null: nullpx
Trabajo

Los meseros hispanos, alarmados por la posibilidad de compartir sus propinas: "Dependo de ellas 100%"

El gobierno de Trump propone que repartan sus propinas con cocineros, lavaplatos y otros empleados. La medida solo afectaría a los restaurantes que paguen el salario mínimo federal, pero aún así estos trabajadores la rechazan. Hablamos con ellos.
9 Dic 2017 – 9:46 AM EST


Los restaurantes pronto podrían obligar a sus meseros a compartir las propinas con los demás trabajadores, como lavaplatos y cocineros. La propuesta del gobierno de Donald Trump, que todavía no se ha aprobado definitivamente, solo afectaría a los restaurantes donde los trabajadores cobren el salario mínimo federal (7.25 dólares la hora) y no dependan de las propinas para alcanzarlo. Según el gobierno, se trata de una forma de premiar a los empleados que contribuyen a la experiencia de los clientes, pero que no reciben propinas.

La noticia ha sido recibida con gran preocupación por muchos meseros hispanos. Más de 250 trabajadores de restaurantes escribieron a Univision Noticias para hablar del posible impacto que esta medida podría tener en sus vidas. Aunque no sean potenciales afectados, su respuesta es unánime: no quieren compartir sus propinas, de las que dicen depender "completamente" para sobrevivir.

Sienten que trabajan en una situación de incertidumbre, que sus ingresos dependen de la suerte y de la generosidad de los clientes y creen que su situación podría empeorar con esta norma. Algunos ya comparten sus 'tips' con los lavaplatos, los 'bartenders' y los 'busboy' (encargados de limpiar las mesas). Unos solo ganan 2.13 por hora (el mínimo permitido en Alabama, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Nebraska, Nueva Jersey, Nuevo México, Puerto Rico, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia y Wyoming) y sobreviven gracias a propinas. Otros temen que la norma dé paso a abusos por parte de los propietarios de los restaurantes.

Estas son algunas de las cosas que nos han contado:

Propinas que permiten sobrevivir

Arturo Rosano, mesero de un restaurante en Conneticut

"Dependo todo de las propinas. Trabajo 'full time' en un restaurant donde hago un buen dinero para pagar mis gastos. Lo que gano por hora es para cubrir los gastos de Medicaid y el seguro social, el resto es el único beneficio. Sin los 'tips', no tendría ni sentido trabajar en esto. Cobro menos de 6 dólares la hora, mucho menos de lo que es el salario mínimo en el estado".

Walter, mesero de un restaurante en Las Vegas, Nevada

"Con la propina pago mi renta, mi carro, 'billes'... lo que me queda para mí y para comer con la familia es lo del cheque, que son 200 cada dos semanas (...) Quien propuso esta ley no sabe qué es trabajar dentro de un restaurante, sino que lo ve superficialmente".

Blanca Moreno, mesera de un restaurante en Nevada

"Con el dinero de las propinas pago la renta y mis 'billes', además de mantener a mis hijos, que tengo tres. Me las veo bien negras. Es súper injusto que ahora quieran que compartamos nuestras propinas con la demás gente, nosotras andamos todo el día paradas de aquí a allá poniendo nuestra mejor cara para poder llevarnos nuestro buen dinero a la casa".

Natalie Chabrier, mesera de un restaurante en San Juan, Puerto Rico

"Yo dependo 100% de mi propina porque aquí en Puerto Rico el mínimo que pagan es 2.13, que es algo bien denigrante (...) Si yo ganara 7.25 más las propinas no me molestaría darle algún porciento (a los demás), estaría dispuesta, pero un porciento bien mínimo".

Britney Medina, mesera de un restaurante en Carolina, Puerto Rico

"Yo he visto muchos restaurantes que el mesero está a 7.25 y los cocineros cobran un salario fijo y hay que compartir la propina y estoy completamente en desacuerdo (...) porque la propina tiene que ser para quien está atendiendo: es un 'gratuity' que se provee a la persona que está sirviendo, que está dando esa experiencia al invitado".

Condiciones precarias

Ferdinand García, mesero en un hotel de Nashville

"La gente piensa que el mesero es un trabajo fácil. No sabe lo que hay detrás del escenario (...) Nosotros tenemos que ser conserjes, cajeros, asistentes de meseros, tenemos que preparar el bufet... en esas horas no hay propinas (...) No tenemos bonos de Navidad y cuando tenemos vacaciones no hay propinas: yo sufro cuando tomo vacaciones, me dan 200 dólares (...) Hay muchos restaurantes que solo tienen un día libre. Trabajamos los fines de semana, cuando todo el mundo está libre. Yo he perdido amistades por eso. Es raro en la industria tener un sábado libre, porque estás sacrificando el dinero. Pero eso son cosas que no se toman en cuenta. Si ganamos un poquito más, bien merecido lo tenemos"

Prácticas abusivas

Mesera anónima en Puerto Rico

"Hay mucho abuso en los restaurantes hacia el empleado sobre las propinas. Muchos patrones trabajan con tus propinas, aunque por ley no debería ser (...) Me parecería perfecto compartir las propinas si fueran una ayuda para incrementar mi salario. Un cocinero de mi trabajo, que es el que hace las preparaciones, gana al mes 2,700 dólares, ¿es justo que yo le dé de mi propina cuando yo gano 1,300 o 1,400?".

Sistemas de reparto ya existentes

Mesera anónima de Puerto Rico

"Yo tengo que dividir de mi propina: 15% al que limpia las mesa, un 15% al 'bartender', y otro 15% al que se encarga de sacar los platos y llevarlos a la mesa. Es casi la mitad de mi propina".

Walter

"Los de la cocina ganan dos o tres dólares más por hora. A mí me pagan 8.25, yo le doy un porcentaje al 'busboy'. Le pago entre 40 y 60 dólares. Estamos como: '¿todavía nos quieren quitar más?' Me parece mal porque si yo hago entre 120 y 150 de propina al día, de ese dinero tengo que repartir".

Un cheque que sin propinas no vale nada

Arturo Rosano

"Uno ni mira cuánto es sueldo porque no dependemos de eso".

Walter

"El cheque ni contamos con ello".

Tensiones con la cocina

Rolando López, mesero en San Antonio, Texas

"Los cocineros (...) te retardan tus órdenes si no les das dinero y quedas mal con el cliente y vas a recibir bajas propinas. Estoy en desacuerdo en que las propinas se repartan con el cocinero".

Ferdinand García

"Con el lavaplatos no tengo problemas, pero con los cocineros sí, porque tienen su salario bastante decente y el esfuerzo que hace uno como mesero no es como el de ellos. No quieren hacer cambios si el huésped pide un cambio de ingrediente, por ejemplo. Quieren que tú les cobres, y ya estás teniendo conflicto con la cocina".

Estas ilustraciones antiinmigrantes tienen más de 100 años, pero podrían ser de hoy

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrabajoHispanosEstados Unidos
Publicidad