null: nullpx
Referendos

El chavismo pide anular la inscripción de la MUD como partido político

El oficialismo solicitó al organismo electoral "de inmediato y de forma expedita" desincorporar de sus registros al partido Mesa de la Unidad Democrática, al que acusa de incurrir en fraude para avalar un referendo contra Nicolás Maduro.
27 Jul 2016 – 1:32 AM EDT

Mientras clama a la oposición aceptar un diálogo sin condiciones y con mediación internacional, el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro pidió este martes al poder electoral ilegalizar a la coalición opositora MUD, que esperaba este mismo día luz verde para activar un referendo revocatorio contra el mandatario.

El dirigente chavista Jorge Rodríguez, delegado por Maduro para monitorear el proceso de recolección de firmas para la activación del referendo, declaró en la sede del organismo electoral -que controla el oficialismo- que solicitaron "la cancelación de la inscripción del partido político Mesa de la Unidad Democrática (MUD), por estar incurso en el fraude electoral más grande que haya conocido la historia del país".

Según Rodríguez, quien también es el alcalde de uno de los cinco municipios que abarcan la ciudad de Caracas, alega que la MUD incluyó rúbricas de miles de fallecidos, menores de edad y convictos, para habilitarse como promotora de la consulta.

“¿Cómo se va a activar un artículo de la Constitución (el referendo revocatorio) con un basamento tan profundamente manchado?”, preguntó Rodríguez luego de reunirse con, Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE).

El alcalde aseguró que el CNE "está obligado" a atender este requerimiento del chavismo "de inmediato y de forma expedita", aunque evitó hablar sobre las consecuencias que tendría esta solicitud, de ser aprobada.

La oposición, que aspiraba a que el CNE confirmara este martes que reunió las 200,000 firmas que activarían el referendo, a fin de avanzar hacia la recolección de cuatro millones de firmas necesarias para llamar a la consulta.

Pero el ente electoral anunció la noche de este martes que no será sino hasta el próximo lunes que analizará un informe técnico sobre la validez de las primeras firmas.

Sin embargo, no aclaró si ese mismo día se pronunciará sobre la activación de la consulta.

El "Poder Electoral ratifica que no aceptará presiones y recuerda la decisión de suspender actividades en caso de alteración del orden público", advirtió Lucena.

Henrique Capriles, gobernador del Estado de Miranda y excandidato presidencial, calificó como una “locura” la maniobra del chavismo: “Esas locuras tienen detrás una intención: robarle al pueblo venezolano el revocatorio”.

Capriles anunció una movilización nacional en las principales ciudades del país para este miércoles que tiene por objetivo exigirle al CNE que agilice la verificación de las firmas para que continúe el proceso de activación del referendo contra Maduro.


Más temprano, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, había pedido al CNE no obstruir "las salidas electorales" a la crisis y reiteró el llamado a una movilización el miércoles hacia la sede del organismo para exigir una respuesta.


Por su parte, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, reiteró la tarde de este martes: "No hay manera de que haya revocatorio, no hay". Ni en 2016, ni "al paso que vamos tampoco" en 2017.

La MUD, que acusa al CNE de servir al chavismo, busca que el referendo se haga antes del 10 de enero de 2017, pues si Maduro pierde habrá elecciones. Si ocurre después de esa fecha, el mandato que finaliza el 10 de enero de 2019 lo completará su vicepresidente.

Para que la consulta sea este año, la oposición debe lograr que el CNE fije pronto la fecha de inicio de la recolección de firmas, para lo cual presionará el miércoles con una movilización ante la sede del organismo en Caracas y en todo el país.

En esa segunda fase, la coalición opositora MUD tendrá tres días para recoger las rúbricas. Luego, el CNE se tomará 15 días hábiles para contabilizarlas y tres meses más para organizar la consulta.

Para revocar a Maduro se necesitan más de los 7,5 millones de sufragios con los que fue elegido en 2013. Según la firma Venebarómetro, 73,4% de los venezolanos reprueba su gestión y 64% de los electores votaría por sacarlo del poder.

Lea también:


Más contenido de tu interés