null: nullpx
Tiroteo en California

Tiroteo en Santa Clarita: identifican a las dos víctimas mortales y fallece el atacante

Gracie Anne Muehlberger, de 15 años de edad y Dominic Blackwell, de 14, fueron las dos víctimas mortales del tiroteo en una secundaria del sur de California este jueves. El sospechoso, otro adolescente que cumplía 16 años ese mismo día, murió en el hospital este viernes. Para el domingo las escuelas del área organizan una gran vigilia en homenaje a las víctimas y sus familiares.
16 Nov 2019 – 08:54 AM EST

Los dos adolescentes asesinados cuando un compañero de estudios abrió fuego contra cinco estudiantes en una secundaria de Santa Clarita, en California, han sido identificados.

Grace Anne Muehlberger, de 15 años, fue la primera de las víctimas identificadas por las autoridades. Posteriormente, varios medios de prensa y sus propios compañeros de clase y deporte revelaron la identidad del segundo estudiante fallecido: Dominic Blackwell, de 14 años. Ambos murieron en el hospital.

De los otros tres estudiantes heridos en el tiroteo uno fue dado de alta el mismo jueves y dos niñas de 14 y 15 años permanecen hospitalizadas y se espera que sobrevivan.

En la tarde de este viernes, funcionarios del sheriff del condado de Los Ángeles informaron que el sospechoso, que cumplía 16 años el mismo día del tiroteo, murió en el hospital.

El menor se encontraba bajo custodia de las autoridades y en condición crítica tras intentar suicidarse con la última bala del cartucho que, sin que se conozcan aún las causas, disparó contra sus compañeros con una pistola semiautomática calibre 45.

Las autoridades informaron que el menor, identificado como Nathaniel Tennosuke Berho, murió el viernes a las 3:32 pm, hora local. Su madre estaba presente en el momento de su fallecimiento.

El alguacil Alex Villanueva también informó que las investigaciones están siendo adelantadas en la escuela secundaria y en la residencia del joven. Además, detectives especializados en rastrear la huella cibernética están analizando las redes sociales y últimos movimientos del sospechoso antes de cometer el acto. Hasta el momento no se han revelado detalles sobre la investigación.

Para este domingo a las 7:00 pm se está organizando una gran vigilia entre varias escuelas del área en homenaje a las víctimas, que tendrá lugar en el Central Park de Santa Clarita, un parque que se ha convertido en un símbolo de unidad y solidaridad pues fue donde los estudiantes se encontraron con sus familias tras el tiroteo. En este lugar se llevó a cabo otra vigilia el jueves, en la que cientos de personas se consolaron mutuamente tras los duros momentos vividos ese día.

Este viernes todas las escuelas del distrito permanecieron cerradas en respeto a las víctimas y sus familiares.

El gobernador de California, Gavin Newsom, envió este jueves sus condolencias a las familias afectadas. Después de agradecer a los socorristas y fuerzas del orden que respondieron ante la emergencia, Newsom lanzó un fuerte mensaje vía Twitter: "Simplemente no deberíamos tener que temer por la vida de nuestros hijos cuando los dejamos en la escuela". Además preguntó al líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, "¿Cuántas vidas más se perderán? ¿Cuántos tiroteos más tendremos que soportar? Necesitamos una reforma de armas con sentido común. AHORA".


Primeros testimonios

Shannon Arana, una estudiante de último grado de la secundaria contó a Univision que se encontraba en una oficina de la escuela cuando escuchó los disparos que, segundos después, desataron el caos.

Arana relató que en medio de la confusión agarró a su amiga que se encontraba en shock y la llevó hasta la enfermería en donde se
escondieron hasta que los oficiales llegaron por ellas.

Luego de varios minutos de angustia, las autoridades les pidieron que salieran y, mientras lo hacían, entre lágrimas describe Arana que vio a uno de sus compañeros herido, en el césped, y esto le causó "un miedo terrible".

"Mis manos estaban temblando, pero pude llamar a mi papá. Me dio mucho miedo", cuenta la adolescente. Minutos antes de que comenzara el tiroteo en su escuela, Shannon recuerda que quiso ir al baño, pero al final no salió.

" Todos estábamos normal, pero de repente le quitan la vida a uno", cuenta la estudiante. "Le doy gracias a Dios que no fui (al baño) porque pude haber sido yo."

Imágenes de dolor y tristeza en la vigilia por las víctimas del tiroteo en la preparatoria Saugus, de Santa Clarita

Loading
Cargando galería
Publicidad