null: nullpx

100 años de 'la masacre de Tulsa': el peor acto de violencia racial en la historia de EEUU

Entre el 31 de mayo y el 1 de junio de 1921, una turba de hombres blancos destruyó un próspero centro económico afroestadounidenses en Oklahoma. La cantidad de muertos no se determinó con exactitud, pero 35 cuadras de casas y negocios fueron arrasadas. Y todo fue por una falsa acusación.
6 Jun 2020 – 11:37 AM EDT
Comparte
1/20
Comparte
Después de la destrucción en Tulsa, Oklahoma, 1921.

En el lapso de aproximadamente 24 horas, entre el 31 de mayo y el 1 de junio, una multitud de hombres blancos llegó a Greenwood, un próspero centro económico afroestadounidense en Tulsa y lo quemó hasta sus cimientos.

Las fotografías que mostramos en esta galería son parte de un informe de la Cruz Roja Americana, que llegó a la zona de desastre en Tulsa justo después de los disturbios. Este informe puede verse completamente en el sitio web de la Administración Nacional de Archivos y Registros de Estados Unidos.
Crédito: https://catalog.archives.gov/id//The U.S. National Archives and R
2/20
Comparte
Un sobreviviente de la tragedia cerca de las ruinas de su casa.

El distrito de Greenwood de Tulsa era conocido como ‘Black Wall Street’. La comunidad negra contaba con más de 300 negocios prósperos, dos teatros, médicos y farmaceutas.
Crédito: The U.S. National Archives and R
3/20
Comparte
El distrito de Greenwood era conocido como ‘Black Wall Street.

La comunidad negra contaba con más de 300 negocios prósperos, dos teatros, médicos y farmaceutas. En lo que ahora se conoce como la "Masacre racial de Tulsa", fueron destruidos 35 bloques de Greenwood, incendiadas más de 1,200 casas de afroestadounidenses, decenas de negocios, una escuela, un hospital y la biblioteca pública.
Crédito: Library of Congress
4/20
Comparte
Un hombre afroestadounidense muestra sus manos en señal de rendición.

El éxito de la comunidad negra provocó la incomodidad de algunas personas blancas en Tulsa, dijo a CNN Mechelle Brown, directora del Centro Cultural de Greenwood. "¿Cómo se atreven estos negros a tener un piano de cola en su casa y yo no tengo un piano en mi casa?", una de las frases dichas por los atacantes de Tulsa, según Brown. Greenwood Cultural Center/Getty Images
5/20
Comparte
Una zona próspera en ruinas.

La tensión entre blancos y negros explotó después de un incidente en el ascensor entre Sarah Page, una muchacha blanca de 17 años que era la operadora del elevador, y Dick Rowland, un joven negro de 19 años. Diferentes versiones históricas indican que un grito de la joven al salir del aparato señaló a Rowland como agresor, aunque ella nunca presentó cargos.
Crédito: The U.S. National Archives and R
6/20
Comparte
“Un afroestadounidense carbonizado”, se lee en esta fotografía.

Las autoridades sí presentaron cargos contra el operador del elevador y se corrió el rumor de que la chica había sido violada. El 31 de mayo, un grupo de hombres blancos y negros iniciaron una pelea en el juzgado donde estaba recluido el supuesto agresor. Después de los primeros disparos se desató el infierno.
Crédito: The U.S. National Archives and R
7/20
Comparte
Una víctima de la violencia en la calle.

Después del incidente violento en el juzgado donde se manejaba el caso del ascensorista, superados en número los afroamericanos de Tulsa se retiraron al distrito de Greenwood. A la mañana siguiente una multitud de hombres blancos comenzó los saqueos y quemas. La sucesión detallada de estos eventos pueden leerse en el informe de la Sociedad y Museo Histórico de Tulsa.
Crédito: The U.S. National Archives and R
8/20
Comparte
“Un hombre (posiblemente muerto) junto a las vías del tren después de la masacre de Tulsa”, se lee en la leyenda de esta fotografía.

Esta tragedia no fue ampliamente reconocida en las décadas posteriores. " Las escuelas de Oklahoma no hablaron sobre eso. De hecho, los periódicos ni siquiera imprimieron ninguna información sobre el incidente", dijo James Lankford, senador de Oklahoma, a CNN en 2018.
Crédito: Oklahoma Historical Society/Getty Images
9/20
Comparte
Cenizas y escombros tras la matanza.

En la fotografía un hombre afroamericano con una cámara junto a los esqueletos de las camas de hierro sobre las cenizas de una cuadra devastada.
Crédito: Oklahoma Historical Society/Getty Images
10/20
Comparte
Después de la destrucción en Tulsa, Oklahoma, 1921.

En el lapso de aproximadamente 24 horas ocurrió la devastación en Tulsa.
Crédito: Library of Congress
11/20
Comparte
El hospital de la Cruz Roja Americana donde fueron atendidas las víctimas.

Los líderes del estado anunciaron en febrero de 2020, casi un siglo después del incidente, que incorporarían el tema en el plan de estudios de todas las escuelas de Oklahoma.
Crédito: Library of Congress
12/20
Comparte
La investigación continúa.

La ciudad de Tulsa ha seguido investigando los sucesos y el paradero de los cuerpos de las víctimas. Esta fotografía muestra los trabajos de excavación realizados en julio de 2020 en una posible fosa común de víctimas de la tragedia en 1921.
Crédito: Sue Ogrocki/AP
13/20
Comparte
“Afroestadounidenses capturados en camino al salón de convenciones”, se lee en esta fotografía.

Luego de los sucesos se aplicó la ley marcial en la ciudad, que fue tomada por la Guardia Nacional.
Crédito: The U.S. National Archives and R
14/20
Comparte
Las ruinas de la violencia.

Una pareja de afroestadounidenses caminando con los escombros aún humeantes al fondo.
Crédito: Oklahoma Historical Society/Getty Images
15/20
Comparte
Miles de hogares en fuego.

Esta imagen muestra uno de los incendios al principio de los sucesos. Luego quedarían totalmente destruidas más de 1,200 casas.
Crédito: Library of Congress; The Crowley
16/20
Comparte
Tropas de la Guardia Nacional escoltan a un grupo de afroestadounidenses.

Un informe de la Organización Human Right Watch dice que según la Cruz Roja Americana, que realizó los esfuerzos de socorro, el número de muertos fue de alrededor de 300, pero el número exacto sigue siendo desconocido.
Crédito: Oklahoma Historical Society/Getty Images
17/20
Comparte
Panorámica de la devastación.

Las autoridades todavía investigan el paradero de los cuerpos de muchas víctimas.
Crédito: Library of Congress
18/20
Comparte
Panorámica de la devastación.

Las autoridades todavía investigan el paradero de los cuerpos de muchas víctimas.
Crédito: The U.S. National Archives and R
19/20
Comparte
“Escena en el salón de convenciones”.

Esto se lee en la fotografía del informe de la Cruz Roja. La imagen muestra un cuerpo aparentemente sin vida sobre el área de carga de un coche.
Crédito: The U.S. National Archives and R
20/20
Comparte
“La pequeña África en fuego”.

La fotografía del informe de la Cruz Roja utiliza este nombre para identificar el distrito de Greenwood de Tulsa.
Crédito: Library of Congress
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés