Enfermedades Cardiovasculares

¿Una aspirina al día para cuidar el corazón? Las nuevas pautas no la recomiendan

La aspirina diaria en dosis bajas, una recomendación extendida y popular para prevenir los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, reporta más riesgos que beneficios en adultos mayores sanos, según las nuevas recomendaciones publicadas el domingo por dos instituciones de referencia en EEUU.
18 Mar 2019 – 1:23 PM EDT

Las nuevas pautas del Colegio Americano de Cardiología (ACC) y la Asociación Americana para el Corazón (AHA) ya no recomiendan el consumo diario de aspirina en dosis bajas para los adultos mayores sanos que las consumen para reducir el riesgo de sufrir un ataque cardiaco.

Los médicos, no obstante, podrían considerar la aspirina como una opción recomendable para pacientes de alto riesgo, como aquellos que tienen problemas para bajar el colesterol o controlar el azúcar en la sangre, siempre que no haya un mayor riesgo de sangrado interno, señalan las pautas.

"Los médicos deben ser muy selectivos en las recetas de aspirina para personas sin enfermedad cardiovascular conocida”, dijo en un comunicado Roger Blumenthal, cardiólogo del hospital John Hopkins y uno de los autores de las nuevas directrices. “Es mucho más importante optimizar los hábitos de vida y controlar la presión arterial y el colesterol en lugar de recomendar la aspirina”.

Los riesgos de hemorragia aumentan a medida que uno envejece o desarrolla enfermedad renal, enfermedad cardíaca, diabetes y presión arterial alta. “La aspirina debe limitarse a las personas con el mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y un riesgo muy bajo de hemorragia”, dijo Blumenthal.

Tanto la AHA como la ACC señalaron que las últimas investigaciones muestran que, incluso en pequeñas dosis, los riesgos de que se produzca una hemorragia superan los beneficios. Un antecedente de úlceras o sangrado, especialmente en el tracto gastrointestinal, o anemia también se consideran factores de riesgo, además del consumo de ciertos medicamentos que pueden aumentar la posibilidad de sufrir una hemorragia.

Dieta saludable y ejercicio

Para aquellas personas con bajo riesgo, un estilo de vida saludable es lo más recomendable. Esto incluye mantenerse alejado del tabaco, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio: las pautas oficiales recomiendan al menos 150 minutos por semana de ejercicio de moderada intensidad (caminar deprisa o nadar, por ejemplo) o 75 minutos de ejercicio vigoroso, como correr o entrenamiento en un circuito.

Tres estudios publicados hace unos meses encontraron que el consumo diario de aspirina en bajas dosis es una pérdida de dinero para los adultos mayores con buena salud que puede elevar, además, los riesgos de padecer un sangrado interno.

11 alimentos con grasas trans que harías bien en eliminar de tu dieta

Loading
Cargando galería
Publicidad