null: nullpx
Víctimas

Sobrevive una mujer tiroteada en Las Vegas: "Tendrá fragmentos de bala en su cabeza para siempre"

Tina Frost recibió un tiro en la cabeza y despertó del coma el pasado viernes tras ser intervenida en el Hospital y Centro Médico Sunrise. Los doctores tuvieron que quitar el ojo derecho y abrir parte de su cráneo para remover la metralla.
15 Oct 2017 – 2:29 AM EDT

Una mujer de Maryland gravemente herida durante el tiroteo en masa de este mes en Las Vegas, el peor en la historia moderna de Estados Unidos, despertó este viernes del coma y ha logrado sobrevivir "milagrosamente", según los médicos que la atendieron.

Tina Frost, de 27 años, asistió junto con su novio Austin Hughes al festival de música country en las Vegas el 1 de octubre cuando se desató el tiroteo masivo. El atacante Stephen Paddock disparó armas convertidas en automáticas desde el piso 32 de la torre del Mandala Bay Casino, matando a 58 personas e hiriendo a más de 500 otros.

La bala le entró por el ojo derecho a Frost, contadora pública certificada, y causó daños a su cerebro, dejándola en coma en la unidad de cuidados intensivos del Hospital y Centro Médico Sunrise, en la misma ciudad. La severidad de sus heridas en el 90% de los casos son causa directa de muerte.

Los doctores tuvieron que quitar el ojo derecho de la mujer y parte de su cráneo para remover fragmentos de balas, según el Baltimore Sun.

"Ella tendrá fragmentos de la bala en su cerebro para siempre", dijo la madre de Frost, Mary Moreland, a Las Vegas Review-Journal .

Dada la severidad de la herida, el doctor Allan MacIntyre y los otros cirujanos que trabajan en el Sunrise llamaron rápidamente a un neurocirujano.

El doctor Keith Blum, quien dijo haber visto por lo menos 10 heridas de bala en la cabeza esa noche, "y probablemente más", hizo la intervención quirúrgica y trabajó para mantener viva a Frost.

"Lo que estás esperando son fracturas de cráneo", señaló Blum citado en Review-Journal. Las lesiones en el cebrero causadas por balas de rifle de alta velocidad no son fáciles de tratar, añadió.

Blum dijo que inicialmente Frost no movía sus extremidades, lo que le llevó a temer lo peor. Pero cuando empezó a moverse pensó que la cirugía podría salvarla y fue trasladada a quirófano.

La cirugía tardó tres horas y fue extremadamente delicada.

Blum explicó que después de hacer una incisión de un oído al otro y de voltear el cuero cabelludo hacia atrás, podía ver la extensión de los daños y cómo el proyectil rompió los huesos en la parte frontal del cráneo y la frente, hiriendo a los lóbulos frontales del cerebro.

No vio otra alternativa que quitar el ojo derecho dañado de Frost. Luego extrajo muchos de los fragmentos y de la metralla de la bala, tantos como pudo, y cortó una sección del hueso del cráneo para abrir espacio a la inflamación del cerebro.

Blum afirma que Frost ha sobrevivido "milagrosamente".

Después de despertarse el viernes del coma, Frost parecía estar de buen humor y dio sus primeros pasos desde el día en que fue tiroteada.

"Ella abre apenas su ojo izquierdo apenas y mira todo alrededor de la habitación, golpea sus pies cuando escucha la música, aprieta nuestras manos, e incluso mueve un pulgar hacia arriba cuando Austin (su novio) le pregunta algo", aseguró un portavoz de la familia dijo en una declaración a la estación WJLA.

"Dio sus primeros pasos hoy con la ayuda de las enfermeras, tres pasos hacia la silla y tres pasos hacia la cama", añadió. También fue capaz de sentarse en una silla y tiene un nuevo osito de peluche que ella "abraza y da palmaditas en la espalda".

58 cruces en honor a los asesinados en Las Vegas llegan desde Chicago

Loading
Cargando galería
Publicidad