Huracán María

Datos contradictorios obligan al gobernador de Puerto Rico a anunciar una investigación de los muertos por el huracán

Rosselló ordenó revisar la cifra oficial de muertes atribuibles a María, que hasta el momento había ascendido a 64, en respuesta a varios reportes de que la cifra actual podría ser de cientos o hasta mil fallecidos.
18 Dic 2017 – 12:37 PM EST

El gobernador de Puerto Rico ordenó a autoridades de salud y seguridad investigar de manera “minuciosa” cada una de las muertes registradas en la isla desde el paso del huracán María, ante la sospecha de que los fallecimientos provocados por el ciclón son muchos más que los 64 confirmados oficialmente.

Además, mandó a que se forme un panel de expertos "para examinar nuestros procesos actuales de certificación (de muertes), de modo que podamos mejorarlos en el futuro".

En su anuncio, el gobernador Ricardo Rosselló hizo alusión a informes de prensa que han cuestionado la cifra de muertes a causa de María ofrecidas por el Gobierno, el más reciente del Centro de Periodismo Investigativo (CPI) que indica que durante los primeros 40 días de la emergencia provocada por María, en Puerto Rico se registraron casi mil muertes más a las reportadas durante el mismo período en 2016.

El reporte establece que el aumento en decesos fue tan significativo que amerita, por lo menos, una investigación sobre las causas de los fallecimientos para esclarecer si fueron provocados por el ciclón.

“Hemos recibido un análisis de noticias recientes sobre la cantidad de muertes relacionadas al huracán, que alegan pueden ser más altas que el número oficial certificado hasta la fecha. Esos informes noticiosos utilizaron los datos que proveyó el Registro Demográfico de Puerto Rico, no obstante el Gobierno necesita investigar si el aumento de las muertes se relaciona directa o indirectamente al huracán María”, dijo Rosselló.

Otros medios también han cuestionado la cifra del gobierno. En noviembre, por ejemplo, CNN estimó que la cifra actual se acercaba a 500, basándose en entrevistas con empleados en un centenar de funerarias en la isla. Por otro lado, el diario The New York Times estimó que la cifra real podría acercarse a cerca de 1,000 fallecidos.

Ahora la tarea de investigar las muertes quedará en manos del Registro Demográfico y del Departamento de Seguridad Pública (DSP), que dirige el comisionado Héctor Pesquera.

Pequera ha dicho que nunca se sabría con exactitud cuántas personas fallecieron por el ciclón en la isla. Recientemente, en una entrevista con el programa Jugando Pelota Dura, describió la cifra oficial de muertes como "los números que el gobierno puede ofrecer".

La polémica por la cantidad de muertos que María dejó en la isla hizo que la congresista demócrata Nydia Velázquez pidiera a la Oficina de Contraloría General (GAO) una revisión del total de víctimas. Un representante local, el popular Ramón Luis Cruz, pidió una pesquisa similar.

Tras las presiones por los informes de prensa que han cuestionado constantemente la cifra oficial dada por el gobierno, el DSP pidió el pasado 21 de noviembre a las funerarias de la isla que informaran de posibles muertes causadas por el ciclón para que la entidad investigara las circunstancias.

Según el informe del CPI, actualmente la vinculación de una muerte al ciclón depende casi exclusivamente de que un médico haga una anotación al respecto en el certificado de defunción del fallecido.

Pero se sospecha que otras personas pudieron morir por situaciones derivadas de la emergencia desconocidas por el médico certificador, como pacientes necesitados de ventiladores u oxígeno para vivir cuyo funcionamiento pudo haberse interrumpido por la falta de electricidad, personas diabéticas que no pudieron acceder a sus medicamentos o personas que necesitaban diálisis y no pudieron acudir a tratarse en hospitales sin energía, cerrados o en máquinas que no funcionaban.

Rosselló explicó que “cada vida es más que un número y cada muerte tiene información importante adjunta, así como un informe preciso de los hechos relacionados con su fallecimiento. Esa es la ley. Es necesario un proceso legal de certificación por un médico forense o un doctor, y cada familia merece que el caso de su ser querido sea examinado de manera independiente y exhaustiva”.

Publicidad