8 de marzo de 2017: el Día Internacional de la Mujer se convierte en el Día sin Mujeres

‘La huelga de las mujeres’ y ‘Un día sin mujeres’ son las dos iniciativas que quieren lograr que todas salgan a protestar en el marco de su Día Internacional. "La resistencia no solo es contra Donald Trump, sino contra las condiciones que sus leyes van a producir como décadas de inequidad racial y sexual", dicen las consignas.
8 Mar 2017 – 9:15 PM EST

En medio de una coyuntura política y social que parece cada vez poner más en entredicho las grandes conquistas que han hecho las mujeres durante la última centuria, el 8 de marzo, declarado desde 1911 como Día Internacional de la Mujer, ha cobrado una inusitada relevancia.

Hoy se celebran en Estados Unidos y el mundo masivamente dos iniciativas: ‘La huelga de las mujeres’ y ‘ Un día sin mujeres’ ambas alineadas en el propósito de juntar a las mujeres trabajadoras, a las madres, las afro, las inmigrantes, las musulmanas, las discapacitadas, las indígenas, las queer para que reclamen públicamente la protección de sus derechos.

“Haremos huelga, marcharemos, nos abstendremos de trabajos de cuidado y del sexo, boicotearemos y llamaremos misóginos a todos aquellos políticos que nos afectan con sus políticas. Será el comienzo de un nuevo movimiento internacional feminista que organiza la resistencia no solo contra Donald Trump, sino contra las condiciones que sus leyes producen como décadas de inequidad racial y sexual”, explica en su página oficial el manifiesto de ‘La huelga de las mujeres’ que asegura que reunirá a mujeres de 40 países de todo el mundo para reclamar sobre estos puntos fundamentales: el fin de la violencia de género, la justicia reproductiva para todos y derechos laborales. (Aquí se puede ver la programación por ciudad)

Por su parte, la iniciativa ‘Un día sin mujeres’, alentada por la misma organización que gestionó la Marcha de las mujeres el pasado 21 de enero en Washington tiene como propósito fundamental remarcar el determinante rol económico y social que tienen las mujeres. Su llamado se resume en tres puntos claros:

Primero, que las mujeres no vayan a trabajar. Así, en complicidad con lo que sucedió con el ‘Día sin inmigrantes’, las mujeres le dejen ver al mundo cómo sería la realidad en su ausencia, cómo serían las oficinas, las casas y los mercados sin ellas. (En este link se puede encontrar una carta para los empleadores que quieran usar las mujeres que se unan a la protesta)

Segundo, quieren alentar a las mujeres a que no vayan a hacer compras ni consuman y le muestren así al gran sistema capitalista su poderío económico siempre minado con las abismales diferencias salariales con los hombres.

Tercero, para aquellas que no puedan vincularse con ninguna de las dos acciones anteriores, que salgan vestidas de rojo como sinónimo de energía, acción y sobrevivencia.

El levantamiento masivo de las mujeres es algo que se viene gestando con especial intensidad desde el 2016 que fue un año especialmente duro en cuanto la vulneración de sus derechos y la violencia género y en el que ellas demostraron que no querían seguir calladas.

El 24 de abril miles de personas salieron a las calles en México bajo la consigna #Vivasnosqueremos que buscaba evidenciar los altos índices de feminicidio que durante siglos se han vivido y soportado en ese país. Un día después, en Brasil y México se hacía trending topic en las redes el hashtag #Miprimeracoso, con el que cientos de mujeres desvelaron públicamente cómo desde niñas, en promedio desde los 7 años, habían sido víctimas de algún tipo de acoso sexual.


¡Vivas NOS queremos! los testimonios de quienes acudieron a la histórica marcha

Loading
Cargando galería


El 3 de octubre ocurría el Black Monday (Lunes Negro) una multitudinaria protesta en Polonia en donde las mujeres salieron a marchar vestidas de negro para contrarrestar las políticas que buscaban abolir completamente el aborto en ese país. El 19 Octubre, tras la muerte de Lucía, una adolescente que fue violada y asesinada en Argentina, se gestó una protesta masiva que se aglutinó bajo el lema #Niunamenos y que de manera histórica fue respaldada desde varias ciudades en el mundo. El 8 de noviembre, las mujeres en Estados Unidos, tras saber los resultados de las elecciones, empezaron a organizarse para darle vida a la ‘Marcha de las mujeres’ que se llevaría a cabo unos días después de la posesión presidencial de Donald Trump.

Escenas de la multitudinaria marcha de las mujeres en Washington DC

Loading
Cargando galería

Con los gorros rosados que se apoderaron de las calles de Washington y de muchas otras ciudades en Estados Unidos, para sembrar una voz de protesta contra las políticas del presidente entrante quedó manifiesta la gran fuerza y deseo de movilización que tienen hoy las mujeres y es ese justamente ese impulso el que quieren usar estas iniciativas del 8 marzo para levantar de nuevo sus voces y decir: “Los derechos de las mujeres no son más que los los derechos humanos, mas allá de nuestra raza, etnia, religión, estatus migratorio, identidad sexual, expresión de género, edad, discapacidad o estatus económico”.

Vea también:
¿Por qué marchamos?: Las protestas de mujeres contra Trump vistas por una experta en salud mental

Publicidad