null: nullpx
Relaciones Internacionales

Vladímir Kará-Murzá, líder opositor ruso presuntamente envenenado, sale del estado de coma

Los médicos todavía no han logrado establecer el origen de la intoxicación del disidente, quien en 2015 ya sufrió un episodio similar que vinculó a una acto intencional debido a su actividad opositora.
9 Feb 2017 – 8:34 AM EST

El periodista y dirigente opositor ruso Vladímir Kará-Murzá salió del estado de coma en que se encontraba desde la semana pasada a causa de una "intoxicación aguda con una sustancia indeterminada", antes de realizar un viaje a Estados Unidos y cuyo caso investiga la policía rusa.

El opositor, crítico con el Kremlin y que coordina las actividades del movimiento Open Russia, fue puesto bajo asistencia respiratoria y cuidados intensivos hace una semana debido a su estado de salud.

Según indicó su esposa Evguenia a la agencia AFP el "diagnóstico oficial es una importante intoxicación provocada por una sustancia desconocida".

Su pronóstico era crítico pero estable y su abogado, Vadím Prójorov, confirmó este jueves su mejoría.

"Salió del coma y comenzó a comunicarse con su esposa. De momento no puede hablar, pero se comunica mediante parpadeos", dijo Prójorov citado por el diario digital Lenta-ru.

El opositor ya no necesita hemodiálisis y se ha restablecido totalmente su función cardíaca, aunque todavía está conectado a un sistema de respiración asistida, según recoge la Agencia Efe.


Kará-Murzá, de 35 años, correligionario del asesinado opositor Borís Nemtsov y del exiliado multimillonario Mijaíl Jodorkovski, ingresó hace una semana en el estado grave en un hospital de Moscú con síntomas de envenenamiento.

El Comité de Instrucción de Rusia abrió una investigación sobre la intoxicación del periodista, que según su familia estaría orquestada por el propio gobierno ruso.

Los médicos todavía no han logrado establecer el origen de la intoxicación y se han enviado muestras de sangre a laboratorios de Francia e Israel para determinar qué es esa "sustancia desconocida".

Hace tan sólo dos años Kara-Murzá fue hospitalizado con síntomas similares con un fallo renal agudo. En aquella oportunidad los médicos detectaron restos de metales pesados en su sangre y como secuela necesita ayudarse de un bastón para andar.


El opositor aseguró en 2015 que su envenenamiento fue intencionado debido a sus actividades políticas contra el presidente
ruso, Vladímir Putin.

Dentro de la organización Open Russia, Kara-Mourza lleva a cabo entre otros un proyecto para apoyar a jóvenes opositores en las próximas elecciones legislativas, que se celebrarán en septiembre.

Precisamente, el líder de la oposición extraparlamentaria, Alexéi Navalni, quedo el miércoles fuera de la carrera presicencial para las elecciones presidenciales de 2018 al ser encontrado culpable de malversación de propiedad pública en un polémico caso de robo de madera, que él considera fabricado por el Kremlin.

Navalni, uno de los organizadores en 2011 de las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS, recibió una pena suspendida de cinco años de prisión, por lo que no tendrá que ir a la cárcel, pero no podrá postular en los comicios.

En fotos: Los encuentros de Vladimir Putin con presidentes de EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés