null: nullpx

Maripily confiesa entre lágrimas: "Estoy viviendo el momento más difícil de la vida"

La modelo y empresaria puertorriqueña no puede dejar de llorar, pues jamás se preparó para lo que acaba de ocurrirle y se siente más "sola" que nunca.
16 Ago 2017 – 2:19 PM EDT

Si alguien ha conocido el dolor de cerca esa es la modelo y empresaria puertorriqueña Maripily Rivera, quien ha logrado sobreponerse a diversas dificultades en la vida para salir adelante junto a su único hijo, José Antonio García, mejor conocido como Joe Joe.

Sin embargo, en las pasadas horas, Maripily ha enfrentado un sentimiento desconocido; tiene el alma desgarrada de dolor pues por primera vez enfrenta una larga separación de Joe Joe. El adolescente fue aceptado en un centro especializado en tenis, en Orlando, Florida, donde quedó internado para pulir sus destrezas en el deporte al tiempo que completa sus estudios de escuela superior.

Sin poder contener el llanto, Maripily recordó lo importante que ha sido su relación con el pequeño, con quien siempre ha estado. "Joe Joe llega a mi vida en un momento difícil, que fue cuando mi mamá (Pilar Borrero) murió, me la atropelló un carro", recordó en entrevista con Univision Entretenimiento.


Así alivia Maripily Rivera sus lágrimas: mira sus fotos en la playa

Loading
Cargando galería

El adolescente, que nació prematuro, pesando 1 libra y 4 onzas, es descrito por Maripily como "mi todo... y se me va (...) Es como se te arrancaran una parte de tu corazón".

La fisiculturista sabe que otras madres han pasado por lo mismo, pero eso no mitiga su tristeza. "Yo no me preparé para que él se fuera tan temprano, no me preparé para esto. Es un golpe bien fuerte que me da la vida porque yo sabía que en algún momento se tendría que ir, pero no ahora, a los 16 años, se me fue antes", soltó con el rostro bañado en lágrimas.


"Mamá se queda sola. No es lo mismo levantarte y ver a tu hijo al lado tuyo o acostarte y darle su beso de buenas noches... Ahora me voy a tener que acostumbrar a verlo los fines de semana nada más y eso, si no se enamora, porque si se enamora entonces mamá vendrá siendo una segunda parte en su vida", lamentó.

Un poco más calmada, aseguró que ha dado el paso correcto, pues como madre tiene que dejarlo crecer, "no puedo trnchar sus sueños, ni cerrar su camino... Tengo que dejarlo que experimente y apoyarlo".

Publicidad