Por qué el escándalo del "suéter racista" de Gucci llega en el peor momento

La casa de modas italiana tuvo que disculparse y retirar de circulación –tanto en Internet como en sus tiendas– una prenda que desató la polémica por hacer ver a la persona que la usa como disfrazada de alguien de raza negra.
7 Feb 2019 – 3:19 PM EST

La casa de modas Gucci está en problemas y se vio obligada a disculparse por una polémica que no podía llegar en peor momento: sacaron al mercado un suéter negro con un cuello que puede subir hasta la mitad de la cara con un espacio abierto para la boca, bordeado de rojo. No hace falta mucha imaginación para asociar la imagen inmediatamente con alguien disfrazándose de persona negra, una práctica racista conocida como blackface que por estos días tiene al gobierno demócrata de Virginia en el ojo del huracán.

Como si fuera poco, en febrero se celebra en varios países el Mes de la Historia Negra y mientras otras marcas buscan exaltar la cultura afrodescendiente en sus productos o con eventos en sus compañías, Gucci decidió lanzar esta criticada prenda.

El suéter con cuello extralargo de lana negra fue calificado de insensible y racista en las redes sociales, en momentos en que en el país hay una gran controversia luego de conocersen fotografías viejas de políticos blancos disfrazados y con el rostro cubierto de maquillaje negro, como el caso del gobernador Ralph Northam.

Gucci se disculpó y retiró de la venta en línea y en tiendas la prenda, tras recibir quejas de que hacía parecer a la persona como si se hubiera pintado el rostro con maquillaje oscuro para lucir como alguien de raza negra.

La casa Gucci tuiteó este miércoles que estaba comprometida con la diversidad, la que considera un "valor fundamental a defender, respetar y poner al frente de cada decisión que tomamos".

Este es el caso más reciente de una casa de modas italiana que se disculpa por demostrar insensibilidad cultural o racial.

En diciembre, Prada informó que retiraba de la venta una línea de accesorios que incluían un personaje de piel parda y labios exageradamente rojos.

El año pasado, Dolce & Gabbana canceló un desfile de modas en Shanghai al recibir quejas de que una campaña publicitaria en la que una modelo china trataba de usar palillos para comer pizza, fideos y cannoli era una muestra de insensibilidad cultural.

Mira también:



¿Qué hace una tienda de Prada en medio del desierto de Texas?

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RacismoTrendingModa
Publicidad