null: nullpx
Enfermedades Cardiovasculares

¿Cuántas lagartijas puedes hacer sin detenerte? Ponte a prueba: podría ser un buen indicador de tu salud cardiovascular

Un nuevo estudio concluyó que aquellos hombres que hacen más de 10 tienen menor riesgo de desarrollar enfermedades coronarias en la próxima década.
3 Mar 2019 – 10:27 AM EST

Las lagartijas o push-ups son uno de los ejercicios más exigentes y completos para desarrollar masa muscular. Lo que no se sabía hasta ahora es que también pueden servir como predictor de la salud cardiovascular, tal y como ahora sugiere un estudio publicado en JAMA Network Open.

Tras investigar el asunto, investigadores de la Universidad de Harvard y la Universidad de Indiana concluyeron que aquellos hombres que logran hacer más de 40 lagartijas o push-ups en una sesión tienen un riesgo hasta 96% menor de desarrollar problemas de corazón que aquellos que no alcanzan las diez.

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en Estados Unidos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Para diagnosticar problemas cardiovasculares, usualmente se requiere de exámenes como la prueba de esfuerzo o costosas exploraciones cardíacas, pero estos sólo detectan el problema, y no la probabilidad de desarrollarlo.

Predecir y no esperar al diagnóstico


Se sabe que la presión arterial alta, elevado colesterol y fumar son los principales factores de riesgo para sufrir del corazón y que casi la mitad(47%) de los estadounidenses tiene uno de ellos.

Hasta ahora, una manera de predecir la tendencia de una persona a sufrir de problemas coronarios era mediante un análisis de su historia médica, hábitos de salud e indicadores como peso o colesterol, pero no son variables infalibles o medibles.

Esto motivó a investigadores de la Universidad de Harvard y la Universidad de Indiana a analizar el fenómeno en un grupo de 1,500 bomberos de Indiana. Cada año, estos bomberos iban a la misma clínica para un chequeo médico que incluía las evaluaciones tradicionales (peso, colesterol azúcar) y una prueba de esfuerzo. Los resultados se registraban en una base de datos.


La prueba de esfuerzo es un estudio común que permite ver cómo funciona el corazón cuando la persona hace ejercicio. La idea inicial de los investigadores era enfocarse en los resultados de este examen a lo largo de los años para determinar qué tan bien predecía el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria.

Casi accidentalmente se dieron cuenta de que más de 1,100 bomberos que participaban en el estudio también habían sido sometidos a pruebas de lagartijas durante sus chequeos médicos anuales y que en ellas se contaba cuántas podían completar hasta cansarse. Decidieron incluir este factor secundario en su análisis.

Categorizaron a los hombres en grupos: aquellos que completaron de 0-10, de 11 a 20, de 21 a 30, 31 a 40 y más de 40.

Al comparar los resultados con el estado de salud de cada uno encontraron que el cuántas lagartijas hacían funcionó como mejor predictor del desarrollo de enfermedades cardiovasculares que la prueba de esfuerzo.

Menos de 11: más riesgo


Aquellos hombres que lograban hacer al menos 11 lagartijas tenían menor riesgo de sufrir problemas coronarios en la próxima década, que sus pares. Y si alcanzaban más de 40 en una sola sesión, el riesgo se reducía en 96%.

La investigación tiene algunas limitaciones como el hecho de ser meramente observacional y usar una muestra de hombres exclusivamente blancos en su mayoría.

Bien podría ocurrir que aquellos hombres que están más en forma y hacen más lagartijas suelen cuidar mejor su alimentación y tener bajo peso, pero en todo caso el estudio sí es una clave para investigar un poco más al respecto.

“Se sabe que la fuerza muscular es un componente del bienestar”, dijo al New York Times, Stefanos Kales, profesor de Medicina de Harvard y autor del estudio.

Para Christopher Kelly, cardiólogo del Centro Médico de la Universidad de Columbia, quien no participó en el estudio, la gran moraleja de esta investigación es que “si no puedes hacer más de 10 lagartijas, estás en mala forma”, declaró a Men’s Health.

Si crees que es una meta imposible, revisa los récords mundiales alcanzados por varios deportistas.

Miles sin detenerse


El récord mundial por hacer más lagartijas sin detenerse se lo llevó el japonés Minoru Yoshida en 1980 cuando logró 10,507 lagartijas sin parar, superando así al estadounidense Henry Marshal que en 1977 había alcanzado las 7,650. Hoy en día el parámetro ha cambiado a mayor cantidad de lagartijas en 24 horas.

Y para los que piensan que la edad puede ser una gran limitante, está el ejemplo de Carlton Williams, que a sus 52 años, en 2017 obtuvo el récord mundial por mayor cantidad de lagartijas en una hora: logró 2,682 lagartijas.


Cinco motivos para incluir las lagartijas en tu entrenamiento

90% de quienes sufren un paro cardíaco mueren antes de llegar al hospital: con esta técnica básica puedes salvar vidas

Loading
Cargando galería
Publicidad