null: nullpx

Este pequeño necesita ayuda para sonreír por primera vez. Nació con un síndrome que le paralizó el rostro y debe ser operado

Albina Ibáñez dejó todo en Perú y llegó a Estados Unidos con el propósito de darle una vida normal a Nicolás, su hijo de 3 años que sufre del Síndrome de Moebius que le ha congelado el rostro. Pide ayuda para costear las cirugías que requiere su pequeño.
24 Nov 2020 – 08:18 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Nicolás tiene tres años y nunca ha podido sonreír. Desde que nació ha pasado sus días entre cirugías y terapias para tratar de revertir el Síndrome de Moebius con el que nació en Perú, mientras su madre lucha intensamente por combatir la extraña enfermedad que le ha paralizado el rostro.

Este raro desorden que provoca una parálisis facial debido a la falta de desarrollo de nervios en el cerebro es también conocido como la enfermedad de 'la vida sin sonrisas'.

“Yo detecté que había cosas extrañas con mi hijo (…) su cuerpo era flácido”, explica a Primer Impacto Albina Ibáñez, que ha visto el deterioro de la salud de su hijo a pesar de que muchos especialistas en su país le dijeron que Nicolás no presentaba padecimiento alguno.

Ibáñez sufre por ver la carita de su pequeño congelada sin poder expresar emoción, sin saber si está triste o contento “porque no hay felicidad más grande para nosotras (las madres) que ver a nuestros hijos sonreír”, precisó.

Por eso, partió de Perú con Nicolás y sus otros dos hijos con la única esperanza de encontrar un tratamiento que ayudara. Así llego a Miami, con el único propósito de ayudar a Nicolás e iniciar el tratamiento necesario para intentar revertir la enfermedad.

Sin embargo, Ibáñez necesita ayuda de la comunidad para solventar los fuertes gastos de su travesía y de las cirugías clave que requiere Nicolás con urgencia, antes de que siga creciendo y los daños causados por el síndrome resulten irreversibles.

'Una sonrisa para Nico'

La movilización de Ibáñez en redes sociales con la página 'Una sonrisa para Nico' ha cautivado a miles de personas. Ahora, dos cirugías en el rostro, otra en los ojos y una más en los dientes, pueden darle un final feliz a una historia de perseverancia.

“El Síndrome de Moebious puede provocar en niños graves afectaciones psicológicas que duran toda la vida”, explicó el cirujano plástico de California Andre Panossian, uno de los pocos especialistas que ha ayudado a devolverle sonrisas a los pacientes afectados por esta enfermedad y que ahora anhela socorrer a Nicolás.

Por eso, Ibáñez pide ayuda para poder trasladarse a Los Ángeles y que el doctor Panossian realice las complicadas operaciones para que su hijo pueda expresase, comer y vivir como merece. “Le va a unir los nervios con los músculos, para que Nicolás pueda superar esta parálisis facial bilateral, y le va a dar la oportunidad de sonreír”, aseveró la madre.


Ibáñez recuerda la vez que escuchó a una madre enojada pedirle a un niño que se callara, cuando ella lucha para que su hijo pueda hablar. “Por eso invita a todos las madres a que sean felices escuchando a sus hijos y verlos sonreír (…) y pedirles que por favor se solidaricen con nosotros”.

Si quieres ayudar a Albina y al valiente Nicolás para que tengan una vida llena de sonrisas puedes hacerlo de diferentes maneras:

Contactos:

Celular de Albina Ibáñez Ramírez, madre de Nicolás: 6262687012
Redes sociales: @unasonrisaparanicolas
Gofundme: Nico & his journey with Moebius Syndrome.
https://www.gofundme.com/f/nico-amp-his-journey-with-moebius-syndrome

Donaciones en Estados Unidos:

Cuenta en Banco Citibank: 42016472138
Router: 322271724
Albina Ibañez Ramirez
Zelle: Albina Ibañez Ramirez
Paypal al correo: albiibanez18@gmail.com


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés