null: nullpx
Violaciones

"No podía quedarme callada", dice mujer tras denunciar que la violaron en un bus en México

En entrevista con Univision Noticias, Rosa Margarita Ortiz Macías detalla la agresión y explica cómo se armó de valor para abordar el tema en un video en Facebook.
16 Jun 2016 – 12:05 AM EDT

“Por el amor de Dios, ¿qué pasa en México? Por el amor de Dios, ¡ya basta!" exclama Rosa Margarita Ortiz Macías, quien denuncia en un video haber sido víctima de un asalto y una violación en un bus de pasajeros mientras viajaba de la Ciudad de México hacia San Luis Potosí la semana pasada.

Dos delincuentes abordaron a mitad de camino el vehículo que no podía subir nadie hasta llegar a su destino. Uno de los delincuentes la encañonó, la golpeó y la violó a punta de pistola frente a los demás pasajeros, entre quienes se encontraban su hija y su sobrina, cuenta la mujer.

De esta manera, Ortiz Macías se convirtió en otra víctima de lo que catalogó como un problema de violencia nacional en el video que subió a Facebook su esposo, el exdiputado Adolfo Micalco Méndez, y en el que aparece la mujer con un collarín ortopédico y un ojo morado.

El suceso, según Ortíz Macías, ocurrió la noche del 8 de junio a bordo del autobús 5270 de la compañía ETN Turistar. Dice que llevaba una hora de camino cuando se detuvo a la altura del municipio de Coyotepec (Estado de México), habiendo pasado la caseta de Tepotzotlán, pues las obras en la carretera ocasionaban tráfico intenso. "Se suben dos sujetos armados y empieza el primero a (indicar) 'Todos atrás, sus bolsas, su dinero'", explicó.

Luego de robar las pertenencias de los 21 pasajeros --ocho mujeres y 13 hombres--, uno de los delincuentes la haló al asiento al frente y la comenzó a violar, explica llorosa Ortiz Macías: "Me hala al asiento de adelante y me empieza a violar, con la pistola en la cabeza, amenazándome que me va a matar si digo algo, que no ponga resistencia, que me va a bajar del autobús y me va a llevar con él".

La mujer agradece que su hija estaviera en esos momentos encerrada en el baño.

Tras el abuso sexual que sufrió, "yo lo único que quería era llegar a mi casa a bañarme. Y después de dos días pensé que no podía quedarme callada con todo el coraje que tenía dentro de mí y me armé de valor para denunciar", cuenta con voz indignada Ortiz Macías a Univision Noticias en entrevista telefónica.

"Hago un llamado a todas las mujeres que han sido objeto de toda esta inseguridad, de toda esta injusticia, y por mí y por las que vienen, porque ya tiene que parar esto. Basta”.

Ortiz Macías suplica en el video por la ayuda del gobierno mexicano, específicamente al presidente Enrique Peña Nieto y a la procuradora general Arely Gómez González, "porque es mujer, porque quiero que me entienda lo que acaba de pasar", dice.

"La esposa del presidente Peña Nieto claro que no viaja en un autobús. ¿Qué está haciendo entonces por las mujeres?", agrega en la llamada telefónica.

Por su parte, la línea de buses ETN dijo en un comunicado que cooperará con la investigación de la denuncia.


Según la compañía, un funcionario de su Área de Prevención de Accidentes pidió a los pasajeros que presentaran sus denuncias respecto a lo ocurrido. "Los pasajeros manifestaron su deseo de no levantar la denuncia en estos momentos, y su conformidad para continuar el viaje hasta su destino final". Sin embargo, la víctima asegura que el conductor trató de persuadirlos.

"Antes de que llegara la Policía Federal, el chofer nos dice: 'bueno, yo les sugiero que no (presenten denuncia), va a ser muy tardado y ya lo que todos queremos es llegar a nuestras casas'", cuenta Ortiz a Univision Noticias.

La mujer agrega que los conductores de tráileres que se encontraban en la carretera le ofrecieron al chofer del bus ir tras los delincuentes. "Los traileros traen radios en los que se comunican para protegerse porque ellos también son víctima de delitos y el chofer no los dejó que hicieran el intento. Les dijo que tenía 15 minutos que se habían ido, cuando apenas habían pasado dos", asevera.

Tras emitir el boletín, la línea de buses señaló que no va a hacer más pronunciamientos a los medios de comunicación; se limitó a indicar que la unidad en que ocurrieron los hechos no contaba con cámaras de video ni con botón de emergencia.

Por otro lado, tanto los conductores de la unidad como las grabaciones del interior del vehículo –en caso de existir— serán requeridos por las autoridades de justicia del Estado de México, dijo en una entrevista con Grupo Fórmula Dilcya García, subrpocuradora para la Atención de Delitos vinculados a la Violencia de Género, dependiente de la Procuraduría General de Justicia de la céntrica entidad.

Publicidad