null: nullpx
Rescates

El niño rescatado en París "había caído de un apartamento superior antes de agarrarse al balcón" del quinto piso

El vecino que se ve en el video tratando de rescatar al menor antes de que llegara el hombre de Mali que finalmente lo salvó, afirmó que el niño estaba herido y llevaba, curiosamente, unas chanclas de Spider Man.
29 May 2018 – 1:06 PM EDT

El video ha dado la vuelta al mundo: el espectacular rescate de un niño de cuatro años colgado de un quinto piso gracias a un ágil transeúnte que, al verlo en peligro, no duda en escalar como un 'Spider Man' por la fachada.

Las increíbles imágenes -grabadas en París- permitieron al joven identificado como Mamoudou Gassama, un maliense indcumentado, comenzar el camino hacia su regularización y obtener un trabajo en el cuerpo de bomberos. Pero la historia no acaba ahí.

El hombre que sale en el video y que intenta ayudar al menor desde el apartamento de al lado explicó en una entrevista que el niño no estaba colgado en el balcón de su casa sino que había caído del piso superior.

"Tuvo un gran valor porque había caído de un apartamento superior antes de agarrarse al balcón que se encuentra debajo (de su hogar)", dijo el hombre al diario Le Parisien.

El vecino, que no fue identificado por el periódico, explicó que se despertó debido a los gritos que escuchó en la calle. Las imágenes muestran que cuando Gassama estaba escalando la fachada, numerosas personas miraban desde la calle lo que estaba sucediendo.

Al salir a ver qué ocurría no entendió muy bien qué era todo ese alboroto. "No me di cuenta inmediatamente, estaba aún un poco dormido", indicó. Según explicó, al ver al niño se puso los tenis para no resbalar en el balcón e intentó agarrarlo con su mano .


Sin una uña y unas chanclas de Spider Man

Las imágenes muestran que él extendió su brazo, pero el menor estaba lejos de él. "Dada la configuración del balcón, no lo podía subir", se justificó. Los dos apartamentos están separados por una especie de pared que le impedía acercarse. "Preferí actuar cuidadosamente", subrayó, mientras esperaba por la ayuda de Gassama, que ya había comenzado su increíble ascenso por el edificio.

Según su testimonio, el menor -del que no se conoce la identidad- sangraba en un dedo porque se le había arrancado una uña. Pero en medio de esa tensa situación se dio cuenta de un detalle que, al recordarlo, le hizo sonreír: llevaba unas chanclas de Spider Man.

Una vez que el peligro ya había pasado, el vecino, que se acaba de mudar recientemente al edificio, ofreció algo de comer y beber al niño y a su salvador que "estaba muy cansado".

Finalmente, todos esperaron a que los bomberos llegaran y pudieran sacar al menor del piso de al lado, donde lo habían dejado al rescatarlo. Según recuerda, fue en ese momento cuando, al preguntarle que dónde vivía, el niño que aún estaba conmocionado, sin hablar, señaló hacia arriba.

El padre... jugando a Pokemon Go

Este incidente, que ocurrió el sábado en la tarde, está siendo investigado por las autoridades parisinas. El fiscal François Molins reveló que el padre dejó solo a su hijo en la casa para ir a hacer una compra, pero "tardó en regresar simplemente porque al salir de la tienda se puso a jugar a Pokemon Go".

El hombre, de 37 años y sin antecedentes penales, está detenido provisionalmente. Comparecerá ante el juez el 25 de septiembre, y podría ser condenado a una pena de dos años de prisión y 34,800 dólares (30,000 euros) de multa, según la prensa local.

La madre vive en la Isla de la Reunión, un territorio francés en el Océano Índico. El menor se encuentra ahora en un centro de acogida de menores.

En fotos: Los espectaculares rescates de las víctimas de Harvey

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RescatesMundoFrancia
Publicidad