null: nullpx

Apenas los conocimos y ya hubo dos eliminados en el primer show de FFF

Galilea Montijo fue la madrina del show en el que ocho familias revelaron los secretos culinarios que han pasado de generación en generación. Tras dos retos en los que nos pusieron los nervios en punta, dos familias fueron despedidas.
22 Jul 2019 – 10:34 PM EDT

Los fogones de Familias Frente al Fuego por fin se encendieron. La presentadora, Inés Gómez Mont, dio la bienvenida a los reconocidos chefs mexicanos: Carlos Gaytán, Belén Alonso y Antonio de Livier, quienes se encargarán de evaluar los platillos que las ocho familias competidoras prepararán durante las próximas seis semanas.

La madrina de la emisión fue la presentadora Galilea Montijo, comadre de Inés: “Sólo estoy aquí para desearle lo mejor en esta nueva etapa, a ella y a todas las familias que el echen ganas. Les irá increíble”, dijo Gali después de encender el switch que marcó el arranque de esta primera temporada.

El traje de Inés Gómez Mont en el estreno de FFF (el mismo que usó en la fiesta de uno de sus hijos)

Loading
Cargando galería


Para este primer reto, los participantes se dividieron en dos grupos de cuatro, que se instalaron en cada una de las cocinas instaladas en el majestuoso set de televisión. Los contrincantes debieron cumplir un primer reto: mostrar un platillo típico de su región, para evitar salir de la competencia.

Las primeras familias en enfrentarse fueron los Vásquez, las Bárcenas, las EK y los Gudiño. Fue al comenzar el reto que pudimos conocer a los integrantes de cada familia

Los jueces tenían grandes expectativas en este grupo, pues señalaron que la gastronomía de Oaxaca y la de origen maya son de las más ricas que tiene México.

Así fue el encuentro entre Inés Gómez Mont y Galilea Montijo en el primer show de FFF

Loading
Cargando galería


Los Vásquez decidieron preparar una tlayuda de chapulines (insecto que la presentadora, Inés Gómez Mont, se atrevió a probar por primera vez, "no sabía si comérselo o ponerle nombre", dijo Toño). A pesar de tratarse de un plato típico de Oaxaca, los jueces consideraron que había sido algo muy sencillo; aseguraron que no se arriesgaron.

Quienes se llevaron las mejores críticas fueron las Barcenas. Su sopa de calabaza, enchiladas potosinas y la capirotada llevaron a los jueces a casi acabarse el plato fuerte. Toño quedó fascinado y celebró que las competidoras hubieran permanecido todo el tiempo de tan buen humor.

Saltamontes, el ingrediente secreto de los Vásquez

Loading
Cargando galería


Directamente desde Mérida, las EK prepararon cochinita Pibil, en olla exprés, lo cual resultó bastante complicado "porque nosotras no cocinamos con estos utensilios”, dijeron. Los jueces lo notaron, y señalaron que a la carne le faltaba cocción y al adobo, sabor. Los Gudiño guisaron un chile en nogada que, aunque dejó sorprendidos a los chefs internacionales por la particular (y brusca) manera de emplatarlo, al final obtuvo buenas críticas.

Fueron precisamente las familias de Oaxaca y Yucatán las que no superaron esta prueba y debieron volver a enfrentarse a un reto.

Cocinar con gas y sin trastes de barro, el principal reto para la familia Ek

Loading
Cargando galería

En el segundo grupo participaron los Nahum, las Merino, los Wong y los Toledo. Los primeros permanecieron serenos en todo momento; las segundas arrancaron con una oracion y después tuvieron algunos problemas con la olla express (que los jueces creyeron les explotaría), los terceros cantaban y hasta bailaban mientras preparaban sus platillos, y los últimos aseguraron que no cantaban ni bailaban, pero se divierten cocinando", explicaron.

Los jueces probaron cada platillo. A pesar de no haber calificaciones, el chef Antonio calificó con 6 la birria de las Merino, su postre tampoco fue el mejor, “tiene sabor a huevo”, dijo la chef Belén. El chef Carlos, por su parte, llamó la atención de los Wong por no refrigerar el ceviche de camarón y por o esforzarse: su entrada y plato fuerte tuvieron como base el camarón. Esto llevó a ambas familias al siguiente reto, que debían conquistar para librarse de la eliminación.

Los Toledo conquistaron a los jueces (y a Inés) en su primer reto

Loading
Cargando galería


Los Nahum y los Toledo recibieron buenas críticas.

Para seguir en la competencia, las Merino, los Wong, las EK y los Vásquez se enfrentaron en otro reto: debieron preparar huevos poché, huevos tibios y huevos nube. La encargada de enseñarles a prepararlos fue la chef Belén Alonso, quien mostró la mejor técnica.

Tras una dura decisión, Inés Gómez Mont anunció los nombres de las familias a las que los jueces habían decidido eliminar: los Wong y las Ek. Fueron las familias de Mérida y Sinaloa las que debieron abandonar la competencia. Las EK cerraron su participación en el reality show diciendo: “Agradecemos que pudimos viajar en avión por primera vez y aprender a cocinar con estos utensilios”.

Más contenido de tu interés