null: nullpx
Proceso de Paz

Así será el proceso de dejación de armas de la guerrilla de las FARC

Este martes comienza la marcha de los guerrilleros hacia 27 puntos de concentración en los que deberán permanecer hasta junio, cuando termina el periodo de entrega de las armas a la ONU.
5 Dic 2016 – 12:32 PM EST
Comparte
Miembros de las Farc hacen fila para comer en un campamento de la región del Margadalena Medio, en febrero de 2016. Crédito: Luis Acosta / AFP / Getty

Desmontar un ejército irregular como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que lleva peleando más de cincuenta años, no es cosa fácil. La desconfianza entre los dos adversarios, la guerrilla y el Estado, y amenazas externas como las bandas criminales y otras organizaciones al margen de la ley, son sólo dos de los elementos que tuvieron que analizar durante un año y medio los miembros de la subcomisión técnica que, en La Habana, diseñó el Protocolo de Cese al Fuego Bilateral y Definitivo y de Dejación de Armas que entró en vigencia el pasado jueves 1 de diciembre, en el marco del nuevo acuerdo de paz entre las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos.

El protocolo traza una rigurosa ruta de desarme que reduzca tantos las amenazas como la desconfianza, y garantice que en 180 días las Farc se incorporen a la vida civil del país. Todo esto ocurrirá en 20 Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) y siete Puntos Transitorios de Normalización (PTN), en diferentes departamentos del territorio nacional. Estas zonas, previamente definidas y delimitadas por el Gobierno y las FARC, son de carácter temporal y estarán bajo la observación del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V).

Una vez ubicados en las Zonas Veredales —traslado que comienza a los cinco días de refrendado el Acuerdo, es decir este martes 6 de diciembre—, el gobierno suspenderá las órdenes de captura de la totalidad de los integrantes de las FARC que se ubiquen en dichas zonas. A ellos podrán unirse, si así lo desean, aquellos integrantes de las Farc que hayan sido beneficiados con la excarcelación por la ley de amnistía. Dentro de estas zonas, las FARC serán responsables de sus combatientes, que sólo podrán salir desarmados y vestidos de civil.

Para facilitar y asegurar la movilización de los guerrilleros y la posterior entrega de armas, el MM&V será el encargado de monitorear y verificar que todo se dé dentro de lo establecido. Las armas serán entregadas en su totalidad a Naciones Unidas para la posterior construcción de tres monumentos. Para eso, las partes crearon un protocolo que facilite esta parte del acuerdo que empieza a contar a partir del “día D”; es decir, un día después de la refrendación de los acuerdos.

El proceso para la dejación de armas y el cese al fuego definitivo para la terminación del conflicto está programado para durar 180 días. Para saber cuáles son los mayores retos que enfrentará el tránsito de los guerrilleros a la vida civil, sin armas, consultamos a Alejandro Reyes, asesor de la oficina del Alto Comisionado para la Paz.

A continuación el cronograma y las incertidumbres lo rodean:

Día D: 1 de diciembre
Inicia el proceso de dejación de armas de las FARC. Reyes asegura que lo que veremos durante los días siguientes no tiene por qué lucir muy distinto a lo que ha ocurrido desde el 13 de octubre, día en que se firmó el último protocolo de cese al fuego, días después de la derrota del Sí en el plebiscito.

“Ya vimos, en la práctica cómo se comportaría tanto las FARC como las Fuerza Pública en el territorio. Ahí hay confianza. Fueron mínimos los incidentes”, asegura. La confianza entre las partes es la primera garantía.


D+1: 2 de diciembre
La Fuerza Pública reorganiza el dispositivo de tropas para facilitar el desplazamiento de las FARC a las Zonas Veredales. A pesar de que no hubo mayores contratiempos, el cese al fuego se violó luego del 13 de octubre con los hechos ocurridos en el sur de Bolívar, donde murieron dos guerrilleros a manos del Ejército, por eso Reyes destaca que todo sería más fácil “si en el territorio únicamente estuvieran las Farc y la Fuerza Pública. Sin embargo, hay territorios donde hay otros actores armados y ese es un riesgo importante”. Ese será un factor de mucha atención.


D+5: 6 de diciembre
Inicia desplazamiento de los integrantes de las FARC con su armamento individual a las Zonas Veredales, siguiendo las Rutas de Desplazamiento establecidas entre el Gobierno y las FARC. Teniendo en cuenta el recorrido que tendrán que hacer los integrantes de la guerrilla, Reyes señala que “estos movimientos representan un reto tanto para las Farc como para el Gobierno porque hay que adecuar unos dispositivos en el terreno, hay que habilitar unas rutas para el tránsito y eso es una operación militar de mucha atención”.


D+7 a D+30: entre el 8 de diciembre y el 7 de enero
Los integrantes de las FARC transportan armas de acompañamiento (por ejemplo, sus fusiles y pistolas), armamento de las milicias, granadas y municiones a las Zonas Veredales.


D+7 a D+60: entre el 8 de diciembre y el 6 de febrero
Se destruirá el armamento inestable (tatucos, cilindros, minas y demás armas hechizas). El CI-MM&V verifica la ejecución de este procedimiento. Para este punto del cronograma, Reyes asegura que “esa destrucción necesita muchísima atención por parte de los profesionales y el inventario de todo ese armamento hechizo”, dice Reyes.


D+60: 6 de febrero
Almacenamiento de armamento de acompañamiento, granadas y municiones y armas de milicias en contenedores bajo el control exclusivo de Naciones Unidas.


D+90: 8 de marzo
Registro, identificación, recolección y almacenamiento del primer 30% de las armas.


D+120: 7 de abril
Recolección y almacenamiento en los containers del segundo 30% de las armas. Ese día se habrá logrado la recolección del 60% de las armas.


D+150: 7 de mayo
Recolección y almacenamiento en los containers del 40% restante de las armas. Ese día se completará la recolección de armas.


D+150 a D+180: entre el 7 de mayo y el 6 de junio
La ONU tendrá que sacar todo ese armamento de las Zona Veredales para la posterior construcción de los monumentos para los que se utilizarán las armas, y que estarán ubicados en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, en La Habana, donde se llevaron a cabo los diálogos y en Colombia.


D+180: 6 de junio
Finaliza el funcionamiento de las Zonas Veredales y el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo. Comienza la implementación. Aunque no será un proceso fácil, pues donde hay armas de por medio siempre habrá riesgos, el Gobierno confía en el cronograma pactado. El hecho de establecer fechas claras compromete a las partes a verificar lo que pasa a medida que pasan los días, y ese es un elemento claro de control pues garantiza el cumplimiento de lo acordado.

Además de eso, confía en los mecanismos de monitoreo y verificación que estarán al tanto de las actividades. “Tenemos un cronograma en el que día a día nos dimos a la tarea de verificar que debería pasar, eso no ha pasado en ningún lugar del mundo. Y de alguna manera, el cese al fuego nos ha puesto a prueba ya. Y ahí tenemos unas lecciones aprendidas y por mejorar seguramente”, concluyó Reyes.

Este artículo fue publicado originalmente por Pacifista Colombia, en este enlace.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Proceso de PazColombiaFARC

Más contenido de tu interés