null: nullpx
Salud Infantil

Un distrito prohíbe a alumnos con deudas en la cafetería ir al baile anual y participar en otras actividades extracurriculares

El distrito Cherry Hill de New Jersey inicialmente había decidido limitar la opción de menú para esos estudiantes, pero ante la indignación de la comunidad la sustituyeron por esta otra medida. También se negaron a recibir una donación que hubiera solucionado, al menos temporalmente, el problema.
3 Nov 2019 – 5:02 PM EST

Luego de que criticaran otras formas de lunch shaming implementadas por un distrito escolar de New Jersey, este decidió dar un paso más: prohibirles a los estudiantes que tuvieran un balance deudor de más de 75 dólares asistir al baile anual (prom) y a otras actividades extra curriculares.

En agosto, el distrito escolar de Cherry Hill había anunciado que los estudiantes con saldo deudor solamente podrían almorzar sandwiches de atún en la cafetería, en vez de una comida completa, una práctica ampliamente criticada y catalogada como lunch shaming.


Cuando el dueño de una cadena de supermercados locales, Steve Ravitz, se ofreció a resolver el problema brindando una donación equivalente al monto total adeudado, el distrito escolar se negó, reportó BBC.

“Entiendo que el comité ha decidido no aceptar ninguna donación significativa para ayudar con el problema de los almuerzos”, escribió en Facebook. La razón que indicaron las autoridades era que una donación no ayudaría con los problemas de estas familias. “Borrar simplemente la deuda no ataca el problema de familias con medios financieros que simplemente deciden no pagar lo que deben”, declaró Eric Goodwin, presidente del comité escolar.

Ante la indignación de la comunidad, el distrito retiró la medida y la semana pasada la sustituyó por la de permitirles el almuerzo caliente, pero prohibirles a los alumnos con un balance superior a los 75 dólares el participar en actividades extracurriculares como el baile anual, paseos y otras. Sus padres también deberán asistir a una cita con las autoridades del plantel.

“A veces lo que se debe hacer es lo difícil de hacer. La meta de lo que hacemos es responsabilidad con compasión”, dijo el superintendente Joseph Meloche en declaraciones citadas por el NY Post antes de que se diera la votación en la que se aprobó la medida por unanimidad.

Los almuerzos en Cherry Hill cuestan en promedio 3 dólares, lo que equivale a 60 dólares mensuales aproximadamente.
Según el Post, un 6% de la población de Cherry Hill vive bajo el nivel de pobreza de acuerdo con estadísticas del censo. 20% de los estudiantes del distrito son elegibles para almuerzos gratuitos, reportó el Philidelphia Inquirer.

En California lo prohíben

California ha emprendido medidas para evitar que los distritos puedan instaurar una de las modalidades del llamado lunch shaming. El gobierno Gavin Newsom firmó una ley que garantiza que todos los estudiantes reciban almuerzo caliente incluso si sus padres no pagan por ellas.

La ley también cita formas más efectivas para notificar a padres de las deudas de cafetería pendientes.


Al anunciar la ley, el gobernador citó el caso de Ryan Kyote, un estudiante de 9 años que usó sus ahorros para pagar el balance deudor de su salón en la cafetería. “Quiero agradecer a Ryan por su empatía y valentía de crear conciencia sobre este importante tema”, dijo Newsom en un comunicado citado por CNN.

Una práctica generalizada

El de Cherry Hill está lejos de ser un incidente aislado. Un reporte elaborado en 2014 por el Departamento de Agricultura determinó que casi la mitad de los distritos escolares nacionales usaron alguna forma de humillación para convencer a los padres de pagar los saldos pendientes.

Algunos ponen sellos en la mano del alumno recordándole a los padres que paguen la deuda; otros niegan al niño ciertos platillos y hasta se han visto lugares donde obligan al estudiante a limpiar la cafetería o hacer otros trabajos adicionales frente a sus compañeros.


A través del Programa de Almuerzos Escolares, el Departamento de Agricultura, provee comida gratuita o a precio reducido a aproximadamente 30.4 millones de niños.

Pero no todas las familias que viven al día cumplen con los requerimientos de ingresos, mientras que otras no entienden el proceso de aplicación o temen recibir beneficios debido a su situación migratoria.

Bullying: cómo enseñar a tus hijos a no promoverlo

Loading
Cargando galería
Publicidad