Pruebas de Manejo

La nueva Land Rover Discovery demuestra que la alta tecnología puede ser muy ruda

Land Rover rompe con todos los convencionalismos de las todoterreno para terminar con un vehículo excepcionalmente resistente y capaz.

La avalancha de camionetas crossovers lujosas con capacidades todoterreno limitadas que están inundando el mercado nos hacen creer que la verdadera todoterreno de lujo es un vehículo en vías de extinción. Sin embargo después de dos días probando la nueva Land Rover Discovery en el Parque Nacional Zion en el sur de estado de Utah y en los alrededores del Monumento Nacional Grand Canyon al noroeste del Arizona, estamos convencidos de que la todoterreno de lujo no sólo está vivita y coleando sino también en buenas manos.

La nueva y quinta generación de la Land Rover Discovery que acaba de debutar este año, y con la que regresa el nombre “Discovery” en reemplazo la fría denominación “’LR4”, apretó el acelerador en el departamento de lujo y de la tecnología y afortunadamente no lo hizo en detrimento de sus capacidades todoterreno.

Lo anterior nos sorprende aún más cuando tomamos en cuenta que Land Rover abandonó la carrocería sobre bastidor -típica de las SUVs todoterreno- a favor de una estructura de cuerpo integral o monocuerpo que hace uso extenso de aluminio de alta resistencia gracias a la cual el nuevo modelo perdió 1,050 libras en relación al modelo que sustituye.

Diseño

El aspecto exterior de la Land Rover Discovery , derivado del vehículo conceptual Land Rover Discovery Vision Concept del Auto Show de Nueva York 2014, representa un quiebre radical con el diseño al que las sucesivas generaciones de la Discovery nos tenía acostumbrados. Contornos suaves y aerodinámicos reemplazan los severos ángulos de 90 grados que caracterizaban a los modelos anteriores y su aspecto general la relaciona más con el resto de la línea Land Rover que con las Discovery del pasado. Aparte de colocarla con las cuatro ruedas en el presente el nuevo diseño le da un extraordinario coeficiente de resistencia al aire de 0.33. Los no iniciados deberán tener cuidado en no confundir a la Land Rover Discovery con la Land Rover Discovery Sport, siendo esta última la más pequeña y económica de las camionetas de la marca.

Los diseñadores de la nueva camioneta mantuvieron un vestigial desnivel en el techo sobre el respaldo de la segunda fila de asientos como un saludo a las antiguas generaciones de la Discovery que contaban con una prominente subida de altura en el último cuarto de longitud del techo. En la nueva camioneta sin embargo este mini escalón no tiene ningún efecto práctico. El otro homenaje estético a las antiguas generaciones es el diseño asimétrico del portón trasero, que en los modelos anteriores era necesario por la división asimétrica del acceso al área de carga con dos puertas que abrian hacia afuera, pero que ahora que el portón abre hacia arriba no tiene una razón de ser que no sea mantener un tenue vínculo visual con sus predecesoras. Luce muy bien, por cierto.

Cabina

La cabina es sorprendentemente amplia y práctica, pero sobre todo es sumamente lujosa, y no muy distinta a las de sus hermanas mayores las Range Rover y Range Rover Sport con quienes comparte su arquitectura. Provee espacio para que siete adultos viajen con comodidad, incluyendo a los dos que viajen en la tercera fila. Los asientos en la segunda fila de asientos tienen un viaje de 6.3 pulgadas para comodidad de sus ocupantes y para facilitar el acceso a la tercera fila. Cada asiento se mueve y pliega eléctrica e independientemente, lo cual puede hacerse incluso desde un app en el smartphone. Los dueños de la Discovery tienen la capacidad de configurar el espacio interior de 21 maneras distintas.

Aparte de una abundancia de cueros de alta calidad, maderas de poros abiertos y de áreas de carga de todo tipo, la nueva Discovery también cuenta con nueve conectores USB y seis tomacorrientes de 12 voltios. Ya no hay excusas para no tener el teléfono cargado.

Tren Motriz

La nueva Land Rover Discovery cuenta con un menú de dos motores, ambos de configuración V6 y ambos con 3.0 litros de desplazamiento. El primero de ellos es un motor a gasolina súper-cargado que ofrece 340 caballos de fuerza y 332 lbs.-pie de torque. El otro es un turbo-diésel, excepcionalmente silencioso y compuesto, con 254 caballos de fuerza y 443 lbs.-pie de torque. Ambos motores están acoplados a una transmisión automática de ocho velocidades.

A pesar de su similitud en tamaño cada motor le da una personalidad muy distinta a la Discovery. De tener que elegir optaríamos con el motor a gasolina solo porque su respuesta a alta velocidad, mucho después del pico del torque del motor diésel, es notoriamente superior. Sin embargo quienes utilicen su SUV para remolcar o quienes prioricen el consumo, con seguridad considerarán el motor diésel. El V6 de gasolina rinde 16 millas por galón (mpg) en circuito urbano y 21 mpg en autopista para un consumo combinado de 18 mpg, mientras que para el motor turbo-diésel el consumo es de 21/26/23 respectivamente.

La nueva camioneta cuenta con tracción en las cuatro ruedas permanente con una caja de transferencia sencilla en la versión básica SE. El resto de las versiones cuenta con una caja de transferencia con una segunda velocidad que distribuye torque por igual entre todas las ruedas. Discovery cuenta con las interpretación de Land Rover del sistema computarizado de control de arrastre que vemos cada día más entre vehículos todoterreno, llamado Control de Progreso Todoterreno (CPT) el cual es capaz de analizar el terreno cada 100 milisegundos y más allá de frenar y acelerar por el conductor el CPT sirve como un control de crucero para situaciones todoterreno que toma el control de la aceleración, los frenos, la respuesta de la dirección (aún a cargo del conductor) y del control de tracción. En tperminos sencillos, de lo único que debes preocuparte del volante, una experiencia a la que toma un rato en acostumbrarse.

Manejo

Los modales de vía de la nueva Discovery son excepcionales. Quienes estén considerando este vehículo para manejo en asfalto y remolque estarán más que cubiertos y ciertamente tendrán más vehículo del que necesitarán. La respuesta es linear, agradable y civilizada y salvo por la débil respuesta a altas velocidades del motor turbo diésel, la Discovery es un vehículo realmente excepcional.

Por el otro lado, quienes necesiten un todoterreno extremo también van a estar más que satisfechos. El nuevo diseño cuenta con los ángulos necesarios para lidiar con las inclinaciones más absurdas en ambos sentidos y la tecnología para lograrlo sin problemas. La esquina del suroeste de Estados Unidos que Land Rover seleccionó para la prueba de manejo de su nueva camioneta nos ofreció situaciones con vías nevadas, piedras sueltas, grava, lodo y arena, las cuales fueron superadas con éxito por conductores no necesariamente expertos en cada una de esas circunstancias, cómo es definitivamente el caso de quien escribe estas líneas que nunca antes había enfrentado el manejo en dunas de arena. Hay que dejarle saber que un grupo de instructores de manejo estuvo con el grupo en todo momento durante nuestra travesía en el Parque Nacional Coral Pink Sand Dunes en Utah, donde la principal instrucción fue, “acelera como si te la acabaras de robar”. En la arena suelta donde la falta de tracción en compensada por el movimiento constante, este consejo te lleva sorprendentemente lejos.

La lista de precios de la nueva Land Rover Discovery, que será construida totalmente en Inglaterra, arranca en 50,000 dólares con los modelos más equipados pueden superar facilmente los 70,000 dólares.

Lea también: