null: nullpx

Despiden al hombre que pidió a una mujer negra y su hijo que se identificaran cuando usaban la piscina vecinal

El incidente ocurrió el 4 de julio en un vecindario de Winston-Salem, Carolina del Norte, y es el más reciente caso en el que una persona de minoría racial despierta sospechas injustificadas en alguna persona blanca.
8 Jul 2018 – 1:04 PM EDT

Cuando Adam Bloom vio sospechosa la presencia de Jasmine Abhulimen en la piscina de su vecindario y quiso averiguar si tenía derecho a estar allí, al punto de llamar a la policía, incurrió en una conducta de “perfil racial” que en pocos días lo dejaría sin trabajo y sometido a la condena pública.

El incidente ocurrió durante las festividades del 4 de julio en un vecindario de Winston-Salem, Carolina del Norte.

Abhulimen estaba con su hijo usando la piscina comunal de Glenridge, resevada para habitantes de la urbanización, cuando Bloom, responsable de las instalaciones por la asociación de vecinos, se le acercó a pedirle identificación. Cuando ella se negó a darle alguna, él llamó a la policía.

El caso se conoció gracias a un video que subió a Facebook Abhulimen en el que destacaba que ellos eran los únicos afroestadounidenses que estaban en la piscina en ese momento y se quejó de lo que describió como un uso discriminatorio de “perfil racial”.

Bloom llamó a las autoridades asegurando que la mujer no era residente de la zona y que se rehusaba a identificarse.

En ese video se ve que la policía reconoce que no hay ninguna regla que fuerce a un usuario de la instalación a presentar identificación, y menos si, como Abhulimen, tenía la tarjeta electrónica que le permitía el acceso al área de recreo.

El video se hizo viral, alcanzando más de seis millones de vistas para la noche del sábado, y generó una avalancha de comentarios de rechazo colocados en la página de Facebook de la piscina y la de Sonoco, la empresa internacional de empaques en la que trabajó Bloom hasta esta semana.


Un portavoz de la empresa dijo al diario The New York Times que habían rescindido el contrato de Bloom tras enterarse del incidente por las redes sociales. Bloom era gerente de desarrollo de negocios y tenía cinco años con la firma, destacó el portavoz, Brian Rissinger.

“No condonamos discriminación de ningún tipo y hemos trabajado muy fuerte para construir una cultura de inclusión, diversidad y unidad. Sus acciones fueron, simplemente, inaceptables y no alineadas con nuesrta cultura”, escribió Rissinger en un mail que reseña el diario neoyorquino.

La Asociación de Propietarios de Glenridge indicó en un comunicado que Bloom había renunciado a su puesto en la directiva y como jefe de la piscina.

“Al confrontar y llamar a la policía por uno de nuestros vecinos, el jefe de piscina llevó la situación a un punto que no refleja los valores de inclusividad que Glenridge aspira mantener como comunidad”.


Asombro y arrepentimiento

Pero el abogado de Bloom, John Vermitsky, dijo al diario The Winston-Salem Journal que la intención de su cliente al solicitar identificación a la mujer era precisamente “asegurarse que la interacción no escalara”.

Bloom dijo estar asombrado por las dimensiones nacionales que alcanzó el episodio y se disculpó por lo ocurrido durante una entrevista con NBC News.

“Estoy tan herido de que, de alguna manera, hice sentir disminuida, acusada y señalada a otra persona (…) Tengo un sincero lamento por las acciones que tomé ese día”, dijo Bloom.

En los últimos tiempos se han documentado en redes sociales varias interacciones de este tipo entre personas blancas que desconfían de las actividades que algunas personas negras han estado desarrollando en zonas donde residen.


El más reciente se produjo en Ohio el 1 de julio, cuando un hombre llamó a la policía para acusar que un grupo de niños negros que estaba cortando el césped de la casa vecina habían cortado una línea del suyo.

En abril, dos jóvenes afroestadounidenses fueron sacados esposados de un Starbucks en Filadelfia, luego de que el gerente llamara a la policía por considerar sospechosos a los hombres, que estaban esperando a otra persona, pero no estaban consumiendo nada en el establecimiento.

En fotos: Incidentes de acoso y crímenes de odio tras la elección de Donald Trump

Loading
Cargando galería
Publicidad