null: nullpx

Francisca y Alan lloraron en pleno show, pero les ayudó a amarse tal como son

Revive todo lo que pasó en Despierta América cuando Francisca Lachapel y Alan Tacher abrieron su corazón y expusieron sus emociones en 'La Terapia del Espejo".
12 Jul 2017 – 04:22 PM EDT

Un momento conmovedor, donde las lágrimas se hicieron presentes, fue el que se vivió este mañana en Despierta América, cuando Francisca Lachapel y Alan Tacher aceptaron participar en la 'Terapia del espejo'. Un ejercicio en el que nuestros conductores, guiados por 'la coach del pueblo' Sheila Morataya, abrieron su corazón y con valentía expusieron sus emociones frenta a las cámaras.

Una terapia que consiste en pararse frente a un espejo y autodescubrirse como un ser único e irrepetible, lo cual no resultó nada fácil para Francisca Lachapel, que luego de conectarse con su ser interior, inmediatamente rompió en llanto y no pudo responder a la pregunta de ¿Quién eres frente al espejo?

"No puedo, no puedo", expresaba Francisca Lachapel, mientras Sheila Morataya le pedía que mirara a ese ser único, irrepetible y talentoso que estaba frente a ella.

Palabras que conmovieron a todos en el estudio, que aplaudieron la fortaleza de Francisca Lachapel, que finalmente venció sus emociones y se vio como "una mujer valiente, luchadora, que tiene miles de miedos, que ama a su familia", y que pudo gritar desde el fondo de su corazón "Soy única e irrepetible".


EN FOTOS: Así fue el cara a cara de Francisca Lachapel y Alan Tacher con ellos mismos

Loading
Cargando galería

El turno de Alan Tacher llegó y un poco temeroso nuestro conductor, aceptó reflejarse frente al espejo y responder a la pregunta sobre lo que necesitaba ese hombre que estaba viendo.

"Necesita a veces que lo entiendan, que lo comprendan, necesita a veces aceptación, por qué no", comenzó diciendo. Agregando que si pudiera hacer algo para cambiar este mundo "haría lo que hago todos los días, o lo que trato de hacer todos los días, tanto en mi trabajo, como padre, como esposo, ser lo mejor en cada uno de los ámbitos que hago".

Intentando mantener el control y sacando fuerza de su yo interno, Alan habló, con lágrimas en los ojos, de esas lecciones que su padre le ha inculcado y el amor que le enseñó a dar a todos los que le rodean.

"Mi papá me inculcó mucho amor y eso es lo que yo trato de hacer, transmitir ese amor hacia las demás personas, me transmitió ese buen humor que siempre tiene y creo que soy muy parecido a él".

NO TE QUEDES SIN VER LA TERAPIA COMPLETA DE ALAN TACHER:


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:


Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.