Seguridad y Prevención

Reforzarían seguridad para viajeros en EEUU tras ataque en aeropuerto de Turquía

Las autoridades no descartan una posible amenaza de atentado de este tipo en territorio estadounidense y se preparan para uno de los fines de semana del año en que más personas viajan.
30 Jun 2016 – 10:38 PM EDT

El ataque suicida en el Aeropuerto Atatürk de Estambul que dejó 42 muertos no ha sido reivindicado aún por ningún grupo terrorista, pero las autoridades estadounidenses han alertado que tiene las características de un asalto del Estado Islámico (EI) y advirtieron que no se puede descartar que los extremistas estén planeando un atentado de ese tipo en territorio estadounidense.

"El ataque de Estambul tiene la marca de la depravación del Estado Islámico", aseguró este miércoles el director de la CIA, John Brennan, y agregó que si alguien cree que Estados Unidos está herméticamente protegido y que a este grupo islamista no se le ocurriría tal cosa, podría estar equivocado.

Es por esto que las agencias de seguridad mantienen la alerta máxima y están considerando ampliar las medidas de control en los aeropuertos del país, sobre todo cuando se acerca una de las fechas en que más movimiento hay en estas terminales aéreas -el fin de semana largo del 4 de julio- y que coincide con los días más importantes del Ramadán (mes sagrado de los musulmanes) en los que el grupo extremista EI llamó a sus simpatizantes en Europa y Estados Unidos a lanzar ataques contra civiles.

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por su sigla en inglés) incrementó los controles de seguridad en los principales aeropuertos, incluyendo el JFK y La Guardia en Nueva York y el Hartsfield-Jackson de Atlanta. Estas medidas incluyen el aumento de oficiales fuertemente armados y con vestimenta blindada, que algunas veces realizan inspecciones personales al azar.

Sin embargo, la TSA no tiene suficiente personal para cubrir cada zona de peligro. De hecho, oficiales de seguridad aseguran que el área de dejar y recoger pasajeros en aeropuertos está entre los objetivos más fáciles de atacar en Estados Unidos -además de centros comerciales y estacionamientos de estadios- que son casi imposibles de proteger de un ataque coordinado.

“El problema de casi todos los aeropuertos de EEUU, yo diría que un 90%, es que cualquier persona entra y puede caminar por todo el aeropuerto hasta donde se hace la línea de control. Eso es algo que tiene que remediarse porque está muy abierto y ahí no hay seguridad alguna. Los oficiales que están adentro no tienen suficiente personal para proteger esas entradas”, explica a Univision Noticias Diego Mella, experto en seguridad antiterrorismo.

El capitán retirado de la policía de Miami Dade advierte que por mucha seguridad que se incremente en una terminal aérea, no se va a detener un ataque de este tipo, pues indica que estas personas son suicidas y no les importa morir. “En Estambul vimos que el que no pudo entrar se enfrentó a tiros con las autoridades y se inmoló ahí afuera, de todas maneras mató a mucha gente”.

Según analistas, más allá de tener más personal entrenado en los lugares más susceptibles de ataques, es necesario que existan mejoras en tener la inteligencia suficiente para rastrear a los extremistas antes de que hagan el daño. Es decir, que más que reaccionar y detener los atentados, se deberían minimizar.

No obstante, Mella resalta que la situación actual no es nueva y el ataque en Turquía no va a hacer la diferencia: “Yo no creo que haya subido el peligro de ayer a hoy. No cabe la menor duda de que estas amenazas existen, estamos bajo ataque hoy del Estado Islámico y antes de Al Qaeda. El problema que tenemos en Estados Unidos es que no aprendemos las lecciones del pasado y cuando hay un ataque de esta índole se habla mucho durante unos días, después se acaba esa crisis, viene otra y se olvida”.

Lea también:

Publicidad