null: nullpx
Apuñalamientos

Un peligroso pandillero en libertad condicional: policía identifica al sospechoso de matar a puñaladas a 4 personas en California

El incidente, que dejó también dos heridos, ocurrió en el sureste de Los Ángeles. Según la policía, el robo, la ira y el odio parecen ser las motivaciones del sospechoso, identificado como un pandillero que había estado preso pero a pesar de ser peligroso fue puesto en libertad condicional.
8 Ago 2019 – 8:58 AM EDT

Una brutal serie de apuñalamientos y robos en el sur de California dejó al menos cuatro personas muertas y dos heridas en la tarde del miércoles, informaron las autoridades.

La policía arrestó a un hombre de 33 años que presuntamente atacó a varias personas al azar en poco más de dos horas en las ciudades vecinas de Garden Grove y Santa Ana, al sureste de Los Ángeles.

El robo, la ira y el odio parecen ser las motivaciones del sospechoso, según dijo en conferencia de prensa el teniente de policía de Garden Grove, Carl Whitney. "Sabemos que este sujeto está lleno de ira y que lastimó a mucha gente esta noche", declaró.

La policía arrestó al sospechoso, en una tienda 7-Eleven en Santa Ana, donde desarmó y mató a un guardia de seguridad. Las autoridades lo localizaron al rastrear su Mercedes plateado hasta el estacionamiento de la tienda.

El hombre ha sido identificado como Zachary Castañeda y tiene un amplio historial criminal y pandillero. Había estado en prisión por cargos de posesión de armas, drogas y violencia doméstica pero fue liberado bajo el beneficio de libertad condicional.

“No debió estar en libertad”: presunto asesino de cuatro personas en California no estaba en la cárcel a pesar de su historial criminal

Loading
Cargando galería

Cuatro muertos en menos de dos horas: ¿Cómo ocurrieron los hechos?

Todo empezó sobre las 4:00 pm, hora local, cuando la policía recibió una llamada por robo en un apartamento. Dos hombres informaron haber llegado a su casa y encontrar que había sido robada. Pocos minutos después, tras un posible altercado con el sospechoso, que regresó al lugar, fueron asesinados a puñaladas: uno de ellos fue encontrado muerto en el balcón y el otro murió en el hospital.

Castañeda vivía en ese mismo complejo de viviendas y todavía no está claro si tenía alguna relación con las víctimas, pero se especula que un posible altercado con ellas podría haber desatado la ola de violencia.

Aunque una llamada muy pegada a la otra primera había informado sobre un robo en una panadería cercana, hasta el momento, la policía no sospechaba que los incidentes en el complejo de viviendas y la panadería podrían estar conectados.

Por sobre las 6:00 pm, el sospechoso también robó en un negocio de cambio de cheques y en uno de seguros, en donde presuntamente apuñaló a una mujer varias veces en la espalda y se llevó el dinero. La mujer está viva y se encuentra recibiendo atención médica en el hospital.

“Esta empleada fue muy valiente”, destacó el oficial Carl Whitney. “El hombre estaba armado con cuchillos y ella peleó contra él lo mejor que pudo”, añadió. Poco después llegó la noticia de un hombre que simplemente echaba gasolina en una estación cuando fue apuñaleado y casi le arrancan la nariz. Él también sobrevivió.

Aunque todo había ocurrido en poco más de dos horas, para ese entonces ya la policía había hablado con varios testigos y pudo conectar todos los hechos con el mismo sospechoso y seguir las pistas de su carro, hasta que fue identificado en un 7-Eleven y capturado por policías encubiertos que cubrían la zona.

“He trabajado aquí por 30 años", dijo Carl Withney a los medios. "Esta es la primera vez que veo algo así, con un sospechoso que mata a cuatro personas en un día y ataca a otras que simplemente son víctimas inocentes. Es pura maldad".


Publicidad