EEUU revisa 17 casos de supuestas víctimas por beber alcohol adulterado en playas turísticas de México

Los afectados habrían sido víctimas de robo o agresiones tras desmayarse por haber ingerido, sin saberlo, alcohol adulterado en playas de Cancún, Los Cabos y Puerto Vallarta. La portavoz del Departamento de Estado advirtió que no podrán enjuiciar a nadie por que no ocurrió en EEUU, pero al menos están monitoreando los reportes.

El Departamento de Estado de EEUU tiene en revisión 17 casos de ciudadanos que aseguran que se enfermaron debido a la ingestión de alcohol adulterado durante sus vacaciones en destinos turísticos de México.

Así lo explicó este martes la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, al responder a una pregunta sobre una carta de la senadora demócrata Tammy Baldwin al secretario de Estado, Rex Tillerson, en la que pide "hacer más" al respecto de este problema, del que estima que hay unos 140 casos.

Según la legisladora, esa es la cifra de estadounidenses que han sido víctimas de robo o agresiones tras desmayarse por haber ingerido, sin saberlo, alcohol adulterado en hoteles de playas de Cancún, Los Cabos y Puerto Vallarta.

"Estamos revisando esa carta (la de la senadora) y le responderemos apropiadamente. Nosotros tenemos 17 reportes de individuos que han compartido su preocupación de que quizás han sufrido a causa de alcohol contaminado o sin regular. Ese es el número que el Departamento de Estado tiene: 17", indicó Nauert.

La portavoz recordó que este es un tema del que se viene hablando desde el 'spring break' (las vacaciones de primavera) del año pasado, cuando la oficina de Tillerson comenzó a recibir esos reportes de estadounidenses supuestamente afectados por alcohol adulterado en México, un destino muy popular para los viajes de estudiantes en esa época del año.

"No podemos procesarlo porque no es nuestro país, eso es decisión del gobierno mexicano, pero al menos podemos monitorear algunos de los reportes", señaló Nauert. "Esto es de gran preocupación para el gobierno de EEUU".

La portavoz pidió a quienes crean haber sufrido un caso similar buscar atención médica de inmediato e informar a la Embajada de EEUU en México para que el Departamento de Estado pueda seguir recopilando y revisando estos reportes.

No obstante, apuntó que "la vasta mayoría de México es segura" y que la dependencia ha sido "muy clara sobre que algunos lugares pueden ser peligrosos", por lo que pide a sus ciudadanos que se informen en su web sobre la situación en el lugar específico que vayan a visitar.


Vea también:

RELACIONADOS:MéxicoEEUUVíctimas