Pruebas de Manejo

Prueba: Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio, la camioneta bipolar

Esperaba con entusiasmo la oportunidad de conducir la camioneta que Alfa Romeo prometía como la más rápida alrededor del Nurburgring y no decepcionaron cuando me llevaron al Circuito de las Américas para evaluarla.

Los carros italianos se caracterizan por ser muy emocionales y esta camioneta no es la excepción. Empezando por su nombre ‘ Stelvio’, el cual proviene de aquella ruta que atraviesa los Alpes italianos que es reconocida por sus espectaculares paisajes y ruta desafiante. Entre sus 12 millas se encuentran 48 curvas que se elevan 6,000 pies.

Además de COTA, no se me ocurre otra pista (local) que ofrezca desafíos similares a bajo un entorno controlado y seguro. Por eso me sentí bastante cómodo para exigirle al máximo de mi capacidad durante más de 15 vueltas a este circuito de 3.427 mi (5.513 km), 20 curvas y un cambio de elevación de hasta 133 pies.


El corazón del Stelvio Quadrifoglio es un V6 de 2.9 litros twin-turbo que puede producir hasta 505HP y 443 Lb-Pie de torque. La fuerza es distribuida a través de una trasmisión automática de 8 velocidades con capacidad de ser operada de manera manual a través de su palanca o desde las enormes paletas de aluminio ubicadas detrás del volante.

Este es un vehículo con tracción a las 4 ruedas y para ello se apoya en el sistema Q4. Este puede trasladar toda la potencia a las ruedas posteriores y hasta un 60% a las delanteras. La gran novedad en este sistema es que tuvo que ser adaptado para poder soportar la enorme cantidad de fuerza producida por este motor.

Otro punto importante para mencionar sobre la distribución de potencia es que este cuenta con el sistema de ‘torque vectoring’. El cual se apoya en los dos diferenciales (uno en cada eje) para distribuir el torque entre las ruedas derechas e izquierdas para atravesar las curvas de manera mucho más efectiva y segura.

El resultado de la combinación de esto dos sistemas sobre el circuito y después de seleccionar el modo ‘RACE’ es impresionante. Bajo este modo la Stelvio Quadrifoglio puede alcanzar las 60 millas por hora en solo 3.6 segundos y puede llegar hasta 177 mph (283 km/h).

Siendo esta una camioneta ‘familiar’, los ingenieros se preocuparon por ofrecer un comportamiento civilizado. Para ello se apoyaron en el sistema de selección de conducción llamado ADN. En este vehículo brindan 4 modos de manejo: All-weather, Natural, Dynamic y Track.

La diferencia en las sensaciones de conducción entre sus modos es significativa. La intervención de este sistema abarca el sistema de suspensión, dirección, respuesta de motor, transmisión, intervención electrónica de estabilidad y frenado, etc.

En pocas palabras, esta máquina tiene dos personalidades bastante marcadas. Para quienes necesitan un vehículo que cumpla las funciones diarias cómodamente y aquellos que gusten de visitar su circuito local, esta es una gran alternativa.

Su precio inicial es de $80,000 en EEUU y puede incrementar hasta casi $100,000 cuando uno decide incluir opciones como el sistema de frenos carbono-cerámicos ($8,000), butacas fabricadas en fibra de carbono ($2,000), paquete de sistemas electrónicos de asistencia para el conductor ($1,500), etc.

Puedes ver mis primeras impresiones A Bordo de esta camioneta en el video ubicado en la parte superior de esta página. Si estas interesado en conocer más detalles de esta, solo tienes que ver el video a continuación.