null: nullpx
Control de Armas

"La violencia de las armas es una epidemia": Biden anuncia medidas para restringir 'armas fantasma' y otros dispositivos

Biden también postula a David Chipman para dirigir la Oficina reguladora de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, un despacho clave en el combate a la violencia por armas de fuego que ha estado durante varios años con liderazgo interino.
8 Abr 2021 – 12:26 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El presidente Joe Biden anunció este jueves el primer paquete de medidas desde que asumió el poder destinadas a reducir la violencia ocasionada por las armas de fuego.

"La violencia por armas de fuego en este país es una epidemia. Y tiene que parar", dijo Biden al anunciar los decretos en los jardines de la Casa Blanca y haciendo hincapié en que es un tema que es una vergüenza internacional para el país.

"Nada, nada de lo que estoy a punto de recomendar afecta de ninguna manera a la Segunda Enmienda. Son argumentos falsos que sugieren que estos son los derechos de la Segunda Enmienda y que están en juego. Pero ninguna enmienda, ninguna enmienda a la Constitución es absoluta", dijo.

El mandatario indicó que un promedio de 106 estadounidenses mueren cada día por arma de fuego y cientos más resultan heridos.

Para ilustrar el problema, Biden relató que el mes pasado durante el periodo transcurrido entre un incidente que dejó ocho personas baleadas en Georgia y otro en el que murieron 10 personas en Colorado, ocurrieron otros 850 incidentes con armas de fuego que dejaron 250 fallecidos y 500 heridos.

Biden dijo que las medidas de este jueves son las iniciales porque son adoptadas vía ejecutiva sin necesidad de la intervención del Congreso. Señaló que planea acciones adicionales en el futuro.

Biden anunció un decreto que ordena al Departamento de Justicia emitir en 30 días nuevas reglas para detener la proliferación de armas de fuego sin número de serial porque fueron fabricadas de forma artesanal (conocidas en inglés como ghost guns).

Aún es legal

Actualmente es legal construir un arma de fuego en casa o en un taller y la ley federal no exige revisar antecedentes de quien desee comprarlas.

La agencia AP reportó que las autoridades federales han advertido durante años sobre un mercado negro creciente de armas de fuego estilo militar de fabricación casera, las cuales aparecen vinculadas a cada vez más delitos y suelen ser las preferidas de bandas criminales por la dificultad para rastrearlas al no tener número de serial.

Biden también postuló a David Chipman para dirigir la Oficina reguladora de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés), un despacho clave en el combate a la violencia por armas de fuego que ha estado durante varios años con liderazgo interino.

Chipman es un explosivista que se desempeñó durante 25 años como agente de ATF y posteriomente asesoró a Giffords, una organización que busca un control más estricto a las armas de fuego.

Durante su periodo en la ATF, integró el equipo investigador del primer bombazo contra el World Trade Center en Nueva York en 1993 y de la explosión en Oklahoma City en 1995.

La última vez que el Senado confirmó a un director de la ATF fue en 2013. El Senado est´´a en este momento aún más dividido que entonces, y los demócratas necesitan al menos 10 votos republicanos no solamente para confirmar a Chipman sino para adoptar cualquier legislación sobre armas.

La Cámara de Representantes adoptó el mes pasado dos proyectos de ley para aumentar la revisión de antecedentes a compradores de armas de fuego. Pero la bancada republicana mantiene una oposición en bloque contra cualquier medida que restrinja el uso de armas de fuego en un Senado dividido 50-50.

Biden mantiene como prioridad legislativa un ambicioso programa para reconstruir la infraestructura nacional.

En otro decreto, Biden da 60 días al Departamento de Justicia para emitir reglas para tipificar como fusiles de cañón corto a las pistolas equipadas con soporte estabilizador. La designación requiere que el portador obtenga una licencia federal y pague un impuesto de $200.

Peticiones

Un centenar de legisladores demócratas le habían enviado a Biden una carta la semana pasada pidiéndole que regule los fusiles ocultables de asalto.

"La facilidad para ocultarlas y su capacidad de usar municiones capaces de penetrar chalecos antibalas convierten a estas armas de fuego especialmente peligrosas en nuestras calles y para nuestros policías", escribieron los congresistas integrantes de la comisión para prevenir la violencia por armas de fuego.

Otro decreto pide al Departamento de Justicia emitir en 60 días un modelo de legislación que pueda ser adoptada por los estados para impedir temporalmente el acceso a armas de fuego a personas que atraviesan una crisis, leyes conocidas en inglés como red flag.

Biden expresó su expectativa de que el Congreso adopte una ley red flag de ámbito federal, la cual dijo que podría tener un gran impacto para reducir el índice de mujeres asesinadas con arma de fuego por su pareja, el cual se ubica actualmente en 53 al mes.

Otra medida consiste en ordenar a cinco agencias federales implementar cambios a 26 programas diferentes para promover iniciativas de intervención en comunidades afligidas por la violencia con armas de fuego.

Por último, el Departamento de Justicia emitirá un reporte anual sobre tráfico de armas de fuego, para actualizar la edición más reciente publicada en el año 2000.

Organizaciones propulsoras de mayores restricciones al uso de armas de fuego habían criticado a Biden por no reaccionar rápidamente tras balaceras recientes en Colorado, Georgia y California.

Activistas como John Feinblatt, presidente de la organización Everytown for Gun Safety, aplaudieron las medidas adoptadas por Biden.

"Cada una de estas acciones ejecutivas comenzará a bordar la epidemia de la violencia por armas de fuego que se ha exacerbado durante la pandemia, y comienza a cumplir la promesa del presidente Biden de ser el presidente más comprometido con el control de armas en la historia del país", dijo Feinblatt a la agencia AP.

"No necesito esperar otro minuto, mucho menos otra hora, para adoptar medidas de sentido común que salven vidas en el futuro", dijo Biden el mes pasado tras una balacera en Colorado.

Durante su campaña electoral, Biden prometió darle prioridad a medidas específicas para el control de armas tales como legislación para revisión de antecedentes a los compradores de todas las armas de fuego, prohibir la venta de armas de fuego por internet y la venta de fusiles de asalto.

Con información de The Associated Press.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés

Default

Default