null: nullpx
Tormentas y Huracanes

Hermine se debilita en su avance por Florida y se degrada a tormenta tropical

El Centro Nacional de Huracanes alertó que aunque Hermine perdió fuerza, se espera un fuerte oleaje y lluvias torrenciales capaces de provocar inundaciones en poblaciones costeras. La tormenta se mueve en dirección a Georgia y avanzará luego a las Carolinas.
1 Sep 2016 – 1:33 AM EDT

Hermine tocó tierra en el noroeste de Florida, en Big Bend, en la madrugada del viernes como huracán de categoría 1, el primero que golpea directamente el estado en más de una década, antes de degradarse a tormenta tropical en su avance hacia el interior.

El huracán de categoría 1 recaló justo al este de St. Marks alrededor de la 01:30 del viernes con vientos de casi 80 millas por hora (130 kilómetros por hora), según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, que más tarde reportó su debilitamiento y el cambio de categoría a tormenta tropical.

No obstante, con Hermine se esperan olas de más de 12 pies (3.5 metros) y lluvias que podrían dejar hasta 10 pulgadas (25 centímetros) de agua, y pueden provocar inundaciones a lo largo del recorrido de la tormenta, incluyendo la capital estatal, Tallahassee, que no se ha visto afectada por un huracán desde Kate en 1985.

En un boletín de las 05:00 am el NHC alertó que durante las próximas 12 a 24 horas hay un alto riesgo de inundaciones en las poblaciones costeras de Florida en el golfo de México.

El centro de la tormenta estaba a esa hora a unas 20 millas (32 kilómetros) al oeste de Valdosta, en Georgia, y se movía en dirección norte-noreste a 14 mph (22.5 kmh). Se espera que tras cruzar Georgia, avance a las Carolinas y la costa Este, con posibilidad de lluvias torrenciales e inundaciones.


Imágenes del impacto del huracán Hermine tras llegar a Florida

Loading
Cargando galería

Una vez que Hermine salga de Florida, las autoridades se preparan para enfrentar los efectos que generará el exceso de agua en el sur de Florida ya afectado por el virus del Zika.

Un huracán "mortal"

Rick Scott, gobernador de la Florida, sostuvo el jueves que Hermine representaba un "peligro mortal" para los habitantes del norte de la Florida.

"Esperamos lo mejor y nos preparamos para lo peor", dijo Scott en una rueda de prensa desde Tallahassee.

El estado de emergencia declarado este miércoles por el gobernador de Florida se extiendía a 51 condados. Scott dijo que la declaración de emergencia facilitaría el acceso a los recursos y el financiamiento para atender desastres, agiliza la toma de decisiones y le permite al estado solicitar apoyo federal.


El gobernador, que advirtió sobre la posibilidad de fallas eléctricas, recomendó prepararse con agua y alimentos para los próximos tres días. Además, ofreció en su cuenta de Twitter la lista de refugios, zonas de evacuación y oficinas de emergencia.

En Tallahassee, por ejemplo, 32,000 usuarios ya están sin luz.

Scott dijo también que 6,000 elementos de la Guardia Nacional en Florida estaban listos para movilizarse en cuanto pase la tormenta. Los gobernadores de Georgia y North Carolina declararon el estado de emergencia.

En toda la zona afectada por la tormenta, que ya pasó por Cuba y los Cayos de Florida, las autoridades están entregando sacos de arena a los vecinos que los reclamen para proteger sus casas, ubicadas en la costa, de las inundaciones, informó el Canal 10 de televisión.

Según el diario Tallahassee Democrat se evacuaron a residentes de zonas costeras, las escuelas y otros centros educativos que no abren jueves y viernes, y se habilitaron albergues para acoger a los que deban dejar sus hogares.


Ante la llegada de Hermine, la octava tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico, la Guardia Costera de EEUU estableció medidas especiales para los puertos de la costa oeste, desde St. Petersburg hacia el norte, con el fin de proteger los barcos y las instalaciones portuarias.

También emitió una lista de recomendaciones que empiezan con las de mantenerse alejado del agua y de las playas y permitir las evacuaciones sin dilaciones, según un comunicado.

El gobernador Scott subrayó la importancia de que los habitantes de las zonas por donde pasará el huracán "tengan un plan a punto para asegurar que sus familias, casas y negocios estén preparados".


"La combinación de marejadas peligrosas y marea harán que las áreas normalmente secas cerca de la costa puedan quedar inundadas por una subida de las aguas hacia el interior desde la costa", advirtió el NHC, especialmente "a lo largo de la costa del Golfo de Florida desde Aripeka a Indian Pass".

Además de los peligros de marejada, el NHC alertó sobre las intensas precipitaciones que dejará Hermine a su paso, las posibilidades de tornados aislados y los vientos de fuerza huracanada que podrían sentirse en la tarde del jueves en algunas zonas del estado.


En una rueda de prensa este jueves por la tarde, William Schaffner, profesor de enfermedades infecciosas de la escuela de Medicina de la Universidad Vanderbilt, en Nashville, advirtió que los pozos de agua "proveerán de toda clase de criaderos a los mosquitos" y golpearán todos los esfuerzos que se han invertido en la lucha contra este virus.

Lea también:

Publicidad