null: nullpx
partos

Su peso es similar al de una manzana y es considerada la bebé más pequeña del mundo

La recuperación de Akel, quien nació prematura con solo 23 semanas en un hospital especializado de California en diciembre pasado, ha sido catalogada como "un milagro". Su madre dijo que antes del parto vivió "el día de mayor susto de mi vida".
29 May 2019 – 7:15 PM EDT

Pesó 245 gramos (8.6 onzas) y su tiempo de gestación fue de apenas 23 semanas, casi la mitad de lo normal. Se llama Akel y en diciembre se llevó el récord de la bebé más pequeña del mundo. Nació en un hospital de San Diego, en el sur de California, donde permaneció cinco meses en cuidados intensivos.

Según el registro mundial de bebés diminutos de la Universidad de Iowa, Akel desbancó a Gharavi, una niña que nació en 2015 en Alemania con un peso de solo 252 gramos.

"Ella es un milagro", expresó emocionada Kim Norby, parte del equipo de enfermeras que se encargaron de la delicada salud de Akel, a quien ellas llamaban de cariño 'Saybie'.

Gracias a la atención especializada del Sharp Mary Birch Hospital for Women & Newborns de San Diego, la bebé fue ganando peso paulatinamente, pasando de 3 libras en marzo a 5 libras este mes.

"Estoy muy agradecida con ellas", dijo entre lágrimas la madre de la bebé, quien ha pedido permanecer en el anonimato, en un video que elaboró el centro médico.

La madre contó que en diciembre pasado, cuando llevaba 23 semanas y 3 días de gestación (un embarazo dura en promedio 40 semanas), sufrió complicaciones graves y tuvo que dar a luz por medio de una cesárea de emergencia.

"Fue el día de mayor susto de mi vida", relató ella. "Me sentía muy incómoda y pensé que tal vez era parte del embarazo".

No fue así. Su hija nació unos minutos después de que la internaron en el hospital pesando lo mismo que una manzana grande o un pequeño jugo. Midió 9 pulgadas.

Con la ayuda del equipo avanzado de soporte vital y doctores, la bebé pudo ser estabilizada antes de que la trasladaran a la unidad de cuidados médicos neonatales de ese hospital. Ahí, un ejército de profesionales de la salud vio por ella.

Fue considerada un bebé micro prematuro, porque nació antes de las 28 semanas de gestación. Estos se enfrentan a una variedad de desafíos médicos que amenazan sus vidas por no haber completado el desarrollo dentro del vientre, como hemorragias cerebrales y problemas pulmonares y cardíacos. Sin embargo, inesperadamente 'Saybie' no experimentó ninguna de esas dificultades.

Después de permanecer cinco meses la unidad de cuidados neonatales, Akel finalmente pudo irse a su casa a mediados de mayo, "como una bebé de 5 meses, sana y feliz", informó el hospital en un comunicado.

Cuando la acostaron en su cuna, ella ya medía 16 pulgadas, aún por debajo de la estatura promedio de un recién nacido.

Cada año, alrededor de 15 millones de bebés nacen antes de cumplir las 37 semanas de gestación.


El reto de nacer antes de tiempo: la evolución de mi bebé prematuro

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:partosBebésSaludCalifornia
Publicidad