Meghan Markle se casa con el príncipe Harry, pero ahora viene lo más difícil: pasar el examen de ciudadanía

Voceros del Palacio de Kensington han insistido en que la futura esposa del príncipe de Gales seguirá el mismo proceso de cualquier estadounidense que se case con un británico. De ser así, la actriz va a tener que someterse a una prueba de ciudadanía de 24 preguntas que los medios locales señalan de absurda, obsoleta y extremadamente difícil.
18 May 2018 – 10:05 PM EDT

Este sábado Meghan Markle se casará con el príncipe Harry y aunque con esa ceremonia eclesiática comenzará a hacer parte de la familia real, no se convertirá de inmediato en una ciudadana británica.

Después de las nupcias que presenciarán más de 500,000 personas en Windsor y de pasar algunos años junto a su esposo en "la casita" realmente pequeña para los estándares de la realeza –de 125 metros cuadrados en el Palacio de Kensington que les ha sido asignada– Meghan Markle, como el resto de los mortales, tendrá que someterse a una prueba de ciudadanía.

Voceros del Palacio de Kensington han insistido en que ella seguirá el mismo proceso “de cualquier estadounidense que se case con un británico”.

De ser cierto, lo primero que tuvo que hacer Markle para entrar al país fue pedir una visa de familia. Desde 2012, un ciudadano británico tiene que tener un ingreso mínimo de 25,000 dólares al año o tener en la cuenta de ahorros 21,000 dólares para poder traer una pareja al país. En realidad, nadie sabe cuánto dinero pueda tener el príncipe Harry, pero está claro que ese no será un asunto que preocupe al servicio de inmigración.

Meghan Markle proviene de una excolonia británica donde obviamente el idioma más hablado es el inglés, por lo que no tiene que presentar un examen de idioma, pero lo que sí tiene que hacer es casarse con el príncipe al menos dentro de los seis primeros meses después de haber entrado al país, lo que cumple de forma ajustada con su boda este próximo sábado.

Aunque Markle no ha intentado ser discreta ni disimular su falta de conocimiento de la cultura británica –gesto que muchos le han criticado– si la californiana de verdad desea convertirse en británica después de cinco años de vivir con el príncipe Harry, tendrá que pasar una prueba o test de ciudadanía. Para cumplir con tal propósito va a tener que estudiar porque, según los propios medios nacionales, el test es “obsoleto” e “imposible de contestar”, incluso para el más inglés de los ingleses.

Un tercio de los que toman esta prueba no consiguen pasarla. Los registros muestran a un hombre que lo reprobó 64 veces y muchos en los diarios se preguntan: quién de nosotros conoce la altura del Ojo de Londres (la famosa rueda en el centro de la capital), quién sabe la verdadera edad de la torre del Big Ben en el Parlamento o quién introdujo el curry en Reino Unido. O peor aún, la respuesta correcta a cuál es el animal oficial de Inglaterra, de Irlanda y de Gales. Un león, un unicornio y un dragón, respectivamente, no son animales fáciles de adivinar.

Thom Brooks, profesor de la Universidad de Durham ha resaltado lo absurdo que resulta que en las guías de estudio que hay en el mercado para prepararse para el test de ciudadanía británica se enlistan más de 3,000 datos y 250 fechas que hay que aprender de memoria. Julian Knight, creador del libro de estudio ‘British Citizenship Test For Dummies’ confirma la complejidad de la prueba: “Tenemos una historia muy larga y puede ser casi imposible recordarlo todo”.


Sin importar que la misma reina haya aprobado que Meghan Markle, siendo divorciada, birracial y mayor que su nieto, se vuelva parte de la familia real, y a pesar de que gane el título de duquesa, como los medios británicos vaticinan, la actriz tendrá 45 minutos para responder 24 preguntas de opción múltiple sobre las tradiciones británicas, los trajes y las festividades típicas, la forma particular como llaman a las aceras y los términos propios del cricket, el deporte nacional.

Si no consigue responder correctamente el 75%, 18 preguntas, Meghan Markle habrá reprobado la prueba, aunque parece muy improbable que algo así suceda... de algo le servirá ser la esposa del sexto heredero al trono.

Otros matrimonios reales tan raros y transgresores como el de Harry y Meghan Markle

Loading
Cargando galería