null: nullpx
Coronavirus

El sorprendente caso de Smithfield Foods: la planta de alimentos donde cientos de trabajadores se contagiaron

Los propietarios de la planta en Dakota del Sur trataron de mantener las operaciones a pesar de la creciente preocupación de los trabajadores, la mayoría inmigrantes, que acusan a la compañía de no haber hecho lo suficiente para proteger su salud. Ya son 900 casos de covid-19 y la planta esta cerrada. No se sabe cuándo se va a reabrir. (Read this article in English)
23 Abr 2020 – 09:18 AM EDT

Lily Ordaz trabajó en la planta porcina de Smithfield Foods en Sioux Falls, Dakota del Sur, durante 13 años antes de renunciar abruptamente el mes pasado.

No fue fácil, ya que su trabajo era bien remunerado. Pero no se arrepiente porque la planta, con una gran fuerza laboral de inmigrantes, se ha visto obligada a cerrar debido a un brote masivo de casos de coronavirus.

"Creo que es la mejor decisión que he tomado porque quiero proteger a mi familia y a mí misma", dijo la mujer de 30 años de edad, nacida en México y madre de una hija pequeña.

Después de que el primer caso se filtró a los medios locales el 26 de marzo, los propietarios trataron de mantener la planta abierta a pesar de la creciente preocupación de los trabajadores y los sindicatos.

La planta de Dakota del Sur ahora está vinculada a más de 900 casos de coronavirus, uno de los mayores puntos de contagio del virus en el país.

El brote de Smithfield ahora se está reproduciendo en otras empresas de envasado de carne en otros estados del país, donde las empresas están luchando por adaptar sus líneas de producción para agregar medidas de seguridad como el distanciamiento social.

Al menos 10 estados ahora están informando del cierre de plantas de envasado de carne, lo que podría interrumpir el suministro de alimentos del país.

Anticipan más muertes

De la fuerza laboral de 3,700 trabajadores de la planta de Smithfield, 761 trabajadores han dado positivo por covid-19, mientras que 143 personas con contacto cercano con esos trabajadores también han dado positivo, según funcionarios de salud. Dos trabajadores han muerto debido al coronavirus.

" Anticipamos que habrá más (muertes)", dijo Kooper Caraway, presidente de la AFL-CIO de Sioux Falls, la federación sindical que representa el 90% de los trabajadores de Smithfield. Caraway le dijo a Univision Noticias que la mayoría de los trabajadores de Smithfield son inmigrantes de América Latina, Asia y África.

"Vamos a seguir teniendo una propagación (del virus) porque el estado no tiene orden de quedarse en casa y el gobernador no se ha comprometido a implementar un sistema de pruebas para la población,” agregó.

La segunda víctima, Craig Franken, había trabajado 40 años en la planta y pronto iba a jubilarse, dijo Caraway.

La preocupación es cada vez mayor ahora que otras empresas de empaque de carne en el área también están informando sobre brotes de la enfermedad, así como una comunidad de ancianos en Sioux Falls.

" Ahora estamos empezando a ver la propagación en la comunidad en todas las demás áreas y otros negocios y otras organizaciones", dijo a la prensa el alcalde de Sioux Falls, Paul TenHaken.

Aun así, su ayuntamiento rechazó la imposición de una orden de permanencia en el hogar, diciendo que no era necesario. En cambio, TenHaken anunció la creación de una organización para ayudar a las grandes empresas locales hacer cambios en el lugar de trabajo para proteger la salud de los empleados.

No hay reglas de 'quedarse en casa'

Dakota del Sur, controlada por los republicanos, es uno de los pocos estados del país que no impone reglas de quedarse en casa para detener la propagación del virus.

Rural y agrícola, Dakota del Sur es uno de los menos poblados del país, con solo 885,000 residentes. Hasta ahora ha informado un total de 1,858 casos confirmados de covid-19, con nueve muertes, la gran mayoría en Sioux Falls, la ciudad más grande del estado con poco menos de 200,000 residentes.

Después de que trabajadores como Ordaz renunciaron a sus empleos y otros comenzaron a hablar sobre la falta de condiciones sanitarias de trabajo, finalmente se vio obligado a cerrar el 15 de abril.

Faltaban mascarillas

Ordaz se quejó de que, si bien la empresa proporcionó guantes y desinfectante de manos y controló la temperatura de los trabajadores, faltaban mascarillas para los trabajadores y no había distanciamiento social. "Todas las personas trabajan en línea, hombro con hombro", dijo. "Hay demasiado ir y venir entre las pausas de descanso" para evitar el contacto cercano entre los trabajadores, agregó.

"No hubo preparación"

La agente de bienes raíces local, Nancy Reynoza, que también dirige un sitio web sin fines de lucro llamado ‘Qué Pasa Sioux Falls’, dijo que comenzó a recibir llamadas telefónicas de trabajadores preocupados en la planta de Smithfield. " Dijeron que tenían temor y que no podían hablar por miedo a perder sus empleos", dijo Reynosa, hija de inmigrantes mexicanos, a Univision Noticias.

Reynosa dijo que la compañía no estaba preparada para manejar el virus. “ Ya se está viendo que no hubo protección para estos trabajadores. Sabíamos que iba a venir el covid a nuestras ciudades y no hubo preparación de nadie,” dijo. “Empezaron a decirnos que tenían miedo porque no estaban teniendo protección. Les dieron una protección para la barba (para que no caigan los pelos a la carne) como tapabocas, incluyendo a las mujeres, eso no protege a nadie de nada”, dijo.

Matt Hildreth, un activista social del estado dijo que el brote de covid-19 fue resultado de una larga historia de explotación de los trabajadores por compañías que ponen más énfasis en las ganancias que en la seguridad sanitaria.

“Las personas van a trabajar enfermas, en algunos casos se les paga por trabajar enfermos y esa explotación está perjudicando a todo el sistema alimentario,” dijo Hildreth, director del grupo Rural Organizing.

"Buena comida. Responsablemente"

La compañía no ha aceptado ninguna responsabilidad por el brote del virus y dice que toma muy en serio la bioseguridad de sus plantas. “Seguimos comprometidos con nuestros empleados durante este tiempo,” dijo el presidente de Smithfield Foods, Ken Sullivan, en un video que fue publicado en YouTube. “Hemos instituido una serie de procesos y protocolos rigurosos y detallados que siguen las estrictas pautas de los CDC para gestionar eficazmente los posibles casos de covid-19 en nuestras operaciones,” agregó.

El lema de Smithfield es "Buena comida. Responsablemente".

La gobernadora republicana de Dakota del Sur, Kristi Noem, ofendió a muchos cuando sugirió que la propagación de infecciones no era el resultado de una protección deficiente en el lugar de trabajo, sino más bien debido a que los trabajadores la trajeron a la planta desde sus hogares. "Estas personas viven en la misma comunidad, los mismos edificios, a veces en los mismos apartamentos", dijo a Fox News.

Playas, parques y fábricas reabren en EEUU pese a las recomendaciones de no hacerlo antes de tiempo (fotos)

Loading
Cargando galería

Inmigrates y refugiados

Pero activistas locales dicen que Sioux Falls es una comunidad muy diversa que en los últimos 20 años ha abierto los brazos a inmigrantes de todas partes y en particular al programa federal de refugiados.

“Hemos trabajado de manera muy proactiva para construir puentes entre los inmigrantes y las instituciones locales, como las fuerzas del orden y los socorristas,” dijo Cristy Nicolaisen, directora de Centro Multicultural de Sioux Falls, que atiende a la comunidad de inmigrantes con actividades para los niños y paquetes de alimentos entregados a los hogares de familias afectadas por el virus, así como mascarillas y artículos de limpieza.

“Siempre hay algunos comentarios racistas, pero hemos trabajado duro para calmar a la gente para que trabajen juntos para ayudar a los enfermos,” agregó. Eso incluye imprimir información útil sobre el covid-19 y un video corto traducido a 11 idiomas, con la ayuda de los medios locales.

Eso también implica un grado de sensibilidad cultural. " Aquí hay refugiados que sobrevivieron a la guerra. Están acostumbrados a tratar de hacer lo mejor que pueden, lo que generalmente significa no quedarse en casa", dijo Nicolaisen. "Estamos tratando de transmitir el mensaje de que 'queremos que te quedes en casa'," agregó.

Muchas familias inmigrantes jóvenes se encuentran tratando de equilibrar el trabajo con la seguridad de sus familias. "Es una situación muy difícil", dijo Jordan Bruxvoort, director del Proyecto Naomi, una organización de derechos de los trabajadores e inmigrantes de Sioux Falls. Describió el caso de una joven pareja casada de El Salvador.

El esposo está en el hospital con covid-19 y su esposa, que trabaja en la planta de Smithfield, también se está recuperando del virus en su hogar mientras ella cuida a sus dos hijos. "Ella está tomando muchas precauciones. Hablamos mucho por teléfono y Facebook", dijo Bruxvoort.

Planes para reabrir

La planta de Smithfield se está preparando para reabrir después de implementar las recomendaciones federales de seguridad de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), aunque no se ha anunciado una fecha.

Caraway dijo que la planta solo volvería a abrir después de que se negociaran las medidas de sanidad con los representantes sindicales.

Smithfield Foods es una compañía estadounidense que emplea a más de 40,000 personas, pero fue comprada en 2013 por un gran conglomerado chino de procesamiento de carne, WH Group. Sus operaciones de envasado de carne son consideradas por el gobierno federal como esenciales para el suministro de alimentos del país, ya que es responsable de aproximadamente el 5% de la producción nacional de carne de cerdo.

“La gente necesita comida. Es una necesidad. Pero, para producir alimentos, necesitamos una fuerza laboral saludable”, dijo la compañía en un comunicado a Univision Noticias. "Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para ayudar a proteger a los miembros de nuestro equipo de covid-19 en el lugar de trabajo", agregó.

Eso incluyó agregar estaciones de desinfección de manos, aumentar el equipo de protección personal, incluidas mascarillas N95, aumentar el distanciamiento social y la instalación de plexiglás y otras barreras físicas en la planta de producción. Sin embargo, encontrar suficientes mascarillas para los 40,000 empleados de Smithfield no es una tarea fácil dada la alta demanda global – y el costo - y requiere cientos de miles de máscaras por semana.

Debido a su papel esencial en la economía, los trabajadores y sus sindicatos apoyan el regreso al trabajo tan pronto como sea seguro.

"Esperamos asegurarnos de que los trabajadores no regresen a la misma planta que dejaron y que ingresen a un entorno mucho más saludable", dijo Caraway, agregando que era de interés para todos, incluida la empresa, concretar el regreso seguro al trabajo.

Si hubiera otro brote de la enfermedad en la planta, se vería obligada a cerrar nuevamente durante al menos otros 14 días, señaló.

La compañía está de acuerdo. "No tenemos ninguna motivación", dijo la compañía en su declaración a Univision Noticias.

Aplausos a lo héroes: el mundo agradece a los protagonistas de la esperanza durante la pandemia (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés