Salud infantil

En EEUU los índices de mortalidad neonatal son mucho mayores que los de Cuba

Aunque es uno de los países más prósperos y poderosos del planeta, un informe de la Unicef deja en evidencia que su tasa de muertes de recién nacidos no dista de las de otros Estados más pobres como Sri Lanka o Ucrania, y que incluso es peor que la de la isla caribeña.

Estados Unidos tiene una tasa de mortalidad neonatal más elevada que Cuba. Así lo revela un nuevo informe de la del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) sobre las muertes en recién nacidos que siguen siendo "alarmantemente altas" no sólo en los países más pobres, sino en el mundo entero. Casi 7,000 bebés menores de un mes fallecen cada día, 80% a causa de nacimientos prematuros, complicaciones durante el parto o infecciones de meningitis y neumonía.

Aquellos que nacen en países pobres tienen hasta 50 veces más probabilidades de morir que otros en lugares más prósperos, concluye el análisis elaborado con datos desde 1990 hasta 2016.

El nivel de ingresos, no obstante, parece ser apenas uno de los factores que influyen, como revela el caso de Estados Unidos, donde los índices de mortalidad infantil (1 de cada 270) no están tan alejados de los de otros más pobres como Sri Lanka (1 de cada 189) o Ucrania (1 de cada 185) y, de hecho, son superiores a los de otros más pobres como Cuba (1 de cada 417), que obtuvo los mejores resultados en América Latina y el Caribe.

Los países con menor índice de mortalidad neonatal en el mundo son Japón (1 de cada 1,111), Islandia (1 de cada 1,000) y Singapur (1 de cada 909). El peor es Chad con un índice de 1 de cada 28.

"No estamos cumpliendo con los bebés más pobres del mundo"

"Hemos reducido a más de la mitad el número de muertes de niños menores de cinco años en el último cuarto de siglo, pero no hemos progresado de manera similar a la hora de acabar con las muertes de los menores de un mes", indicó en un comunicado la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore. "Dado que la mayoría de estas fatalidades se pueden prevenir, está claro que no estamos cumpliendo con los bebés más pobres del mundo", lamentó.

El organismo recalca que, si cada Estado alcanzara una tasa de mortalidad neonatal similar al promedio que se registra en los países de altos ingresos, para 2030 se podrían salvar 16 millones de vidas. Como media, los países con alto poder adquisitivo tienen una tasa de mortalidad de recién nacidos promedio de 1 entre 333, mientras que en los de bajo poder adquisitivo este porcentaje se reduce a 1 en 37.

Este no es el único informe que deja mal parado a Estados Unidos en este aspecto, que obtuvo las peores puntuaciones en todos los epígrafes sobre salud infantil (no solo bebés) respecto al resto de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en un estudio publicado el mes pasado en el diario Health Affairs. Las persistentes tasas de pobreza y desigualdad, y la frágil red de seguridad social, entre otros factores, podrían haber convertido a EEUU en el país rico más peligroso para nacer.

RELACIONADOS:SaludEnfermedadesMortalidad