null: nullpx
Logo image
Monarquía británica

Una amenaza de muerte, sobornos y racismo: 5 revelaciones inquietantes de la serie documental de Netflix sobre Harry y Meghan

Los primeros episodios de Harry & Meghan arremeten contra los tabloides ingleses y repiten los argumentos que la pareja ha reiterado desde que renunciaron a sus funciones oficiales como miembros de la Familia Real británica.
Publicado 8 Dic 2022 – 09:58 PM EST | Actualizado 8 Dic 2022 – 11:33 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Los primeros capítulos de la serie documental Harry y Meghan reiteran los principales argumentos que llevaron a su ruptura con la familia real británica a inicios de 2020, subrayan el acoso que han sufrido por parte de los tabloides y aluden a la historia de colonialismo y racismo como uno de sus principales motores.

Los duques de Sussex, Harry, el segundo hijo del rey Carlos III, y su esposa, la actriz estadounidense Meghan Markle, protagonizan la serie documental, que ha sido anunciada por Netflix como un “ evento de streaming global”, y es parte del multimillonario acuerdo (la cifra estimada es de 100 millones de dólares) que el matrimonio cerró con la compañía en febrero de 2021.

Pero aquellos que esperen escandalosas revelaciones sobre los Windsor, como la afirmación de Harry de que un “alto miembro” de su familia había preguntado sobre el color de piel de su primogénito en la entrevista que mantuvo con Oprah Winfrey en 2021, difícilmente quedarán satisfechos.

Eso sí, la descripción de los próximos tres capítulos -cuyo estreno está programado para el 15 de diciembre- sostiene que el relato se centrará en el escandaloso quiebre del matrimonio con la Casa Real británica, que culminó con la mudanza de Harry y Meghan a Montecito, en el sur de California, una ciudad donde el precio promedio de una vivienda es de 5.3 millones de dólares, según el sitio web Zillow.

Harry compara a Meghan con su madre, la fallecida Diana de Gales

La primera de las tres partes se centra en la infancia de Harry, fotografiada hasta el hartazgo, y las constantes referencias a la princesa Diana de Gales, o “ mum”, quien falleció en un accidente de tránsito en las calles de París en agosto de 1997 en medio de una persecución de paparazzi.

Harry relata cómo la trágica muerte de su madre le hizo temer por la seguridad de su ahora esposa. “Ver a otra mujer a la que amaba sufrir por esta locura… es difícil”, comenta.

“Hay tanto de Meghan, de quién es, de cómo es, que es tan similar a mi mamá. Tiene su compasión, su empatía, su confianza, su calidez”, asegura.

El acoso de los tabloides británicos desde el inicio de su relación

El segundo y tercer episodio de la serie se centran, respectivamente, en la historia personal de Meghan Markle (una mujer de madre afroamericana y padre blanco) y el inicio de la relación de los hoy duques de Sussex en 2016.

Fue entonces cuando la actriz estadounidense enfrentó los primeros embates de los tabloides británicos, a tal nivel que los vecinos de la actriz recibieron pagos para instalar cámaras que vigilaran sus entradas y salidas en Toronto, Canadá, la ciudad donde Markle grababa la serie Suits.

Uno de los actores que también participaba en el programa asegura que llegaron a ofrecerle 70,000 dólares para decir que había mantenido relaciones sexuales con la hoy esposa de Harry.

Meghan dice, además, que sus peticiones a la policía de Toronto para que tomaran acciones ante el constante acoso de los paparazzi cayeron en oídos sordos.

“Le decía a la policía: ‘si cualquier otra mujer de Toronto les dijera que hay seis hombres adultos durmiendo en sus coches fuera de su casa, que la siguen a donde quiera que va, ¿no le llamarían a eso acoso?’ y me respondían: ‘no podemos hacer nada porque estás saliendo con quien estás saliendo’”, afirma la actriz. La policía de la ciudad canadiense finalmente tomó medidas cuando Markle recibió una amenaza de muerte, según relata en el documental.

Acusaciones de racismo en la sociedad británica

Una vez que se anunció el compromiso, la situación empeoró, según cuentan los duques de Sussex. La serie documental muestra titulares que afirman que la prometida de Harry “había salido directamente de Compton”, en alusión al barrio de Los Ángeles cuya población es predominantemente negra y pese a que Markle nunca vivió ahí.

Otro de los titulares afirma que el segundo hijo del rey Carlos III era un “gangster” por su elección para esposa. El documental alude al pasado colonialista y esclavista del Reino Unido e incluye entrevistas con dos prestigiosos analistas británicos de origen africano, David Olusoga y Afua Hirsch, que aseguran que el color de piel de Meghan influyó indudablemente en el trato que recibió de la prensa.

La historia del imperio británico, que se enriqueció con la esclavización de africanos y la extracción de riquezas de las colonias en África, Asia y el Caribe, mantiene una profunda influencia en el Reino Unido actual, de acuerdo con Olusoga.

Solo después de la II Guerra Mundial, un gran número de africanos y asiáticos se mudaron al Reino Unido, pero los cambios no se han reflejado en los medios británicos, señala el experto en el documental. “ Tenemos que reconocer que esta es una industria blanca…”, comenta. “Entonces, las personas que crean estos titulares, lo hacen en una sala de redacción que es casi en su totalidad blanca, y pueden decidir si algo ha cruzado la línea de ser racista”.

La fría recepción de la familia real británica

Meghan y Harry hablan también del primer encuentro de la entonces prometida del príncipe con su hermano mayor, Guillermo, y su esposa, Catalina, hoy príncipes de Gales. Markle asegura que la reunión fue más bien fría, pero que entonces lo atribuyó a “las diferencias culturales” al ser ella estadounidense y ellos, británicos.

Entre las pocas referencias a la familia real que aparecen en el documental, está la mención al broche que usó la princesa Michael de Kent (nacida baronesa María Cristina von Reibnitz) en una cena navideña ofrecida en el Palacio de Buckingham, poco después de que se anunciara el compromiso de la pareja, conocido como “ blackamoor” y que muestra a una figura considerada como racista.

La princesa Michael de Kent, esposa de un primo hermano de la fallecida reina Isabel II, es hija de Günther von Reibnitz, quien fue miembro del Partido Nazi desde 1930 y se desempeñó como general de la caballería de la SS durante la II Guerra Mundial, de acuerdo con el libro The Palace Papers, de la periodista Tina Brown, exdirectora de Vanity Fair y The New Yorker.

El documental hace una mención a otra polémica, esta protagonizada por el propio Harry, vinculada con el Partido Nazi. En 2005, el duque de Sussex -quien entonces tenía 20 años- asistió a una fiesta de disfraces con un uniforme que llevaba una banda con una suástica. La fotografía llegó a manos de la prensa británica y el escándalo fue mayúsculo.

A 15 años de distancia, Harry califica el acto como “uno de los mayores errores de mi vida” y añade que se sintió “muy avergonzado”.

“Todo lo que quería era arreglarlo. Hablé con el gran rabino de Londres, lo que tuvo un profundo efecto en mí. Fui a Berlín y hablé con un sobreviviente del Holocausto. Podría haberlo ignorado y repetir los mismos errores una y otra vez, pero aprendí de ello”, dice en el documental.

Silencio en el Palacio de Buckingham

Los episodios de la serie documental subrayan que los productores intentaron contactar con el hoy rey Carlos III y el hermano mayor del príncipe Harry, el príncipe Guillermo, para obtener su opinión. No obstante, un portavoz del Palacio de Buckingham negó que tal cosa hubiera ocurrido, de acuerdo con un artículo de The New York Times.

Pero hace apenas unos días que el Palacio de Buckingham enfrentó nuevas acusaciones de racismo.

La semana pasada, una defensora negra de sobrevivientes de abuso doméstico, Ngozi Fulani, acusó a Lady Susan Hussey, madrina del príncipe Guillermo, de interrogarla sobre sus orígenes durante una recepción. Hussey, de 83 años, dimitió de sus funciones como alto miembro de la casa real poco después, el pasado 30 de noviembre.

El rey Carlos III, quien asumió el trono el 8 de septiembre tras la muerte de su madre, la reina Isabel II, asistió a un evento oficial este jueves y fue cuestionado sobre la serie documental. En los videos de los medios que asistieron se muestra cómo el monarca ignora la pregunta y sigue adelante.

El silencio del monarca contrasta con la actitud de su segundo hijo. Harry tiene previsto lanzar también su autobiografía en enero, titulada Spare (Repuesto), en referencia al lugar que ocupó como el tercero en la línea de sucesión al trono británico, antes del nacimiento de su sobrino, el príncipe Jorge, en 2013.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés