Virus del Zika

La pugna política por los anticonceptivos y el aborto detiene a los fondos para controlar el zika

Mientras el virus avanza en Florida y Puerto Rico el Congreso sigue de receso. El proyecto de ley que está en discusión ata los fondos a recortes en Obamacare, a la red de planificación familiar y salud reproductiva femenina Planned Parenthood y a programas de prevención de embarazo adolescente.
5 Ago 2016 – 7:20 PM EDT

La falta de nuevas asignaciones que debe aprobar el Congreso de EEUU ha hecho que casi se agoten los fondos de emergencia que las autoridades sanitarias están usando para combatir el zika, especialmente en Florida y Puerto Rico.

El presidente Barack Obama volvió a repetir el jueves que, aunque no anticipan que el virus se propague ampliamente como ocurrió en Brasil, el gobierno necesita dinero para erradicar el virus. "La situación se está tornando crítica (...) así que este no es el momento para la política", dijo para criticar la falta de acción en el Capitolio, que se encuentra en estos momentos en receso.

Ese mismo día más de 40 senadores demócratas dirigieron una carta al Congreso presionando para que se acorten las vacaciones legislativas.: "La crisis de la rápida expansión del zika ha empeorado significativamente (...) desde que empezó el receso”.

Sin embargo, los republicanos no han compartido la urgencia. El líder de la mayoría del senado, Mitch McConnell, ha sido enfático diciendo que la discusión sobre el zika no será reanudada hasta el 6 de septiembre. Marco Rubio, hizo un llamado la semana pasada a reanudar las actividades. “Nadie todavía (ha respondido)”, dijo a Univision Noticias, a través de su jefe de comunicaciones y personal, Alex Burgos.

Este ha sido el recorrido de las disputas políticas que han retardado iniciativas legales para hacer frente al zika en Estados Unidos.

22 de Febrero de 2016



Obama pidió dinero al Congreso por primera vez para controlar el zika en febrero, después de que la Organización Mundial de la Salud la declara una emergencia. 1,900 millones de dólares para ser usados en el desarrollo de posibles vacunas, control de mosquitos y prevención de embarazos no deseados.

Mientras esperaba alguna acción del Congreso, el gobierno desvió en abril 589 millones de dólares provenientes, mayoritariamente, de los fondos para combatir el ébola en Estados Unidos y países como Sierra Leona, Guinea y Liberia.

Pero ese dinero también se está acabando. La secretaria de salud de los National Institutes of Health, Sylvia Burwell, ha dicho, por ejemplo, que los fondos para desarrollar vacunas durarán solo hasta fin de mes.

La fracción republicana ha mantenido hasta ahora que esos fondos podrían alcanzar hasta el primero de octubre, cuando comienza el nuevo año fiscal del Congreso. El gobierno tiene “más que suficiente dinero” para combatir el zika, ha dicho en más de una oportunidad el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.


16 de mayo de 2016



Aunque en el Congreso se han introducido varios proyectos de ley sobre el zika, realmente solo uno importa en este momento. Se trata de la “Zika Response Appropriations Act”, que en el mes de mayo consiguió el apoyo con 89 votos de la Cámara de Representantes, luego de un acuerdo bipartidista, para una asignación de 1,100 millones de dólares.

La Cámara de Representantes, sin embargo, pasó una versión muy diferente de esta legislación al Senado, en la que prácticamente no hubo participación demócrata y al que fueron añadidas algunas disposiciones que estos consideraron sumamente cuestionables.


28 de junio de 2016


La nueva propuesta, de solo 622 millones de dólares, está atada a recortes a los fondos de Obamacare, a la red de planificación familiar y salud reproductiva femenina Planned Parenthood y a programas de prevención de embarazo adolescente. Como resultado, el documento modificado no tuvo ningún apoyo demócrata y fue rechazado en una votación de 52-48.

"Los expertos médicos - incluyendo los del CDC - y el sentido común dictaría que los servicios de planificación familiar, que ayudan a prevenir la transmisión y prevenir o retrasar el embarazo juegan un papel central en la lucha contra esta epidemia – pero al parecer esa no es la posición de los republicanos del Congreso. En su lugar, se burlan de esta crisis de salud pública y de la amenaza que representa para la salud de los niños y las familias, poniendo la política por encima de las personas ", dijo a Univision Noticias Dana Singiser, Vice President of Public Policy and Government Affairs de Planned Parenthood Federation of America.

15 de julio de 2016



Esta propuesta, que sigue estancada en el Senado que entró en receso el 15 de julio, ya ha sido rechazada dos veces por no obtener los votos suficientes para que sea enviada al Presidente. “No hay ninguna razón para pensar que esta votación resultará en la aprobación de la ley cuando los últimos dos intentos han fracasado”, dijo a Univision Noticias Cindy Pellegrini, de March of Dimes, una de las organizaciones de salud del feto y de la madre a la que la ley, de ser aprobada, le restringiendo el presupuesto.

"La mayoría en el Senado sigue dando la espalda a la urgencia de la crisis Zika, en vez traer un proyecto de ley al Senado que no caminó desde la primera vez”, dijo a Univision Beth Lynk de Planned Parenthood Federation of America.

El líder de la mayoría del senado, el republicano Mitch McConnell, ha dicho a través de su vocero Don Stewart que si no hay una ley aprobada para solventar la crisis del zika, es culpa de los demócratas y sus medidas “dilatorias” . “Las mujeres embarazadas en todo Estados Unidos están viendo con consternación mientras estamos aquí sentados en una paralización partidista fabricada por el otro lado”, señaló.


"¿Se supone que tenemos que decir que sí? Así no es como hacemos las cosas responsablemente aquí”, dijo a Politico, por su parte la senadora demócrata por Washington Patty Murray, descartando la idea de que los senadores retomen su trabajo solo por un día para aprobar esta ley tal y como está escrita actualmente.

" Nuestra nación se enfrenta a miles de millones de dólares en costos médicos nada más de examinar a las mujeres embarazadas para la infección Zika y sus consecuencias. Es imperativo que todas las partes vuelvan a la mesa de negociación de inmediato para elaborar un paquete de fondos del zika que pueda ser aprobada por ambas cámaras y promulgada por el Presidente”, añadió Pellegrini, cuya organización ha mandado cerca de una docena de cartas al Congreso, ha realizado más de 200 reuniones en Washington desde febrero y lidera una coalición de 80 organizaciones como el African American Health Alliance, la American Academy of Pediatrics y la National Hispanic Medical Association. “Tal vez ya es demasiado tarde para detener zika, porque ya está presente en algunas partes del país, pero todavía tenemos tiempo para prevenir la transmisión más extendida”, agregó.


Publicidad