null: nullpx
Hawaii

Estrella paralímpica Angela Madsen muere durante su viaje a remo en solitario por el Océano Pacífico

Angela Madsen, de 60 años, cruzaban el Océano Pacífico desde California a Hawái completamente sola en su bote. Hasta el momento no se conocen las causas de su muerte. Fue una activista en defensa de las personas discapacitadas y los derechos LGBTQ.
25 Jun 2020 – 03:55 AM EDT
Comparte
Angela Madsen y Scott Brown celebran su victoria para EEUU tras ganar la Final B de remo doble de Sculls mixto en las Olimpíadas de Pekín, China, en 2008. Crédito: Feng Li/Getty Images

Angela Madsen llevaba 60 días en el mar, remando completamente sola. Quería convertirse en la primera mujer parapléjica de la historia, y la de mayor edad, en cruzar el Océano Pacífico desde las costas de California hasta Hawaii.

Madsen, de 60 años, tres veces competidora de los Juegos Paralímpicos y veterana de los Marines de EEUU, fue hallada sin vida por la Guardia Costera de EEUU el pasado lunes, aproximadamente a las 11:00 pm. Había remado 1,114 millas náuticas desde su salida desde las costas de Los Ángeles, California y estaba a 1,275 millas náuticas de su destino: Honolulu.

“El viaje de Angela fue el tema de un documental, por lo que, aunque estaba sola, se reportaba con frecuencia por satélite, con los cineastas y su esposa, Debra”, escribieron la cineasta Soraya Simi y Deb Madsen, la esposa de Angela en su página de Remo de Vida.

“Después de no tener noticias de Angela durante varias horas desde su última actualización (el domingo 21 de junio por la mañana) cuando dijo que iba al agua para arreglar su ancla de la proa, se inició una búsqueda y rescate. Se despachó un avión y un buque de carga para revisar que pasaba con ella”, indicaron. " Cuando llegaron, confirmaron que había fallecido".

Deb Madsen confirmó el martes la muerte de su esposa Angela en su cuenta de Facebook. “Con profunda tristeza debo anunciar que Angela Madsen no completará su viaje a remo en solitario a Hawaii”.

Por el momento, la Guardia Costera de EEUU no ha dado a conocer las causas de la muerte de la deportista paralímpica.

Ella realizaba la travesía en un bote de remos de 20 pies de largo. Llevaba ya 60 días sola en el mar, remando durante 12 de cada 24 horas, sin ser seguida por ningún bote de apoyo. Llevaba su propia y usaba un desalinizador para hacer agua potable.

Cargando Video...
Atleta paralímpico bielorruso muere ahogado


“El avión [de observación] vio a Angela en el agua, aparentemente fallecida, atada a su bote 'RowofLife', pero no pudo transmitir esa información debido a la escasa cobertura satelital”, escribió Deb en su página de Facebook. El cuerpo ya ha sido recuperado.

Hace cuatro días, Angela Madsen envió un mensaje en su cuenta de Twitter: "Mañana es un día de nadar. Tengo que volver a encadenar mi freno de ancla en la proa en caso de que haya una gran tormenta. Se descompuso hace algún tiempo. He estado usando la popa".

Angela era una guerrera

“Estamos procesando esta devastadora pérdida”, escribió la cineasta Soraya Simi. “Angela era una guerrera; tuvo una vida forjada por dificultades increíbles, ella lo superó todo y defendió el camino exacto que se imaginó para sí misma desde que era una niña".

Añadió que "remar sola en el océano era su mayor objetivo. Ella conocía los riesgos mejor que cualquiera de nosotros y estaba dispuesta a correr esos riesgos porque estar en el mar la hacía más feliz que cualquier otra cosa. Nos dijo una y otra vez que si moría en el intento, así era como lo quería”.

Angela Madsen se enroló con los Marines después de que sus hermanos le dijeron que no llegaría a las fuerzas armadas. En 1993, mientras jugaba para el equipo de baloncesto del cuerpo, se lastimó la espalda y los errores en una cirugía posterior a la que fue sometida la postraron en una silla de ruedas para siempre. También su matrimonio se vino abajo y en algunos momentos de su vida vivió en las calles.

Después de superar un programa de rehabilitación en el Sistema de Salud de los Veteranos, en Long Beach, California, la intrépida mujer recurrió a los deportes adaptativos y se convirtió en una portavoz de ese movimiento. También fue una gran activista por los derechos LGBTQ.

Comenzó a remar en 1997 y estaba tan motivada que un año después inició un programa de remo adaptativo en el Centro de Remo Pete Archer, en el Marine Stadium.

Madsen ganó varias medallas de oro en los campeonatos mundiales de remo y llevó todos sus sueños a través de los océanos Índico y Atlántico y también dio la vuelta a Gran Bretaña en su bote de remar.

Su último viaje, en el que fue sorprendida por la muerte, había comenzado en abril y se esperaba que concluyera en julio, con un sueño cumplido que la convertiría en la primera atleta parapléjica, la primera abiertamente gay y la mujer de mayor edad en lograrlo.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés