null: nullpx

El Papa se muestra abierto a ordenar sacerdotes a hombres casados

Francisco afirmó que debe estudiarse esta posiblidad para que puedan servir en "zonas remotas" debido al continuado descenso de vocaciones. Sin embargo, dejó claro que "el celibato voluntario no es una opción".
10 Mar 2017 – 07:43 AM EST

El papa Francisco se manifestó a favor de que hombres casados católicos puedan ser ordenados sacerdotes para hacer frente al descenso de vocaciones dentro de la Iglesia católica y poder servir así en "comunidades remotas".

En una entrevista el jueves con el semanario Die Zeit, el Papa reconoció que la falta de sacerdotes es un "problema enorme" para la Iglesia y, aunque reconoció que anular el celibato no es la respuesta, sí señaló que estaría abierto a un cambio en las reglas de la institución para poder aumentar el número de sacerdotes.

"Debemos considerar si 'viri probati' es una posibilidad", afirmó. "En ese caso, necesitamos determinar que trabajos podrían realizar como, por ejemplo, en comunidades remotas", añadió. La expresión "viri probati" en latín se refiere a hombres casados de fe católica demostrada.

El Papa, sin embargo, no mostró su disposición a que los sacerdotes ya ordenados pudieran contraer matrimonio. "El celibato voluntario no es una opción", remarcó.

No es la primera vez que esta opción se baraja dentro de la Iglesia, pero las palabras de Jorge Bergoglio la han vuelto a poner sobre la mesa debido a la situación que la Iglesia está pasando en determinados lugares, como Brasil, un país con una gran población católica, pero donde el número de sacerdotes es cada día menor.

Según varios reportes, el cardenal brasileño Claudio Hummes, amigo de Francisco, estaría presionando para permitir que hombres casados puedan ser sacerdotes en el Amazonas, donde existe un sacerdote por cada 10,000 católicos.

Las excepciones ya permitidas

En la actualidad, algunos hombres casados ya son sacerdotes: los pastores protestantes casados que se han convertido al catolicismo pueden continuar con su situación marital dentro de la Iglesia y los sacerdotes que pertenecen a la Iglesia católica del rito oriental tienen permiso para casarse.

La tradición católica impide que los sacerdotes puedan casarse al seguir algunos pasajes bíblicos y porque actúan "in persona Christi" (en la persona de Cristo) y deben seguir el ejemplo del celibato de Jesús.

El primer Papa latinoamericano se ha mostrado abierto a estudiar propuestas para ordenar a hombres casados. También ha manifestado su preocupación de que algunos miembros de la Iglesia decidan acabar sus votos para poder casarse.

Ha mantenido una amistad con la viuda argentina de un amigo que dejó el sacerdocio para casarse, y el año pasado pasó uno de sus viernes de perdón visitando a hombre que había dejado el sacerdocio para tener familia, según informó AP. El papa también ha dicho que si bien prefiere a sacerdotes célibes, el celibato técnicamente puede ser algo discutible, ya que es una disciplina de la Iglesia, no un dogma.

Visita a América Latina

En la entrevista, Francisco confirmó que planea visitar Colombia en el 2017, así como India y Bangladesh. Descartó a Congo, que se rumoraba como potencial destino, pero mencionó a Egipto como una posibilidad. El papa también ha dicho recientemente que esperaba visitar Sudán del Sur.

Francisco también advirtió sobre los peligros del populismo creciente en las democracias occidentales, diciendo que "el populismo es maligno y termina mal, como quedó demostrado en el siglo pasado".

En la primera entrevista importante del papa con un periódico alemán, se preguntó a Francisco si había momentos en los que dudara de la existencia de Dios.

"Yo también he tenido momentos de vacío", respondió.

Sin embargo, señaló que los momentos de crisis también son una oportunidad para crecer, y dijo que un creyente que no pase crisis seguirá siendo "infantil".

Las fotos más curiosas del Papa

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.