coello, dijo que no tiene nada que ver en el caso de Oro Negro y no han sido requeridos ni llamados por las autoridades.

Contratos “platicados”

Otro ejemplo citado por Pacheco tiene que ver con la dependencia Aguas Someras de Pemex. Según él, ningún contrato era aprobado si el interesado “no hubiera platicado” con el hijo del operador de esa dependencia. Aguas Someras era dirigida en el momento del que habla la conversación por Ricardo Villegas.

Él dijo a Univision que en más de 30 años de trabajo en Pemex nunca aceptó ni recibió instrucciones de negociar contratos con sobornos. "Niego estas acusaciones, en el pasado fui investigado por la Función Pública y tengo un expediente limpio", dijo.

Los demandantes señalan que mientras Pemex les hacía la vida imposible, los funcionarios de la empresa oficial favorecieron a las firmas Seamex, Seadrill y Fintech, que competían en el alquiler de las perforadoras marinas. Como respaldo a ese argumento, Oro Negro presentó una grabación secreta con Gustavo Escobar Carré, quien trabajó en Pemex entre 20013 y 2016, y era el Jefe de Procura.

"Hoy en México, ya no hay perforadores extranjeros trabajando con Pemex, todos los sacaron de allá [inaudible] todos salvo Seadrill, verdad. Seadrill es el único, porque sus contratos están protegidos", explicó Escobar en una reunión en Ciudad de México el 26 de octubre de 2017, según los documentos de transcripción de las conversaciones.

"Tienen una cláusula diferente al resto, es una cláusula que, es una práctica a nivel mundial, ¿no? Pemex siempre ha ejercido su poder: Yo soy Pemex y si alguien quiere en México pues es conmigo", agrega Escobar.

Los inversionistas de Oro Negro alegan que, para lograr esta situación privilegiada, "los funcionarios de Pemex aceptaron sobornos de Seadrill, Fintech y/o Seamex a cambio de los términos preferenciales del contrato contenidos en los Contratos de Seamex", dice la demanda.

Jay Aulander, abogado de las firmas calificó de “falsas y sensacionalistas", las acusaciones de Oro Negro, en una entrevista con Univision. El abogado anotó que el lenguaje del documento de pruebas afirma que las grabaciones “indican’’ que ocurrieron sobornos, pero no lo sostiene en forma directa afirmando que de hecho se realizaron.

Las conversaciones grabadas por Black Cube se hicieron en sitios públicos, generalmente en restaurantes de Ciudad de México, entre conversaciones de vinos y chistes de cajón de los detectives con los funcionarios de Pemex.

Las voces de los detectives parecen distorsionadas, pero es evidente que se trata de suramericanos. Black Cube, fundada en 2012, está compuesta en su mayoría por ex miembros de los servicios de inteligencia de Israel.

La firma de abogados que representa a Oro Negro sostuvo en el memorial de pruebas que no se violaron normas al obtener secretamente las voces de los funcionarios, por cuanto México es un país en el que no se requiere el consentimiento de una persona para ser grabada.

RELACIONADOS:Univision InvestigaSobornosMexicoJuicios Petróleo
Publicidad