Violencia

Esto es lo que dice el libro del periodista mexicano amenazado de muerte en Veracruz

Univision Noticias realizó una lectura del libro 'El infierno de Javier Duarte, crónicas de un gobierno fatídico', publicado por Ediciones Proceso, y seleccionó algunas de las citas más contundentes sobre la situación en el estado de Veracruz.
12 Ago 2016 – 8:55 PM EDT

El periodista mexicano Noé Zavaleta denunció esta semana que ha sido víctima de intimidaciones y amenazas anónimas tras la publicación de su libro ' El infierno de Javier Duarte, crónicas de un gobierno fatídico'.

Él trabaja como corresponsal de la revista Proceso en Veracruz, el sureño estado mexicano donde la violencia ha derramado una cifra incuantificable de sangre. Tan solo en los primeros seis meses del año se reportaron 735 homicidios.

El estado de Veracruz también es uno de los más violentos para ejercer el periodismo, de acuerdo a la organización internacional Artículo 19, pues hasta el momento se han documentado los asesinatos de 18 comunicadores de la entidad desde que en 2010 llegó al pode el gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien es investigado por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía federal) por enriquecimiento ilícito.

Pese al riesgo, Noé logró publicar un libro donde cuenta la descomposición del estado donde ha trabajado la mayor parte de su carrera reporteril. Estos son algunos de los extractos seleccionados por Univision Noticias del libro por el cual está siendo amenazado:

-Zavaleta escribe pasajes sobre las actividades de “El tenebroso Capitán Tormenta”, como se refieren a Arturo Bermúdez Zurita, entonces secretario de Seguridad Pública, quien renunció a principios de agosto al ser denunciado por lavado de dinero:

“Un policía de la SSP le decía al oído a Arturo Bermúdez Zurita: “Ahí está el paquete, ahí está el paquete. ¿Qué hacemos con él?”, para indicarle que acababa de llegar una oficial de carreteras que días antes había sido levantada y torturada por elementos de la misma corporación en la Academia de Policía de El Lencero”.


-En el capítulo titulado Policías amigos del narco, Zavaleta habla de los nexos entre la Policía Municipal y el cártel de Los Zetas:

“Después de abatir a tres guardias de Los Zetas, los marinos detuvieron a una treintena de jóvenes y descubrieron que los instructores de tiro de los futuros estacas eran mandos de la Policía Municipal”.


-En su libro, el periodista de la revista Proceso cita el testimonio de un funcionario de la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado, que habla sobre exhumaciones clandestinas de 28 cuerpos hallados en fosas:

“Todas las labores se hicieron de noche. El movimiento de peritos forenses y de ministerios públicos se efectuó en secreto para que nadie se enterara. Ni la prensa ni otros miembros de la pocuraduría, menos los de Veracruz, tuvieron conocimiento de las diligencias que se hacían desde Xalapa y por gente de la capital”.

-Noé Zavaleta escribe sobre el caso de Gibrán Martiz, cantante del concurso televisivo La Voz México, que fue víctima de desaparición forzada y asesinato en 2014, en Veracruz:

“El padre de la víctima, Efraín Martiz logró comprobar que Gibrán estuvo secuestrado la mayor parte del tiempo en la Academia de Policía de El Lencero y posteriormente, en circunstancias extrañas, apareció muerto en un vehículo con reporte de robo y tripulado por sicarios… Hasta el día de hoy Duarte no ha ofrecido una explicación coherente y se limitó a dar indemnización a la familia”.

-En uno de los capítulos, el periodista cita el testimonio de un reportero en el exilio que relata cómo integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación -grupo criminal opositor a Los Zetas- repartieron un mensaje a los medios de comunicación de Veracruz para exhortarlos a no publicar información sobre delincuencia organizada:

“Ya habían investigado quiénes eran los reporteros de nota roja y los de guardia nocturna. Su mensaje para ellos era simple: 'Evitar publicar más información sobre balaceras, ejecutados, levantones y delincuencia organizada. La plaza debía enfriarse después de meses de sangre en las calles'”.

-En el capítulo titulado '¿A qué le teme Duarte?' el periodista escribe sobre las pautas publicitarias que adeuda el gobierno:

“En los círculos gubernamentales se sabe que la Tesorería estatal tiene importantes adeudos con televisoras y periódicos de circulación nacional por servicios publicitarios, aunque el gasto y las administraciones mensuales que otorga el gobierno priista en ese rubro están clasificados como “confidencial” por la administración de Duarte”.

-En el capítulo ‘Regina: ni verdad ni justicia’, el periodista habla sobre el caso de Regina Martínez, quien fue corresponsal de la revista Proceso en Veracruz y fue asesinada en 2012, durante un crimen calificado por las autoridades como de “origen pasional”.

“Todos los funcionarios que tuvieron en sus manos el expediente del homicidio de Regina Martínez han sido beneficiados por el propio Duarte… el hijo de Amadeo Flores (entonces fiscal del estado) fue beneficiado con un cargo en el Tribunal Superior de Justicia y el exprocurador regional de Justicia en Xalapa, Marco Antonio Lezama, también fue nombrado magistrado”.

-En el texto titulado #TodosSomosGoyo; Zavaleta hace referencia a las averiguaciones por el asesinato del periodista Gregorio Jiménez en febrero de 2014:

“Dos días después de su detención, José Luis Márquez y Jesús Pérez, presuntos implicados en el homicidio, se quejaron desde la rejilla de prácticas del Juzgado Tercero de Primera Instancia en Coatzacoalcos de haber sido golpeados y torturados por policías ministeriales para que firmaran las confesiones”.

Lea:


Publicidad