null: nullpx
Coronavirus

Dos pandemias no pudieron con ella: esta anciana de 107 años vivió la gripe española y superó un contagio con coronavirus

Tillie Dybing se contagió de covid-19 el pasado noviembre, sintiendo solo una fatiga extrema. Tras un par de semanas en cuarentena regresó a su habitación en el asilo de ancianos donde reside desde el 2015. Allí la recibieron felices.
17 Dic 2020 – 09:10 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Era 1918, cuando Tillie Dybing, de tan solo 5 años, vio a la pandemia de la gripe española golpear su casa en Dakota del Norte al enfermar a sus padres. A partir de ese momento, su vida se convirtió en sinónimo de supervivencia.

Dybing, cuyos hermanos fallecieron en su infancia, salió con vida de tres grandes inundaciones, perdió a su esposo hace casi tres décadas y venció a un cáncer de útero en 2008. Este año superó también al covid-19 con sus 107 años, los que celebró el verano pasado rodeada de enfermeras mientras estaba aislada para evitar la propagación del virus en el asilo de ancianos Ecumen Detroit Lakes, donde reside desde 2015, informó el sitio KARE.

A pesar de las precauciones tomadas, Dybing se contagió con coronavirus hace un mes. Si bien todo su entorno se preocupó debido a su edad, la resiliencia que fue curtiéndola durante toda su vida parece haberle ayudado a sobrepasar la enfermedad, sintiendo solo la extrema fatiga de entre todos los síntomas que pueden presentarse con la enfermedad.

A wonderful story about a beautiful human inside and out! We continue to be so grateful to see that smile and hear her...

Posted by Ecumen Detroit Lakes on Saturday, December 12, 2020


“Nada en sus pulmones. Dijeron que no tiene fiebre y dormía todo el tiempo”, dijo su hija Susan Berke.

Tras el período obligatorio de dos semanas en cuarentena por haber dado positivo, Tillie volvió sana y salva a su habitación como una sobreviviente de dos pandemias y con una actitud de agradecimiento a todo lo que ha vivido. “Pensé, bueno, si ha llegado el momento de irme, me iré, pero todavía estoy aquí”, dijo Dybing.

"Seguimos estando muy agradecidos de ver esa sonrisa y escuchar su risa contagiosa todos los días. "¡Ella es una bendición para nuestra comunidad!”, publicó el asilo Ecumen Detroit Lakes en su página de Facebook.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés