null: nullpx

“Mi bebé murió antes de nacer”: Michelle Galván relata el momento más doloroso de su vida

A sus 31 años, nuestra presentadora Michelle Galván siente que su vida profesional está colmada de bendiciones. Sin embargo, en el ámbito personal le falta cumplir su sueño más anhelado: ser madre.
1 Mar 2019 – 06:00 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Desde muy joven, Michelle Galván supo que sus posibilidades de ser madre eran muy pocas. Un especialista le dijo que la endometriosis avanzada que sufría la dejaba con tan solo un 3% de posibilidades de quedar embarazada. Pero Michelle, quien desde pequeña creyó en Dios, se aferró a su fe para seguir luchando por su sueño.

En 2017, mientras reportaba sobre uno de los huracanes que azotó Estados Unidos, se encontró con una imagen de un santo que no conocía. Su camarógrafo le dijo que era San Lázaro y, desde aquel momento, Michelle tuvo una conexión especial con él.

Le rezó muchas noches para conseguir quedarse embarazada y poco después sus plegarias fueron escuchadas. Michelle iba a ser mamá y a los tres meses supo que llevaba en su vientre a un niño a quien, junto a su marido Fernando, decidieron llamar Lázaro.

Todo estaba listo para recibir al pequeño Lázaro y para compartir la noticia con la audiencia de Primer Impacto pero, un día antes de hacer pública la noticia, Michelle comenzó a sentirse mal y perdió el bebé. Estaba a punto de cumplir los seis meses de embarazo.

Cargando Video...
Michelle Galván narra cómo se recuperó tras perder a su bebé a los seis meses de embarazo

“Caí en una depresión y tuve que tener un psicólogo para salir de esa depresión. Por eso me ausenté de Primer Impacto”, aseguró Michelle.

En aquel difícil momento, estuvo a punto de perder la fe. Le reprochaba a Dios que se había llevado a su hijo. Y en el momento más bajo asegura que algo increíble ocurrió.

“Abrí la Biblia y todo se me vino encima. Lo primero que vi fue la ilustración de Lázaro cuando Dios lo estaba recibiendo”, contó nuestra presentadora.

Pero el 2018 todavía le deparaba una sorpresa más. Poco después de perder a Lázaro, la felicidad regresó al hogar de Michelle cuando supo que estaba embarazada de una niña. Pero la alegría duró poco porque otra vez sufrió un aborto.

A pesar de las batallas perdidas, Michelle se mantiene inquebrantable ante su sueño de ser madre. Asegura que contemplan la posibilidad de adoptar, entre otras opciones para ser padres. Con su testimonio, Michelle espera ayudar a las mujeres que como ella tienen dificultades para quedarse embarazadas.


Reacciona
Comparte
Publicidad