null: nullpx
Presos

Turquía detiene a colaborador del predicador al que acusa del intento de golpe de Estado

Hails Hanci, identificado como la mano derecha de Fethullah Gülen, fue capturado en la provincia de Trebisonda, en el Mar Negro.
24 Jul 2016 – 8:55 PM EDT


Las fuerzas de seguridad de Turquía detuvieron a Hails Hanci, un importante colaborador del predicador exiliado en Estados Unidos Fethullah Gülen, a quien acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado militar contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Un responsable oficial informó que Hails Hanci –identificado como el responsable de enviarle fondos a Gülen-- fue capturado en la provincia de Trebisonda, en el Mar Negro.

Ankara acusa a Gülen de ser el autor intelectual del golpe, algo que el clérigo niega.

Según el responsable, Hanci “aparentemente” entró al país dos días después del intento frustrado del golpe, que ocurrió el pasado 15 de julio.

La fuente también confirmó la detención en Ankara del teniente coronel Hakan Karakus, yerno de Akin Ozturk. El segundo es un exjefe de la fuerza aérea, también arrestado por ser uno de los principales sospechosos.

Turquía también detuvo el sábado en Erzurum, ciudad al noreste de Anatolia, a Muhammet Sait Gülen, sobrino del predicador, para interrogarlo bajo sospecha de estar vinculado a los responsables del golpe.

Su arresto fue decretado por la Fiscalía tras comprobarse que el sospechoso también podría estar involucrado en una supuesta filtración de preguntas de un examen de funcionarios en 2010.

La Fiscalía investiga si las redes vinculadas a la cofradía de Gülen filtraron a sus asociados o simpatizantes las preguntas de este examen, conocido como KPSS, que es necesario para acceder a la carrera del funcionariado y suscita cada año enorme expectación en Turquía.

Disolución de la guardia presidencial

Por otro lado, el primer ministro Binali Yildrim informó que será disuelta la guardia presidencial después de detener a casi 300 de sus miembros por el intento de golpe de Estado militar.

"Ya no habrá una guardia presidencial, no hay razón para ello, no es necesario", dijo Yildirim a la cadena A Haber.

Miembros de la guardia presidencial formaban parte del grupo que entró en la cadena estatal TRT durante el golpe, dijo Yildirim. Este grupo obligó a un presentador a leer un comunicado que declaraba la ley marcial y el toque de queda la semana pasada.

El jefe de gobierno turco añadió que 13,002 personas fueron detenidas, entre ellas 1,329 agentes de policía, 8,831 soldados, 2,100 jueces y fiscales y 689 civiles.

Un total de 5,837 permanecen detenidos, entre ellos 3,718 soldados y 123 generales.

Contra la Unión Europea

Por su lado, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a la Unión Europea (UE) de que su respuesta al intento de golpe de Estado muestra que "o tienen prejuicios o son incapaces de hacer una evaluación correcta".

En una entrevista con el canal de televisión galo "France 24", Erdogan invitó a los responsables de política exterior de la UE a "venir (a Turquía) para que les demos información" sobre las circunstancias del fallido golpe del pasado 15 de julio.

"¿Por qué solo se basan en los artículos de prensa para hacer sus evaluaciones?", se preguntó el presidente, quien también planteó a Europa "si apoya al golpe o a un Estado democrático".

Para Erdogan, los países europeos tienen derecho a criticar "pero no de forma sesgada", que es lo que sucede, a su juicio, cuando la opinión se forma "a partir de fuentes equivocadas".

Aunque defendió el estado de emergencia decretado en su país, pidió que se considere que lo sucedido el día anterior del golpe en Niza "fue un atentado terrorista ordinario, pero aquí ha habido un intento armado de golpe de Estado, y hay que diferenciar entre los dos. Alguna gente no hace esa distinción".

RELACIONADOS:Presos TurquíaMundo
Publicidad