null: nullpx
Virus del Zika

Las lágrimas podrían ser otra ruta de transmisión del zika

La presencia de material genético del virus en las lágrimas también podría explicar el porqué algunos pacientes y fetos desarrollan problemas de la vista luego de haber sido infectados.
6 Sep 2016 – 6:45 PM EDT

Un grupo de investigadores encontraron que el zika puede vivir en los ojos e, incluso, identificaron material genético del virus en las lágrimas. Anteriormente el virus ya había sido detectado en la sangre, orina, semen, saliva y la leche materna.

Durante el experimento infectaron ratones adultos de una manera similar a la forma en que los seres humanos son infectados por los mosquitos: perforando su piel. Siete días después el virus apareció vivo en sus ojos.

"Nuestra investigación sugiere que el ojo podría ser un sitio donde el virus del Zika se puede acumular," comentó a Univision Noticias el doctor Michael S. Diamond, uno de los autores principales del estudio que fue publicado el martes en Cells Report por la Washington University School of Medicine en St. Louis.

Consecuencias

Los resultados podrían explicar porqué algunos enfermos de zika desarrollan complicaciones como la conjuntivitis o, más infrecuentemente, uveítis, que eventualmente podría conducir a la pérdida de la visión. También porqué un tercio de los bebés infectados en el útero tienen algún tipo de daño en el ojo en el nervio óptico o en la retina.


Cómo puede afectar el zika los ojos de los contagiados
No todos aquellos que contraen el virus tienen síntomas, pero estas pueden ser algunas de sus consecuencias en la visión.

Cuerpo ciliar

Retina

Vasos

Iris

Córnea

Coroides

Posibles secuelas del virus:

 

Uveítis: inflamación de la úvea, que está formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

Conjuntivitis: ojos enrojecidos e inflamación en la membrana que recubre el interior de los párpados.

Congestión en tejidos profundos que pueden causar cataratas.

Aumento de la presión ocular, una de las causas del glaucoma.

El ojo lagrimea más de lo normal.

Hipersensibilidad a la luz.

 

Cuerpo ciliar

Retina

Vasos

Iris

Coroides

Córnea

Posibles secuelas del virus:

 

Uveítis: inflamación de la úvea, que está formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

Conjuntivitis: ojos enrojecidos e inflamación en la membrana que recubre el interior de los párpados.

Congestión en tejidos profundos que pueden causar cataratas.

Aumento de la presión ocular, una de las causas del glaucoma.

El ojo lagrimea más de lo normal.

Hipersensibilidad a la luz.

 

Posibles secuelas del virus:

Cuerpo ciliar

Retina

Uveítis: inflamación de la úvea, que está formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

Conjuntivitis: ojos enrojecidos e inflamación en la membrana que recubre el interior de los párpados.

Congestión en tejidos profundos que pueden causar cataratas.

Aumento de la presión ocular, una de las causas del glaucoma.

El ojo lagrimea más de lo normal.

Hipersensibilidad a la luz.

 

Vasos

Iris

Córnea

Coroides

Posibles secuelas del virus:

Cuerpo ciliar

Retina

Uveítis: inflamación de la úvea, que está formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

Conjuntivitis: ojos enrojecidos e inflamación en la membrana que recubre el interior de los párpados.

Congestión en tejidos profundos que pueden causar cataratas.

Aumento de la presión ocular, una de las causas del glaucoma.

El ojo lagrimea más de lo normal.

Hipersensibilidad a la luz.

 

Vasos

Iris

Córnea

Coroides

FUENTE: CDC | UNIVISION

Una infección ocular plantea además la posibilidad de que las personas puedan adquirir el zika a través del contacto con las lágrimas de una persona infectada. Se trataría de una ruta alternativa de transmisión que justificaría, según los investigadores, por qué el virus se está propagando más rápidamente de lo que se esperaría por la sola transmisión sexual y de mosquitos.

" La epidemia de Zika ha sido muy explosiva, más explosiva de lo que podemos explicar. (...) La transmisión sexual es probable que no juegue un papel tan importante, pero podría haber algún otro líquido corporal que sí lo sea como la saliva o la orina o las lágrimas", explicó Diamond.

Esta podría ser la clave en casos de infección que hasta ahora no han podido ser explicados como la de la mujer que se contagió de un anciano al que cuidaba.

Rajendra Apte, profesor de oftalmología y especialista en retina que participó en el estudio, dijo a Univision Noticias que estos hallazgos también podrían afectar a las personas receptoras de trasplantes: “Hemos podido detectar virus en la córnea de los ratones. El trasplante de córnea es el trasplante de tejido más común en los seres humanos. Queremos investigar si el virus de la córnea es contagioso y si puede transmitirse a través de los trasplantes”, dijo a Univision Noticias.

¿Cómo ocurre la infección?

Los científicos han empezado a realizar estudios complementarios en humanos infectados con el virus para ver si el descubrimiento realizado en ratones es extrapolable. También quieren indagar más en la manera en que el virus realiza el recorrido al ojo: si cruza la retina, viaja a lo largo del nervio óptico que conecta el cerebro o si usa alguna otra ruta.

"A pesar de que no hemos encontrado el virus vivo en las lágrimas de ratón eso no quiere decir que no podía ser infecciosa en humanos", escribió en el reporte Jonathan J. Miner, profesor de medicina junto a otro autor del estudio.

Publicidad