null: nullpx
Relaciones Internacionales

¿Para qué servirá la última reunión oficial de Peña Nieto y Obama?

Los dos presidentes se reúnen este viernes en la Casa Blanca en el último tramo de sus mandatos, en un encuentro que, para los analistas, servirá más para la foto que para hacer cambios significativos en las relaciones bilaterales.
20 Jul 2016 – 5:39 PM EDT

El último encuentro oficial entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, servirá solamente ‘para la fotografía’ y para ganar simpatía en la comunidad latina, según indican los expertos consultados por Univision Noticias.

Pese a que la agenda contempla que se aborden temas como migración, seguridad, el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP), ya no hay tiempo para nuevas negociaciones entre los mandatarios: en EEUU hay elecciones a finales de año y Obama dejará la Casa Blanca en enero de 2017. De quien salga elegido en esos comicios dependerá con quién tenga que negociar el próximo año Peña Nieto.

Josh Earnest, el portavoz de la Casa Blanca, anunció que la reunión entre Obama y Peña Nieto -que se llevará a cabo el próximo 22 de julio-, tiene por objetivo "avanzar en el progreso significativo realizado en la cumbre de Líderes de Norteamérica de Ottawa y profundizar en la alianza bilateral".

En esa cumbre, los presidentes de Canadá, México y EEUU hablaron del modelo de cooperación política y económica entre las tres naciones norteamericanas luego del Brexit.

El doctor José Luis León Manríquez, catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y experto en política exterior y relaciones internacionales, dijo a Univision Noticias que la relación entre Obama y Peña Nieto “no presenta altibajos, como los tenían los líderes en la década de los noventa”, si bien pudo ser mejor si se hubiera dado una reforma migratoria en Estados Unidos.


"Las dos administraciones van de salida de alguna forma. La ventana de oportunidad que había para establecer una conexión más significativa no se aprovechó (en 2012). Ahorita ya no hay mucho de ambas partes para introducir un cambio drástico en esta relación", dijo León.

A juicio de León Manríquez, la llegada a México de la embajadora Roberta Jacobson reafirma que la relación entre México y EEUU, que es buena desde la implantación del Tratado de Libre Comercio de 1994, "va por buen camino".

Además, cree que en la reunión podría surgir algún comentario respecto a los ataques del candidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump hacia México y los mexicanos, algo que, opina el docente, "le vendrá muy bien a la campaña electoral demócrata.

Migración, el gran tema pendiente

Pese a que Josh Earnest lo mencionó como uno de los temas en agenda, el analista Luis Miguel Valdivia Santamaría, investigador de la Univeridad Autónoma de México (UAM), no cree que se vayan a producir cambios en la negociación del TPP, pues en ese tema México ha ido de la mano con Estados Unidos. Pero cree que ambos mandatarios podrían hablar de las medidas contra el terrorismo internacional.


Uno de los temas que Obama y Peña Nieto implementaron de manera conjunta en julio de 2014 fue el Plan Frontera Sur, cuya misión es proteger a los migrantes y generar condiciones para facilitar su movilidad. Sin embago, para la hermana Leticia Gutiérrez Valderrama, directora general de Scalabrinianas Misión para Migrantes y Refugiados (SMR), la aplicación de dicha medida ha servido para lo contrario e incluso ha generado un estado de crisis humanitaria en la región.

Desde hace dos años, su institución ha atendido a migrantes que fueron víctimas de diversos delitos por parte de autoridades mexicanas y por miembros del crimen organizado que operan en las fronteras de México.

Ahora, Gutiérrez Valderrama no cree que esta reunión vaya a cambiar nada al respecto. De hecho, para ella, durante la administración de Peña Nieto no sólo no se han logrado avances con Obama en el tema migratorio, sino que existe un retroceso al aceptar “servilmente” el Plan Frontera Sur –que es financiado por Estados Unidos-.

“El discurso es que siempre se ha avanzado porque se tienen las leyes y el acceso de los migrantes a la justicia, pero en la vida cotidiana ha sido un retroceso. Desde la implementación del Plan Frontera Sur que ha hecho todo lo posible porque los migrantes no crucen México para que no lleguen a Estados Unidos, mediante medidas policiales o restrictivas, lo que arroja a los migrantes a otros caminos más peligrosos y que los deja prácticamente en manos de la delincuencia organizada”, dijo Gutiérrez Valderrama.

La protectora de los derechos de los migrantes aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto no ha sido un contrapeso en las medidas migratorias de Estados Unidos, y no se esperan nuevas negociaciones en la reunión del viernes entre ambos.

“(Peña Nieto) no hará nada, a pesar que niñas, niños y adolescentes están siendo retornados a su lugar de origen. Está tomando de manera muy a ligera la crisis de refugiados centroamericanos y en México hay leyes restrictivas, lo cual ha provocado un desastre”, agregó la hermana Leticia, quien en compañía del padre Alejandro Solalinde ha dado ayuda y acompañamiento integral a migrantes en su paso por México.

Más contenido de tu interés