null: nullpx
Coronavirus

Temen que pacientes con doble nacionalidad regresen a EEUU ahora que México pasa los peores días de la pandemia

Funcionarios de EEUU se han reunido para hablar sobre la posibilidad de que hospitales en la frontera reciban a más estadounidenses contagiados de covid-19 que viven en aquel país, informa Reuters. Dos clínicas de San Diego, California, afirman que ya están siendo impactadas por ese problema.
12 May 2020 – 04:45 PM EDT
Comparte
Agentes de la Patrulla Fronteriza escoltan a solicitantes de asilo en el puente internacional Paso del Norte, en la frontera entre Ciudad Juárez (México) y El Paso (Texas). Crédito: Getty Images

Dos semanas después de que hospitales cercanos a la frontera entre California y Baja California advirtieron que estaban recibiendo cada vez más pacientes de coronavirus, atribuyéndolo a la crisis sanitaria en México, el gobierno estadounidense encendió las alarmas.

Citando fuentes familiarizadas con el tema, la agencia de noticias Reuters informó que funcionarios de EEUU se han reunido para expresar su preocupación ante la posibilidad de que más contagiados con doble nacionalidad busquen atención médica en este lado de la frontera si colapsan los servicios de salud en México, una vez que mejore la economía o cuando finalmente haya vacunas disponibles en este país.

México es hogar de alrededor de 1.5 millones de ciudadanos estadounidenses. Solo en Baja California, uno de los más afectados por la pandemia, viven unos 265,000 con pasaporte estadounidense.

Si bien aún no se habla sobre un plan extremo que prohíba la entrada a los estadounidenses enfermos, algunos expertos, como León Rodríguez, quien fue director de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) durante el gobierno de Obama, señalaron en entrevistas con Reuters que tal medida plantearía “serios problemas constitucionales” y pidieron que no se cierre por completo la frontera.

Por el momento, la administración Trump mantiene la cancelación de los cruces “no esenciales”, ya sea en vehículo y a pie, desde México y Canadá. Su objetivo es reducir los contagios y la llegada de extranjeros enfermos. Pero EEUU es el país con más infecciones y fallecidos por la enfermedad.


“En la frontera, una población binacional que cruza de un lado a otro debe sentirse respaldada por los servicios de salud de ambos países, independientemente del lugar de nacimiento”, dijo en un tuit el cónsul de México en San Diego, Carlos González Gutiérrez, sobre el hipotético regreso de enfermos estadounidenses.

Cargando Video...
Se hacen llamar 'Covid Busters' y se dedican a combatir el coronavirus en las calles de Tijuana

“Estamos en el punto más alto”

México, que se encuentra en la fase 3 de la contingencia, atraviesa estos días su pico de infecciones. Este martes se reportaban más de 36,000 contagios y 3,573 fallecidos por el covid-19. Uno de los focos rojos es la ciudad fronteriza de Tijuana, que ya suma 292 muertes, superando a la cifra de San Diego, en California, donde 175 personas han perdido la vida por el virus.

En Baja California había este martes 2,524 contagios, siendo el tercero estado de México con más casos y el segundo por número de fallecimientos, 433. En promedio registra 6.7 muertes cada día.

"Estamos en el punto más alto. Lo veíamos venir, no por eso tenemos que relajarnos", expresó en una conferencia virtual este martes Alonso Pérez Rico, secretario de Salud de Baja California. “El tema ahorita es que tenemos camas y ventiladores, lo que andamos buscando son médicos y enfermeras, específicamente para tratar más pacientes”, dijo sobre los hospitales públicos.

Las autoridades del condado de San Diego advirtieron que las primeras dos semanas de mayo “tendrán el mayor pico de transmisiones virales y muertes” en Tijuana, al tiempo que esperan un sobrecupo en sus hospitales y un impacto en las clínicas de California, reportó el diario San Diego Union-Tribune.

“El sistema hospitalario de Baja California se enfrenta a importantes desafíos y esto podría influir en un aumento de las personas que cruzan la frontera en necesidad de atención médica”, afirma un informe que la Oficina de Salud Pública de San Diego dieron a tres alcaldes de ciudades cercanas a la frontera, según el mismo medio.

Pero los funcionarios afirmaron que, si llega una ola de pacientes, sí podrían afrontar el problema. “En la actualidad, tenemos capacidad en nuestro sistema hospitalario para apoyar un aumento de pacientes”.

Más casos en hospitales de la frontera

Fueron dos hospitales de Chula Vista, en el sur del condado de San Diego, los que comenzaron a presionar al gobierno de Trump para tomar “acciones urgentes” a lo largo de la franja fronteriza, tales como controles médicos en esa zona y cuarentena obligatoria para quienes tienen síntomas.

“Los inadecuados recursos médicos en el estado de Baja California, incluyendo las pruebas necesarias para responder al covid-19, plantea una amenaza real para la capacidad de San Diego para manejar la respuesta al coronavirus y la conveniente reapertura de la economía”, señala una carta que directivos de los hospitales Scripps Health y Sharp HealthCare enviaron al gobierno federal a finales de abril.

Ambas instituciones atienden a más del 60% de los pacientes de esa zona. Sus centros médicos en Chula Vista, advertía dicha carta, “han visto incrementos diarios de pacientes de covid-19 en tasas significativamente altas que en instalaciones en otras regiones del condado de San Diego”.

Un tercio de los nuevos contagiados de coronavirus tratados en el Scripps Mercy Hospital Chula Vista habían cruzado la frontera una semana anterior, de acuerdo con un portavoz de la institución. Mientras que el Sharp HealthCare dijo que en un momento alrededor del 50% de sus pacientes con dicha enfermedad estaban en su centro médico de Chula Vista.

Las autoridades informaron este lunes que en el condado San Diego había más de 5,000 casos positivos, la mayoría en las ciudades de San Diego (2,238 infecciones) y Chula Vista (721).

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés