null: nullpx
Internet

El 'youtuber' que regaló galletas con pasta de dientes a un indigente no podrá usar la página por 5 años

“A lo mejor me habré pasado un poco, pero mira el lado positivo: eso le ayudará a limpiarse los dientes”, expresó el joven en su video que humilla a un desamparado. Trató de enmendar su error en su mismo canal, pero no se salvó de una dura sentencia de una jueza.
4 Jun 2019 – 8:50 PM EDT

“¿Tiene un poco de hambre?”, le preguntó el youtuber ReSet, quien era uno de los más populares de España, a un indigente sentado en el suelo que de inmediato le responde “sí” y extiende la mano para recibir un paquete de galletas Oreo. El hombre no sabía en vez de crema blanca, éstas tenían pasta de dientes en medio. Era otra de las crueles bromas subidas a la Internet por el joven chino.

“Se siente bien cuando ayudas a una persona. Obviamente la parte del Oreo con pasta dental, a lo mejor me habré pasado un poco, pero mira el lado positivo: eso le ayudará a limpiarse los dientes”, expresó en tono de burla en su video, que registró miles de visitas, pero también una oleada de críticas.

ReSet trató de enmendar su error eliminando el video de su canal, pagándole 300 euros (337 dólares) a la hija del desamparado para evitar que lo denunciara a las autoridades, se disculpó en otra grabación y hasta subió a la red lo que él llamó “el reto de dormir en la calle”. Todo fue en vano.

Kanghua Ren, el nombre real de este youtuber de 21 años, fue condenado por una jueza de Barcelona a 15 meses de prisión (que no cumplirá porque carece de antecedentes penales) por cometer un delito contra la integridad moral. También le obligó a pagarle a su víctima 20,000 euros (unos 22,000 dólares) y le prohibió volver durante cinco años al escenario de la falta, el popular sitio de videos de Google.

En ese período, su popular canal será dado de baja, agrega la sentencia de la magistrada.

Nasim Aghdam, la mujer del tiroteo en la sede de YouTube resentida por censura a sus videos

Loading
Cargando galería

El agraviado es un indigente de origen rumano que, según las autoridades españolas, sufrió de vómitos y molestias digestivas por haber consumido tanta pasta de dientes sin darse cuenta. Por ese video, el joven recibió un pago de 2,000 euros (casi 2,500 dólares).

Antes de dictar la sentencia, la jueza que revisó este caso reclamó que Kanghua “humilló y vejó a una persona vulnerable, sin hogar, de edad muy superior, que no habla los idiomas oficiales y presenta deterioro por la vida en la calle y por alcoholismo”, reporta el diario El País.

También subrayó que el comportamiento del youtuber fue incluso más grave por difundir esta vejación en la Internet, donde sigue circulando el video.

ReSet llegó a tener más de un millón de suscriptores en su canal y cada uno de sus videos registraban cientos de miles de vistas. En 2017 lo consideraban uno de los más influyentes de España.

En su juicio él aseguró que la broma pesada que le hizo al indigente era parte de los “retos” que comúnmente aparecen en su canal. "Hago cosas para dar show, a la gente le gusta el morbo", expresó el joven en la corte, tratando de defenderse, informó El País.

Sin embargo, por este tipo de acciones Kanghua se hizo de fanáticos. Una vez ofreció sándwiches con excrementos de gato a niños y ancianos en un parque. En el video del indigente, primero le ofreció un billete de 20 euros (22 dólares) antes de darle el paquete de Oreos.

“No ha sido un acto aislado”, señala la sentencia, reprochando que en otros vídeos ReSet mostró “comportamientos crueles”, ensañándose con “víctimas fáciles o vulnerables”.

RELACIONADOS:InternetJuicios YouTubeIndigentes
Publicidad