null: nullpx
Salud Infantil

Autoridades urgen no usar productos con benzocaína en las encías de los bebés

Son muy populares y hasta ahora se vendían sin prescripción médica para aliviar el dolor causado por la salida de los dientes. La Administración de Alimentos y Medicamentos decidió tomar medidas drásticas porque pueden desencadenar una peligrosa condición que disminuye los niveles de oxígeno en la sangre del niño.
24 May 2018 – 04:15 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Mordederas de goma, cero medicamentos y mucha paciencia: cómo aliviar los dolores de encías en tu bebé

Loading
Cargando galería

Si sueles aplicar geles u otros productos con benzocaína en las encías de tu bebé para ayudarlo con los dolores de la dentición, detente. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) emitió una advertencia a los consumidores este miércoles, instándolos a dejar de usar esas medicinas porque pueden representar un “alto riesgo” para los niños y no son tan efectivas.

El organismo también envió una carta a los fabricantes solicitándoles que suspendan la venta de estos productos que abundan en los anaqueles y se compran sin una receta médica. Advirtió que si no acatan esta recomendación se verán en la necesidad de implementar una regulación lo que los prohíba. Ya algunas empresas como Church & Dwight Co, que produce Orajel, han prometido que lo harán de inmediato.

Estas medicinas se suelen vender en modo de gel, spray, ungüentos y otras presentaciones bajo marcas como Anabesol, Baby Orajel, Cepacol, Chloraseptic, Hurricaine, Orabase, Orajel y Topex entre otras.

El riesgo radica en que la benzocaína puede producir una condición llamada metahemoglobinemia en la que los niveles de oxígeno en la sangre descienden a niveles que incluso pueden llegar a ser mortales. Los síntomas son ritmo cardíaco agitado, dificultad respiratoria, somnolencia, dolor de cabeza, palidez de la piel y uñas azules o grises. Pueden aparecer minutos después de aplicar el producto o al cabo de dos horas. Si un niño manifiesta estos problemas hay que llevarlo de inmediato al hospital.


Para el momento en que la FDA emitió la primera advertencia sobre estos riesgos en 2011, se habían reportado más de 400 casos de metahemoglobinemia por esta causa en la literatura médica.

“Debido a la falta de eficacia y serias implicaciones de seguridad que hemos visto con productos orales de benzocaína, la FDA está tomando medidas para detener su uso en niños pequeños y crear conciencia sobre sus riesgos”, explicó Scott Gottilieb, comisionado de la FDA en un comunicado difundido este miércoles.

Los anestésicos contra los dolores derivados de la dentición que se vendan bajo prescripción médica también deberán contener una advertencia que aclare los riesgos de su uso.

Ni productos homeopáticos, ni juguetes congelados

Los padres tampoco deben usar las tabletas y geles homeopáticos que se venden bajo la promesa de ayudar a los niños durante la dentición. En septiembre de 2016 la FDA advirtió que no son recomendables.


¿Qué opción queda entonces para aliviar el malestar de las encías de los niños? La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda productos de goma especiales para la dentición o simplemente que el padre o madre frote con sus propias manos (muy bien lavadas) las encías. Advierte que no es bueno usar los que se colocan en el congelador, ya que pueden ponerse muy duros y herir la boca del bebé, causándole más dolor.


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Salud InfantilFDASalud

Más contenido de tu interés