null: nullpx
Abortos

Gobernadora de Alabama firma la estricta ley antiaborto que prohíbe el procedimiento incluso en casos de violación

La estricta y peligrosa HB 314 ya es ley. Después de que el proyecto fuese aprobado por la mayoría republicana en el Senado el martes por la noche, la gobernadora Kay Ivey lo oficializó este miércoles.
15 May 2019 – 6:34 PM EDT

La gobernadora Kay Ivey firmó este miércoles el restrictivo proyecto de ley que prohíbe la interrupción del embarazo en cualquier etapa de la gestación, incluso en casos de violación o incesto, que había sido aprobado el martes por la noche por la legislatura del estado: por 25 hombres republicanos específicamente.

La ley estipula castigos de hasta 99 años de prisión al médico que practique un aborto. La única excepción que permite interrumpir el embarazo es el caso en que la madre o el feto corran riesgo de muerte.

Los demócratas intentaron modificar el texto con una enmienda que permitiese el aborto en los casos de violación e incesto, pero la iniciativa fue rechazada por 21 votos a 11. Todos de hombres.

La nueva ley desafía un fallo de la Corte Suprema de EEUU de 1973 conocido como "Roe v. Wade", que legalizó la práctica el aborto en todo el país y el derecho de las mujeres a controlar sus cuerpos.



La ACLU demandará

La pelea judicial está asegurada. El mismo martes, la mayor organización de defensa de derechos humanos en Estados Unidos, ACLU, prometió entablar una demanda para bloquear su implementación y aseguró que la medida no entrará en vigor.

"Esta ley castiga a las víctimas de violación e incesto al tomar control de sus propios cuerpos y forzarlas a dar a luz", escribió ACLU de Alabama en un comunicado.


Alabama ya tiene un caso en las cortes federales sobre una ley restrictiva de aborto aprobada en 2016. El estado ha perdido en los tribunales federales, que han bloqueado la ley, pero está apelando a la Corte Suprema. Esa demanda llegó después de que el estado se vio obligado a pagar a la ACLU y a Planned Parenthood 1.7 millones de dólares en 2016, después de que una ley que exigía a los proveedores de servicios de aborto que tuvieran privilegios de admisión en el hospital fue anulada por los tribunales federales, refiere el diario The Washington Post.

"Saben que es inconstitucional", dijo al Post la senadora demócrata Vivian Figures sobre el nuevo proyecto de ley. "Tenemos tantos otros asuntos apremiantes a los que no les damos el tiempo y la energía necesarios. Ni siquiera estamos financiando adecuadamente la educación pública, pero van a aprobar esta ley".

Un informe del Instituto Guttmacher, que defiende los derechos de las mujeres, indica que solo este año, 28 estados han introducido más de 300 nuevas reglas para limitar el aborto.

El Partido Republicano se ha valido de derechos religiosos y la salud de las mujeres para limitar el aborto en los estados donde gobiernan.

Trump, además, ha retirado la financiación pública a las clínicas de planificación familiar que ofrecen abortos, una medida dirigida sobre todo a Planned Parenthood.

El aborto es legal en EEUU, pero cada vez hay más obstáculos que restringen el acceso (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad