publicidad

Unas manos, el yoga y otros puntos del debate republicano

Unas manos, el yoga y otros puntos del debate republicano

Dos días después del supermartes, los aspirantes republicanos midieron fuerzas en Detroit

Unas manos, el yoga y otros puntos del debate republicano detroit5.jpg

Por Patricia Vélez @patrivelez y Patricia Clarembaux @clarembaux

Los aspirantes a la nominación republicana midieron fuerzas este jueves en su primer debate después del supermartes, cuando el empresario Donald Trump se llevó siete de la docena de estados y territorios disputados.
A continuación, los choques y bromas de mal gusto que dominaron el careo entre Trump, Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich organizado por Fox News en Detroit, Michigan.

1. Trump justifica el uso de visas temporales en su club:
El magnate inmobiliario defendió la contratación de trabajadores extranjeros con visas temporales argumentando que los estadounidenses "no quieren trabajos de corta duración". Afirmó que en su club en Palm Beach, Florida, por ejemplo, lo hizo siguiendo la ley. "Ciento por ciento aprobado", aseguró, aunque reconoció que tomó ventaja de las normas en ese estado.

Estas acciones distan de la dura retórica que ha esgrimido durante la campaña respecto a la contratación de mano foránea debido a que se debe "poner a los trabajadores estadounidenses primero".

Donald Trump durante el debate realizado en Detroit, el primero después...
Donald Trump durante el debate realizado en Detroit, el primero después del supermartes.


Una investigación realizada por la Unidad de Datos de Univision Noticias reveló que en los últimos siete años, 13 de las empresas del multimillonario solicitaron autorización para traer al menos a 795 trabajadores extranjeros, casi todos con visas de trabajo temporal H1B y H2B.

La mayoría de ellos son camareros, cocineros y amas de llaves empleados en sus hoteles. Según la investigación, 80% de las visas que las empresas de Trump tramitaron eran para trabajadores del club de Palm Beach Mar-A-Lago, justo al que Trump se refirió este jueves.

2. Las bromas de mal gusto tocan su punto más bajo
No bien arrancó el careo, y ya Trump estaba recordando que Rubio "se metió con sus manos". "Nadie había atacado mis manos (...) miren estas manos, ¿son pequeñas?", preguntó el empresario.

publicidad

"Se refirió a mis manos, sugiriendo que si son pequeñas, algo más debe serlo. Les aseguro que no hay ningún problema al respecto. Se los aseguro", afirmó.

En otro momento acalorado momento del encuentro, Cruz conminó a Trump a "respirar, respirar, respirar" para retomar la calma. Desde su podio, Rubio bromeó: "Me avisan cuando terminen con el yoga".

Durante el careo, Donald Trump recordó que Marco Rubio se burló de sus m...
Durante el careo, Donald Trump recordó que Marco Rubio se burló de sus manos…y con ello las bromas tocaron su punto más bajo.


3. El reencuentro Trump-Kelly
"Un gusto estar contigo", fue el saludo de Trump a la periodista Megyn Kelly, con quien había tenido un agrio desencuentro durante el primer debate republicano en Ohio. Esa noche, la moderadora formuló preguntas difíciles que llevaron a que el multimillonario dijera que "la sangre le fluía de los ojos, de cualquier lado".

4. La "flexibilidad" de Trump con su muro y otros cambios de opinión:
Después del cordial saludo, Kelly le cuestionó por un reporte de Buzzfeed respecto a que en en una conversación off the record (conversación que no puede ser divulgada) con periodistas de The New York Times, Trump expresó que podría ser "flexible" en su política migratoria, que apunta a deportar a los 11.3 millones de personas indocumentadas que viven en Estados Unidos y construir un muro en la frontera con México.

Kelly le preguntó si esa "flexibilidad" abarcaría su plan de deportaciones. Y Trump reconoció su encuentro con la junta editorial de The New York Times y afirmó que "en algunas ocasiones pides más de lo que quieres y negocias hasta lo que realmente buscas. Posiblemente discutí algo similar con The New York Times, pero nunca divulgaré conversaciones off the record. No creo que sea justo".

En otro momento, cuando Kelly lo interrogó por sus cambios de opinión respecto a otros temas, como la presencia de Estados Unidos en Oriente Medio, él respondió: "nunca he visto a una personas exitosa que no sea flexible, que no tenga un cierto grado de flexibilidad".

También en el tema migratorio, el empresario nuevamente moderó su postura sobre la contratación de inmigrantes en Estados Unidos. Esto debido a que Cruz le sacó en cara el haber contratado "repetidamente" a inmigrantes con visas temporales, especialmente en uno de sus clubes en Palm Beach, como mencionamos anteriormente.

5. Romney, un candidato fallido
El excandidato republicano Mitt Romney (2012) exteriorizó este jueves las angustias de los republicanos: “Si escogemos a Donald Trump como nuestro nominado, las perspectivas de un futuro próspero y seguro se verán muy disminuidas”. Pero para el magnate, las palabras de Romney son las de un “candidato fallido”.

"Él perdió miserablemente, lo que fue embarazoso para todos, incluso para el Partido Republicano”, dijo el magnate aprovechando el micrófono del debate para responderle nuevamente al exnominado. Que Romney tomara a Trump como parte de su discurso en la Universidad de Utah, refleja para el multimillonario que “solo quiere ser relevante, quiere volver al juego político”.

Mitt Romney: "Donald Trump es un farsante" Univision


6. Repudio al Ku Klux Klan
Trump dio por cerrada la controversia por el apoyo a su candidatura expresado por el exlíder de la organización de extrema derecha Ku Klux Klan David Duke.

“Repudio al Ku Klux Klan”, dijo. “Repudio totalmente a David Duke”, agregó al asegurar que al menos 18 personas le han hecho la misma pregunta. La polemica empezó el pasado 26 de febrero, cuando Duke pidió a los oyentes de su programa radial apoyar al candidato y sumarse como voluntarios a su campaña.

7. Los cheques que Trump le firmó a Clinton:
Cruz enumeró las ocasiones en las que según él Trump patrocinó a personas o causas a las que hoy ataca, especialmente a políticos demócratas como Hillary Clinton, quien encabeza el proceso de primarias de ese partido de cara a las presidenciales del 8 de niviembre.

publicidad

"Donald Trump apoyó a Jimmy Carter frente a Ronald Reagan. Donald apoyó a John Kerry sobre George W. Bush. Si no les gusta Obamacare, Donald Trump financió a Harry Reid y a Nancy Pelosi adueñándose del Congreso para aprobar Obamacare", espetó Cruz. Y siguió. "En inmigración, si no les gusta la amnistía, si no les gusta el Grupo de los Ocho (que redactó un proyecto de reforma migratoria), Donald Trump financió a cinco de esos ocho".

Y remató afirmando que Trump también le ha firmado cheques a Hillary Clinton, "no una, ni dos, ni tres veces, diez veces (...) y fue para su campaña presidencial (del 2008)".

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad