null: nullpx

El Papa anunció que canonizará a Teresa de Calcuta el 4 de septiembre

El pontífice de la iglesia católica celebrará la santificación un día después de que se cumplan 19 años del fallecimiento de la misionera.
15 Mar 2016 – 6:26 AM EDT

El papa Francisco decretó este martes que la canonización de la madre Teresa de Calcuta, fundadora de la Orden de las Misioneras de la Caridad será efectiva el próximo 4 de septiembre.

El pontífice presidió en el Vaticano la celebración del Consistorio Ordinario Público para las canonizaciones de varios beatos, entre ellos la religiosa de origen albanés, cuya canonización ya fue firmada por el papa.

Teresa de Calcuta será canonizada por lo tanto un día antes de que se cumplan los 19 años de su fallecimiento en esa ciudad india y durante el Año Santo Extraordinario de la Misericordia.


El anuncio se produce después de que la Iglesia Católica haya aprobado por unanimidad la "curación extraordinaria" de un hombre brasileño en 2008 que se encontraba en fase terminal por graves problemas cerebrales tras la intercesión de la futura santa.

Con la aprobación por parte del papa de ese segundo milagro, requisito fundamental para la canonización, se puso fin a un proceso por el que ya fue beatificada en 2003, durante el pontificado de Juan Pablo II, que la definió como "infatigable benefactora de la Humanidad".

También santificará a un cura gaucho

El papa decretó también que la canonización del sacerdote argentino José Gabriel Brochero, conocido popularmente como el "cura gaucho", se celebrará el próximo 16 de octubre.

El pontífice ya había firmado el decreto que permitirá la canonización de Brochero (1840-1914), beatificado en 2013 y que se convertirá en el primer santo nacido y muerto en Argentina.

Ese decreto reconoció un segundo milagro atribuido a la intercesión de Brochero, la recuperación de una niña que volvió a andar tras un infarto masivo en el hemisferio cerebral derecho.

Su primer milagro admitido por la Santa Sede fue el de Nicolás Flores, quien se recuperó de un accidente de tráfico sufrido cuando tenía solo once meses, que le dejó en estado vegetativo.

Nacido en Villa Santa Rosa (Córdoba), el cura Brochero desarrolló su labor misionera en una amplia zona de las serranías de esa región argentina, donde se desplazaba a caballo o en mula, hablaba con la gente de campo, los gauchos, en su misma lengua.

Fue un verdadero pastor con olor a oveja, en palabras del papa Francisco.

El sacerdote se destacó por su estilo evangelizador mediante los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola que solía llamar "baños del alma", su devoción mariana y su fortaleza ante las adversidades, entre ellas la lepra, que le causó la muerte.

Brochero, ordenado sacerdote con 26 años y quien en 1869 se hizo cargo del curato de la región cordobesa de Traslasierra, trabajó por la educación de los niños, por la atención de los enfermos, los campesinos y los presos.

El primer santo oficializado por el Vaticano y nacido en Argentina es san Héctor Valdivielso Sáez, también conocido como san Benito de Jesús (1910-1934), que a los cuatro años fue llevado por sus padres a España donde fue ejecutado durante la Revolución de Asturias, previa a la Guerra Civil Española.

Publicidad