Presos

Una mujer de 63 años convence a un reo prófugo de entregarse a la policía

Revantae Williams tocó la puerta de la casa de la mujer a quien pidió el teléfono para hacer una llamada y esconderse en el patio trasero, pero ella lo urgió a rendirse y terminó entregándose a la policía. Luego se arrepintió de haber escapado porque su salida de prisión estaba programada para dentro de un año.
14 Jul 2017 – 3:08 AM EDT

La mujer había dejado abierta la puerta de su casa en Ocala, Florida, para que sus nietos entraran y mientras estaba en la sala escuchó un golpe. Fue hasta la entrada y un hombre asustadizo aunque de buenos modales le pidió usar el teléfono porque, le dijo, estaba en problemas.

Fue así como esta señora de 63 años le permitió su teléfono móvil a Revantae Williams, de 24 años y de raza negra, quien hacía apenas 44 minutos había escapado de un Centro de Reingreso.

Williams telefoneó a su esposa, se supo más tarde según versión de la policía. La mujer escuchó la conversación en la que el hombre le pedía que lo fueran a buscar; luego logró oír que la otra persona le decía que no iría y que se entregara a las autoridades.

La llamada terminó y el hombre le preguntó a la señora si podía esconderse en su patio trasero. Ella le dijo que no y lo urgió a rendirse. Ella continuó hablando con él sobre la mejor opción para él, y fue cuando decidió hacerlo.

"(Hablamos sobre) cómo lo haría y cuál sería la mejor manera de entregarse", dijo la mujer, citada por el periódico Ocala Star-Banner.

Cuando la policía llegó al lugar, Williams levantó las manos y ella lo acompañó hasta afuera. Se entregó al agente policial Carlos Ruiz.

Había escapado cuando los empleados del Departamento de Correccionales esperaban en el Centro de Reingreso para transportar a otro preso y Williams, que no estaba esposado ni encadenado, salió corriendo por la puerta. Sus zapatos fueron encontrados en la acera cerca de la entrada principal.

El Centro de Reingreso aloja y mantiene reclusos inscritos en programas de trabajo. Mientras los presos están allí deben acatar reglas y regulaciones y deben volver en la noche para un conteo.

Williams, que cumple una condena por hurto mayor, posesión de armas de fuego y drogas, lamentó huir porque debía ser liberado de la prisión en menos de un año.


En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Presos EEUUFloridaLocal
Publicidad